Cargando...
Luz del Alba Rubio en la asunción de Luis Lacalle Pou en el Parlamento

Nacional > DENUNCIA DE 124 MUJERES

La uruguaya que denunció por acoso a Plácido Domingo: "Quizás ahora recibiré menos insultos en las redes"

Luz del Alba Rubio denunció al cantante en 2018 y su enfrentamiento con él le causó varios problemas a nivel laboral

Tiempo de lectura: -'

17 de agosto de 2022 a las 16:55

La cantante de ópera uruguaya Luz del Alba Rubio fue una de las principales denunciantes en Estados Unidos de Plácido Domingo, el famoso cantante de ópera español, por varios casos de acoso sexual y abuso de poder.

En 2020, 124 personas testificaron contra el artista en una causa investigada por el sindicato estadounidense de artistas musicales (AGMA, por su sigla en inglés). El sindicato concluyó que Domingo era culpable de las acusaciones, y el cantante debió firmar una carta en la que desistía de volver a actuar en Estados Unidos, situación que llevó a que tampoco pudiese trabajar en España durante al menos un año y medio. 

Sin embargo, la situación no afectó a grandes rasgos la carrera de Domingo, que pidió disculpas por sus actitudes en 2021, aunque negó haber cometido delito alguno. El artista continuó con sus actuaciones, e incluso estuvo en Argentina en abril, donde este martes se lo vinculó con la secta que reclutaba personas en Argentina, Uruguay y Estados Unidos, y que ofrecía a mujeres para realizar servicios sexuales.

En 2022, un día después de la vinculación de Domingo con la secta, Luz del Alba Rubio cree que con esta noticia "ahora finalmente creerán" las acusaciones contra el intérprete español, luego de años en los que vivió lo que califica como "situaciones difíciles" por ser una de las únicas que "ha dado la cara", dijo a El Observador. "Quizás ahora recibiré menos insultos en las redes", agregó.

Rubio celebró que "en Italia se enteraron" de la denuncia reciente a Domingo y volvieron a invitarla a actuar en ese país, tras años de puertas cerradas en varios países por enfrentarse al cantante español, que maneja varios espectáculos a lo largo del mundo.

La cantante vive en Uruguay hace dos años, donde decidió quedarse por la salud de su madre y porque en el Sodre le habían ofrecido el cargo de directora del área lírica. Sin embargo, criticó que luego de una polémica con el Coro del Sodre, que denunció un cambio en el tono del himno que la mujer cantó en la asunción de Luis Lacalle Pou en el Parlamento, también le "cerraron las puertas" en el país, del cual se irá para volver a su casa en Estados Unidos.

"Para él, la mujer es una cosa"

Luz del Alba Rubio salió del país hace casi 30 años para cumplir su sueño de ser cantante. A principios de la década de 2000 se vinculó con Plácido Domingo, que la incluyó en varias de sus obras en Estados Unidos y con el que firmó varios contratos de actuación.

En esos años, Rubio relata que sufrió constantes acosos por parte de Domingo. En un momento de su relación laboral con el español, la artista trabajaba junto a otras cinco mujeres: "Nos perseguía a todas". Una de ellas, japonesa, "no pudo hablar por el sistema de su país, en el que hablan los hombres", y "tuvo que actuar con él en 2020". "Esto nos hace revivir muchas cosas", mencionó.

Según la cantante uruguaya, para Domingo "la mujer es una cosa", y aprovechó su poder y su capacidad de dar trabajo para acercarse a las mujeres, a las que en muchas ocasiones les ofrecía trabajo a cambio de relaciones sexuales. Para Rubio, esto fue un "modus operandi de toda la vida" por parte de Domingo, y entiende que hace más de 50 años que realiza acciones de este tipo. Rubio declaró que Domingo contrataba servicios sexuales, como los que contrató a través de la secta argentina. 

"Estaba obsesionado por mí porque siempre le decía que no, porque mi voz vale, no necesito tener sexo para tener trabajo", afirmó. "Cuando lo entendió, en 2004, me cerró las puertas". Rompió todos los contratos con la artista menos uno, en Los Ángeles, con la esposa de Plácido, Marta Domingo, cuando le quedaban seis semanas de actuaciones. "Fueron las seis semanas más humillantes de mi vida, me tuve que quedar sentada viendo como actuaba alguien en mi lugar".

Rubio remarcó que también la situación le cerró puertas en el resto del mundo, algo que entiende que pasa "cuando te enfrentás al rey de la ópera".

A pesar de esto, Rubio potenció la carrera de Plácido Domingo Jr., hijo del artista español, e incluso facilitó que este cantante actuara en Uruguay. "Los hijos no pueden tener la responsabilidad de los padres. Necesitaba trabajar, y sabía todo".

