Fútbol Internacional > POLONIA 2019

La sub 20 de Uruguay, entre las lágrimas de hoy y la esperanza de mañana

Uruguay se chocó otra vez contra el muro de octavos y contra un sudamericano que lo barrió del mundial; este lunes el revolcón fue duro, pero en la proyección debería seguir ganando

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2019 a las 05:04

“Que nos sirva esta experiencia para la vida, para lo que siga, porque somos muy jóvenes y aún hay más. A la gente debemos decirle que nos perdone, pero dejamos todo”. La reflexión de Ronald Araújo, con una madurez impropia para un joven futbolista de 19 años frente a la cámara de televisión, apenas concluido el partido y con lágrimas en los ojos, refleja las emociones de los uruguayos que fueron a Polonia a buscar el título del Mundial sub 20 y que vuelven a Montevideo sin sortear el primer cruce del mata-mata de la ronda final, tras caer 3-1 ante Ecuador.

El partido correspondiente a octavos de final fue el muro contra el que otra vez se dio Uruguay, igual que en cuatro de los últimos siete mundiales sub 20, que la selección jugó bajo la coordinación de Óscar Washington Tabárez.

En 2007, 2009, 2015 y en esta edición, Uruguay no pasó el límite de los 16 mejores, un listón demasiado bajo después que Uruguay consiguió instalarse con cero falta en la elite mundial.

El detalle que hace más pesada la carga de la eliminación, en este caso, es que Uruguay recorrió la primera fase invicto, con tres triunfos, siete goles a favor y uno solo en contra. Que empezó jugando el mejor fútbol que se le podía pedir, con un primer tiempo perfecto ante Noruega, y que de allí en más comenzó a perder la consistencia original, pese a mantener la ventaja en el marcador sobre sus rivales.

Este lunes, Uruguay fue el del segundo tiempo ante Noruega, Honduras y Nueva Zelanda. No pudo tener la pelota (Ecuador 60% de posesión), y cuando la tuvo en esos partidos y ante Ecuador, la administró con dificultades. Faltó juego colectivo por la banda derecha, donde tan bien interpretaron en el primer partido Busquets-Ginella-Brian Rodríguez. Además, el técnico no pudo apelar a Nicolás Schiappacasse en su plenitud, porque no estaba 100% recuperado de una lesión, según expresó el entrenador Gustavo Ferreyra previo al partido, y solo jugó los últimos 12 minutos, cuando la suerte de la selección ya estaba echada, luego que Ecuador había transformado el 0-1 en 2-1, y Uruguay había recurrido a estrategias que no suelen ser efectivas: ansiedad, apuro, desesperación, que vienen atado a descuidos defensivos para lograr lo que con organización no habían conseguido en 74 minutos.

Uruguay no pudo con Ecuador, incluso cuando tiene una estadística favorable, un invicto extenso de 19 partidos y en el Sudamericano de enero y febrero le había ganado dos veces, 3-1 en la serie y 1-0 en la ronda final. Sin embargo, en ese torneo Ecuador fue campeón y Uruguay no supo retener el título, aunque tuvo dos opciones para conseguirlo. Las malogró.

¿Sorprende que Uruguay quede eliminado en octavos? Sí por la forma en que había llegado a la fase de los 16 mejores. Sin embargo, el extécnico de la sub 20,Fabián Coito, había advertido previo al Sudamericano sobre el crecimiento de Ecuador. Un desarrollo que este lunes dejó en el lugar más incómodo a Uruguay, y que reafirmó una tendencia que se repitió en los últimos mundiales sub 20: los sudamericanos firmaron la sentencia de los celestes: en 2017, Venezuela en semifinales, Brasil en octavos de las ediciones 2015 y en 2009.

El Mundial cerró un ciclo para esta generación sub 20, que comenzó a los 15 años en el Complejo de la AUF y cuyo destino final tiene como proyección la selección mayor.

El aspecto positivo que deja el período de entre dos y cinco años de trabajo, es la formación que recibió un grupo de jugadores. En este equipo se proyecta futuro. Como en 2017, Rodrigo Bentancur y Federico Valverde, que ya están en la mayor, o en 2015 (Gastón Pereiro, Nahitan Nandez, Marcelo Saracchi), en 2013 (Diego Laxalt, Giorgian De Arrascaeta, Josema Giménez), 2011 (Matías Vecino), 2009 (Martín Campaña, Sebastián Coates, Nicolás Lodeiro) y 2007 (Luis Suárez, Edinson Cavani, Martín Cáceres).

Esta sub 20, dolida hoy por la prematura eliminación y un revolcón demasiado fuerte, proyecta futuro. Ese es lugar que queda iluminado.

El golero Franco Israel, que a diario practica con las figuras de la Juventus y lo entrena Cristiano Ronaldo con sus tiros libres.

El capitán y zaguero Bruno Méndez, que ya mostró su capacidad en la mayor -cuando lo llamaron de urgencia a actuar ante la baja de los titulares y suplentes- ante Francia y Brasil en noviembre pasado.

Ronald Araújo, a quien por algo se llevó Barcelona.

Y a Francisco Ginella, Juan Manuel Sanabria y Nicolás Acevedo, que tendrán que ofrecer mucho más de lo que mostraron hasta ahora si quieren ingresar en la órbita de la mayor donde se empieza a consolidar un mediocampo que parece tener vigencia para una década con Nandez, Torreira, Vecino, Valverde.

De los delanteros, el mejor por lejos fue Brian Rodríguez. Darwin Núñez cumplió con un par de goles y Nicolás Schiappacasse tiene clase pero llegó lesionado y eso complicó el potencial ofensivo de los celestes.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...