Cargando...
Bonomi y Heber han tenido cruces por temas de seguridad pública y del ministerio

Nacional > homicidios

Los argumentos por los que los blancos criticaban a Bonomi y que ahora usa Heber

Los actuales jerarcas del Ministerio del Interior utilizan argumentos que antes cuestionaban cuando los usaba Bonomi

Tiempo de lectura: -'

29 de diciembre de 2021 a las 10:19

El exministro del Interior Eduardo Bonomi solía hablar mucho con la prensa. La inseguridad fue durante muchos años la principal preocupación de los uruguayos y un día si y otro también el jerarca aparecía en los medios de comunicación dando explicaciones sobre actos criminales o para defender la gestión de la Policía. Aquellos argumentos, que eran duramente cuestionados por la oposición blanca, colorada e independiente, vuelven ahora a estar sobre la mesa cuando los homicidios se instalan nuevamente en el centro de la discusión pública. 

Palabras más, palabras menos, el actual ministro del Interior, Luis Alberto Heber, ha recurrido a los mismas explicaciones que el exministro frenteamplista para justificar determinados hechos. 

“Uno no puede prever que terminen asesinándose entre parientes o por la disputa de un perro”, dijo Heber este martes, en referencia a uno de los siete homicidios ocurridos este fin de semana de Nochebuena y Navidad. Y esa intervención generó la respuesta de anteriores jerarcas del Ministerio del Interior. 

"Bonomi tampoco podía (prever que asesinatos entre parientes) pero lo criticaron como si pudiera. No era tan fácil...", escribió en Twitter el exdirector de la Unidad de Comunicación de la cartera, Fernando Gil y remató: Háganse cargo. 

La dificultad para prevenir ajustes de cuentas entre bandas criminales, los problemas intrafamiliares y la capacidad de consumo de los uruguayos son algunos de los conceptos que Bonomi -o jerarcas de primera línea de su gestión- usó durante su gestión al frente del Ministerio del Interior, y que hoy vuelven a aparecer en boca del actual ministro, Luis Alberto Heber. 

El ministro reconoció este lunes ante los parlamentarios que ha habido “fines de semana que han sido duros” respecto a los números de homicidios y, además de indicar dificultades para prever esta situación, señaló que esto genera “un nivel de enfrentamiento y de violencia en la calle" que a quienes trabajan en el ministerio los tiene “bastante preocupados”, según consta en la versión taquigráfica a la que accedió El Observador.

La línea de los argumentos se ha extendido durante estos años acerca del homicidio por ajuste de cuentas, y de quienes diferencian los crímenes cuando se trata de un enfrentamiento entre bandas o personas por hechos puntuales. Cuando Bonomi fue interpelado el 18 de abril de 2018, dijo que “la explicación central” de los asesinatos es el “conflicto entre criminales”. Ahí se han parado ambos ministros durante sus gestiones.

En octubre de este año Heber habló en rueda de prensa luego de un doble homicidio en el barrio Las Acacias. “En la prevención que hace la policía es realmente imposible prever que mañana va a haber un problema de ajuste de cuentas entre bandas, que pasen estas cosas que tiren con armas automáticas y acribillen a muchachos de otras bandas”, señaló. 

En setiembre de 2012, Bonomi sostuvo que la mayoría de los asesinatos eran cometidos por familiares, parejas, amigos y vecinos. “A la sociedad uruguaya le cuesta reconocer que el espacio familiar, concebido para el afecto, la protección y el cuidado, en miles de hogares se transforma en el lugar de mayor riesgo para la integridad de sus miembros”, expresó.

Ya para febrero de 2013, señalaba que la mayoría de los homicidios eran por ajustes de cuentas entre delincuentes. El 40% de los muertos tenía antecedentes penales, indicó entonces. 

Algo similar manejó en las últimas semanas el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Santiago González. “Es muy difícil para la policía poder prevenir cuando una persona o un grupo de personas en un auto va a matar a otro”, señaló a En perspectiva (Radiomundo) en octubre de 2021. “Son muy difíciles. Cuando uno va con un nombre, un apellido, una cara, a matar, es muy difícil que se puedan prevenir los hechos”, dijo.

Los problemas familiares también eran utilizados por la administración anterior para explicar algunos delitos. “Si usted no es un delincuente que integra el crimen organizado ni tiene problemas familiares tiene pocas posibilidades de ser asesinado”, dijo el exsubsecretario del Interior Jorge Vázquez en junio de 2014. Agregó: “Yo diría que la mayoría de los ciudadanos de este país, si no están vinculados con la delincuencia, si no están vinculados al narcotráfico, y si no tienen problemas familiares importantes, tengan la seguridad (de) que nadie los va a matar”.

Esas justificaciones de la administración Bonomi eran muchas veces el centro de los cuestionamientos de la entonces oposición. El actual presidente Luis Lacalle Pou, por ejemplo, cuestionaba en febrero de 2018 la gestión del Ministerio del Interior. "Siempre se le echa la culpa a los demás. O cada vez que sucede un delito que termina en homicidio se le pone un título. Se degrada una vida humana al poniéndole que es un ajuste de cuentas", aseguró cuando era senador en diálogo con Telemundo. 

Bonomi ha sido uno de los ministros frenteamplistas más cuestionados por la oposición, respecto a la seguridad pública

El consumo y la prevención de la policía

Según Bonomi, las bandas de narcotraficantes, que tradicionalmente operaban en el mercado de la pasta base, ahora se disputan el de la cocaína, una droga de mayor precio, decía el ministro. “Y eso es consecuencia, quiéranlo o no, del aumento de la capacidad de consumo de los uruguayos, que pasan de la pasta base a la cocaína”, explicó en 2018.

En esa línea se expresó el ministro Heber, a inicios de noviembre de este año. “Hemos dado golpes duros a las bandas que han generado la desarticulación o debilitamiento de las mismas. Pero lo que pasa en este tema es que, cuando existe mercado y gente que consume, rápidamente se sustituye una banda por la otra”, explicó.

Las cifras de delitos han sido otro de los focos de discusión entre el oficialismo y la oposición. Depende cómo se miren los números, cada uno puede sacar conclusiones que favorecen a su posición. 

Mientras que desde el gobierno destacan la caída de un 16,7% de los homicidios en los primeros nueve meses del año en comparación con el mismo período anterior, en el Frente Amplio insisten en el aumento de 3,8% en la comparación del trimestre de julio-setiembre, en relación al mismo tramo de 2020.

El ministro insistió desde siempre en la baja en los delitos –incluidos los homicidios– como uno de los elementos más demostrativos del éxito de la gestión.

Uno de los aspectos en que oficialismo y oposición se mantuvieron firmes en estos meses, es en sus respectivas posturas acerca de si la pandemia incidió en el número de los delitos. Heber ha apuntado también contra el senador frenteamplista por ese punto, y esa discusión llegó incluso al presidente Luis Lacalle Pou cuando, al ser consultado por la prensa en julio de este año en Cerro Largo, lanzó: “¿Bonomi habló de eso?, ¿Bonomi?”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...