En 2016, solicitó ayuda a Domingo para volver a trabajar. A pesar de que invitó a su hijo a los espectáculos, y que el español le dijo que "cantaba como nunca", la invitó a cenar y la artista declinó la oferta. "Yo no quería ir a cenar, necesitaba trabajar", dijo. Tras el rechazo, dice que Domingo le volvió a cerrar las puertas.

La última vez que la cantante uruguaya tuvo contacto con el famoso cantante fue en 2019, en una gala del teatro neoyorquino MET, e incluso tiene una foto con él de ese encuentro. Un día después testificó sobre su historia a un abogado de Associated Press. "Le quise dar una última oportunidad, después de tantos años, para ver si se arrepentía de algo", lamentó.

"Está visto como un dios, idealizado. Duele que te miraba como un pedazo de carne. Ahí ves qué es lo que importa, si el artista o el depredador sexual", expresó.

Para Rubio, el cantante "disminuyó lo que pasó en Estados Unidos" y "aprovechó la confusión" de un sistema judicial diferente. "Dijo que no lo citó ningún juez y que no tiene ninguna condena. No hubo un juez porque no buscamos un resarcimiento económico, lo hicimos para dar un ejemplo, para que no vuelva a pasar", explicó la uruguaya.

"Andate"

Rubio cree que el entorno de la cultura uruguaya y las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y el Sodre, en especial el ministro de Educación, Pablo da Silveira, y el exdirector del Sodre Martín Inthamoussú le "cerraron las puertas" en Uruguay, país al que volvió en 2020 a cantar el himno nacional en la asunción de Lacalle Pou, y en el que se quedó con la promesa de ser directora del área lírica del Sodre, y por la salud de su madre.

"Hoy mi madre está mejor, festejamos su cumpleaños de 90 y me vuelvo a Nueva York, a mi casa", afirmó.

Rubio sostuvo que los problemas comenzaron con el himno. Fue la primera artista mujer en cantar el himno en un evento de esta índole. El coro protestó en un comunicado público y dijo que Rubio cambió la tonalidad que se utiliza para entonar el himno según la Constitución desde 1979, Si bemol mayor, a la tonalidad original de la canción, Mi bemol mayor.

"Lo metieron en una bolsa política, quise cantarlo como fue compuesto, no como impuso Aparicio Méndez, que lo cambió en dictadura", afirmó Rubio, quien puntualizó que luego de ese hecho se le puso "la mitad del Uruguay" en contra. "Lo armó el Coro del Sodre, que me crucificó", criticó la intérprete. 

Luego de eso, según Rubio, el Sodre cambió la oferta a Rubio de directora del área lírica a comandar un taller de Ópera Italiana del organismo, con un contrato de $3.433 por hora, con dos horas por mes, según el contrato que compartió a El Observador

Tras estas acusaciones se enfrentó a Pablo Da Silveira. Contó que luego de esta situación, el ministro le dijo: "Conmigo te serruchaste las patas". Fuentes cercanas al ministro Da Silveira afirmaron a El Observador que en el MEC nunca se le ofreció un trabajo de dirección a Rubio, aunque en 2021 se le contrató para un taller. También negaron que sus declaraciones a Rubio hayan sido de esa índole, aunque admitieron que el ministro sí le retiró la confianza a la artista por realizar declaraciones que no coincidían con la realidad al respecto de la oferta de trabajo en el Sodre.

Dos semanas después de su actuación en el Parlamento, Inthamoussú afirmó a El Observador que no se le ofreció ningún cargo ni está previsto que se integre" a la cantante. Sin embargo, en la edición del jueves 4 de marzo de ese año, él había dicho que le habían ofrecido que "se integrara al equipo de trabajo lírico". El Observador intentó comunicarse con el exdirigente del Sodre, pero no obtuvo respuesta.

Hoy Rubio imparte clases en una academia de música en Punta del Este, y maneja la fundación Punta Classic, también abocada a las artes. Explicó que "con $ 20.000 no se puede vivir", y aseguró que pasó dificultades económicas durante la pandemia, y amigas de su madre le compartieron "bolsas de arroz". 

La cantante se encuentra preparando "un documental" desde su visión "de lo que es Luz del Alba": "Una mujer fuerte que viene desde el fin del mundo. No tuve ni dinero, ni padrinos", indicó Rubio, quien quiere "el reconocimiento" de su país. "Tengo un hijo de 10 años y quiero que esté orgulloso", valoró.

El 25 de agosto la intérprete volverá a entonar el himno uruguayo, pero esta vez en Argentina, en la Embajada de Uruguay de ese país. Rubio cree que en Uruguay "la cultura no ha cambiado nada", y que por la "mentalidad pequeña" y la "envidia" que se maneja en ese ambiente, el sector "no va a crecer".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...