Mundo > Sociedad

Los países felices, los buenos y los peores

Todo se mide, incluso lo que hace reír a los corazones. Y en ese particular listado de la felicidad -un valor a la baja-, Argentina está en la cola de un sondeo en 28 naciones. Uruguay no está incluido.

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2019 a las 05:04

Javier Conde

Los países vistos como personas. Observados, interrogados, palpados, diagnosticados. Y clasificados como si de un amigo o vecino se tratara: tiene buen humor, de gran corazón, ni te acerques.

Institutos, consultoras y universidades se encargan de estos curiosos menesteres, y novedosos, porque lo que ha proliferado por décadas son esas cifras duras y nada expresivas de pibs y per cápitas, volúmenes y déficits, tan serias y tan ajenas.

No hay recetas para ser feliz y bueno, ni siquiera malo. De eso se encargan los políticos, o los que  hacen sus veces, con resultados buenos, regulares y malos. O catastróficos, como un Dorian que azota con furia y se olvida de seguir de largo.

La consultora Ipsos, fundada en París en 1975, que se ha expandido por todos los continentes durante estas cuatro décadas y se precia de brindar información precisa para la comprensión de la sociedad, es la autora del estudio sobre el estado de ánimo.

El sondeo realizado entre el 24 de mayo y el 7 de junio de este año, 1000 encuestados en unos países, 500 en otros, coloca a Australia y Canadá, ambos con 86%, en el tope de la lista de los países más felices de la Tierra, y tierra es lo que sobra en esas naciones grandísimas y desoladas: 3 o 4 personas por kilómetro cuadrado pero, eso sí, satisfechas de la vida.

Esa satisfacción, cuenta Ipsos, examinada en 29 items, privilegia  como detonantes de la felicidad la salud física y bienestar, las condiciones de vida, pasatiempos o intereses, la seguridad personal, sentir que la vida tiene sentido, tener control de la vida, tener más dinero, tener más amigos.

China (83%), Gran Bretaña (82%), Francia (80%), Estados Unidos (79%) , Arabia Saudita (78%), Alemania (78%) e India (77%) siguen en la lista en orden descendiente.

Y más abajo, en la cola, Rusia (47%), España (46%) y Argentina (34%).

Por años se creyó que Bután era el país más feliz de la tierra, como apunta el portal www.ethic.es. Guiado más por el Índice de Felicidad Nacional que el del Producto Interno Bruto, este reino budista en el Himalaya, de menos de un millón de personas, comenzó un proceso de modernización acelerado que trajo la televisión solo en 1999 e internet y, a la vez, agrandó las diferencias sociales.

Es probable que Bután, que no entra en las mediciones, sea ahora que se acerca al futuro menos feliz de lo que fue. En todo caso es una tendencia mundial: Ipsos midió un descenso de 2018 a 2019 de 6% en la felicidad: risas a medias, saludos corteses pero distantes.

Los países felices son, según el sondeo, grandes unos, ricos todos, disímiles entre sí y, la mayoría poderosos y muy poderosos. ¿Dará felicidad el poder, aunque no se confiese?

¿Y, otra pregunta, felicidad y bondad, van juntos? Porqué no hay una coincidencia manifiesta entre ese índice de la Felicidad Nacional y el  índice del Buen País que inventó el consejero político británico Simon Anholt y mide la contribución de cada nación al bien común de la humanidad y a la salud del planeta.

Este índice aplica 35 items de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y otros organismos internacionales. En una de sus primeras listas, Irlanda, los países nórdicos, Suiza, Nueza Zelanda, Reino Unido y Bélgica figuran en el tope de la bondad.

Dos listas con variaciones sensibles entre los felices y los buenos, salvo  los  británicos a pesar de Boris Johnson, o gracias a sus excentricidades en algún caso. El más bueno por Sudamérica es Chile, destacando Uruguay en cuanto a sus niveles de paz y seguridad internacional.

Cómo no todo es felicidad y bondad, hay otros listados que ubican “a los malos”, para simplificar. En estos tiempos del #MeToo, el Instituto de Georgetwon para la mujer, la paz y la seguridad, con la colaboración del Instituto de Investigación de Paz de Olso,  clasificó en 2018  a aquellas naciones que son las peores para la vida de la mujer.

El estudio escruta en relación con la mujer situación financiera, el uso de los teléfonos móviles, el porcentaje de puestos en el gobierno ocupados y las cifras de empleo. También la situación legal de la mujer y la vigencia de disposiciones discriminatorias.

Siria, junto con otros países asiáticos y varios africanos, están en la cabeza de ese ranking. En contraposición, los países europeos lideran los mejores lugares para las mujeres, por todos los avances en las áreas analizadas: Islandia, Noruega, Suiza, Eslovenia, Finlandia y España: que es escasamente feliz pero será por otros motivos.

El país mejor ubicado en América Latina es Ecuador (42 entre 125 países), seguido de Costa Rica (52), Nicaragua (58) Argentina (58) y Uruguay (60).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...