Motor > AUTOMOVILISMO

Lambiris: "El triunfo se estaba volviendo una obsesión"

El piloto uruguayo charló con Referí tras su histórico triunfo en el TC y dijo que donará su premio a una causa benéfica

Tiempo de lectura: -'

30 de julio de 2018 a las 05:00

Histórico, memorable e inolvidable. Así fue la victoria de Mauricio Lambiris (Ford) en el Templo de la Velocidad de Rafaela, Santa Fe, este domingo en el marco de la octava fecha del prestigioso y tradicional Campeonato Argentino de Turismo Carretera (TC).
Tras los festejos por el éxito conseguido, el uruguayo expresó a Referí: "Estoy muy feliz, no lo puedo creer, es increíble este triunfo. Haber podido ganar, que llegue en una carrera tan especial como la del Millón, haberla peleado como lo hicimos, y ganarle al campeón de la categoría es tremendo, todavía no caigo".

"Ya la serie fue importante porque avanzamos y luego se dio la posibilidad con el recargo a Werner de poder partir en la final desde el primer puesto, lo cual es un beneficio en una categoría tan competitiva como es el TC. Desde que me subí al auto pensaba solo en ganar la carrera, no había otro resultado que yo quisiera, y era ganar o perder todo", afirmó.

"Por eso fui en todo momento al cien por ciento, no me guardé nada y por suerte sirvió para que se dé el triunfo. Pudimos aguantarlo a Agustín hasta el final de la carrera, sabiendo que si él quedaba adelante iba a ser difícil poder pasarlo. Por eso en mitad de la final ya estiré por afuera hasta donde fue posible para seguir en punta cuando él había tomado la cuerda, y luego en la última vuelta sabía que él se podía tirar como hizo, pero también que si frenaba al límite como lo hice, se iba a tener que pasar de largo, y por suerte eso fue lo que pasó", comentó.

"A partir de ahí, entendí que me iba a devolver la posición como lo hizo, y la última media vuelta pude hacerla tranquilo. Vale mucho esta victoria porque se venía negando desde hace mucho por distintas situaciones, y me saco un peso de encima tanto para quedar habilitado para pelear el campeonato como también en lo personal, porque el triunfo se estaba volviendo una obsesión", admitió.

"El millón lo vamos a donar a una fundación de quinoterapia en beneficio de chicos que tienen problemas motrices, y ellos sin dudas lo necesitan más que nadie. Agradecido a todo el Team Gurí Martínez Surcam, a todo el grupo técnico que lideran Federico Raffo y Ariel Pérez, a Julián Adamo y su equipo de trabajo en los motores, a todo el grupo de mecánicos y por supuesto, agradecido a todos los amigos, a los uruguayos, a la hinchada de Ford, y en especial todo el grupo de sponsor y mi compañero de equipo Luciano Ventricelli que confiaron en mí para este gran proyecto", concluyó.

Comentarios