Fútbol > DÓNDE ESTÁ PARADO NACIONAL

Nacional, Decurnex y los entrenadores: después de Ligüera, ¿qué…?

En silencio, Nacional contempla cómo avanza Ligüera en Primera para definir su proyecto para 2021; ¿qué pasó en la interna del club en los últimos cinco meses con los nombres de los candidatos?

Martín Ligüera en el último clásico que dirigió, en 2020

Tiempo de lectura: -'

24 de marzo de 2021 a las 14:47

Eduardo Domínguez (enero-marzo 2019), Álvaro Gutiérrez (marzo-diciembre 2019, campeón y no renovó), Gustavo Munúa (enero-octubre 2020), Jorge Giordano (octubre 2020-marzo 2021) y desde hace dos días es el turno de Martín Ligüera, quien debuta este miércoles a la hora 21.15 ante Boston River en el Gran Parque Central.

Ese fue el registro del presidente de Nacional, José Decurnex, sobre los técnicos que eligió para el proyecto deportivo del club. Con pocos puntos de contacto entre unos y otros, salvo los dos que iniciaron cada ciclo (Domínguez en 2019 y Munúa en 2020), Ligüera aparece en escena y realizará su debut como entrenador de Primera división tras dos temporadas con el equipo de Tercera.

Después de los dos o cuatro partidos que dirigirá en forma interina, ¿Qué sucederá con Ligüera? La pregunta, que responden los hinchas en largos debates en grupos de Whatsapp o en charlas de amigos, y con la defensa de gustos personales instalada en cada comentario, también se instala en el seno de la comisión directiva: después de Ligüera, ¿qué…?

El tema del entrenador es un asunto que en Nacional lo manejan directamente el presidente Decurnex y su manager deportivo, Iván Alonso. Esa es la mesa chica del área deportiva del club que también integran el vicepresidente Alejandro Balbi, el dirigente José Fuentes y, hasta el domingo, Giordano, que era la que analizaba temas que luego elevaba procesados a la directiva. Así ocurrió cuando llegó Domínguez, y un año después con Munúa.

En ambos casos, el presidente, asesorado por Alonso, apostó por un proyecto deportivo con una fuerte aspiración a la promoción de juveniles y a un trabajo a largo plazo. En ninguno de los dos casos resultó. Porque los triunfos son más que triunfos en los equipos grandes, y porque perder el título para Nacional en 2019 significaba el tricampeonato en el Uruguayo para Peñarol. En 2020, dos finales (Intermedio con Liverpool en alargue y el Apertura ante Rentistas) mocharon el camino de Munúa.

Los nombres que Nacional manejó en 2020

Cuando en octubre se fue Munúa, en la mesa consideraron seis nombres: Guillermo Almada, Pablo Repetto, Eduardo Acevedo, Daniel Carreño, Álvaro Gutiérrez y Martín Lasarte. Querían entrenadores uruguayos. Ya no buscaban extranjeros, como cuando comenzó el ciclo de Decurnex en diciembre de 2018. Con algunos hablaron, con otros no.

Pablo Repetto tiene contrato en Liga de Quito

Para unos no fue ni es el momento de volver a Uruguay y económicamente no están comprendidos en las posibilidades de salario que puede pagar Nacional, como los casos de Almada y Repetto, con quienes tuvieron contacto.

Guillermo Almada dirige a Santos Laguna

Para otros, tampoco es el momento. Con Gutiérrez hablaron tras la salida de Munúa, en octubre, mientras se desarrollaba el interinato de Giordano. Era el candidato número uno, pero no arreglaron.

Martín Lasarte, desde febrero dirige a la selección de Chile

Lasarte fue el nombre que algunos sugirieron, pero nunca llegaron a realizarle un planteamiento formal. Desde febrero es el entrenador de la selección chilena.

Eduardo Acevedo, tras un pasaje por Chile volvió a Defensor Sporting

En ese momento, Eduardo Acevedo dirigía en Chile. Actualmente es el técnico de Defensor Sporting.

El que estuvo a punto de ser técnico de Nacional fue Carreño. Así como tantas veces un entrenador se queda sin equipo y un club cambia de técnico y se encuentran los dos caminos, en esta ocasión por una semana Carreño no fue técnico de Nacional.

El lunes 12 de octubre Carreño asumió como técnico en el Parque Viera. El jueves 15, Munúa era cesado en Nacional.

Si Carreño hubiera estado disponible, sería por estos días el entrenador de Nacional, siempre y cuando ganara, porque si ocurría lo mismo que con Giordano, también lo habrían cesado.

Daniel Carreño tiene contrato con Wanderers

¿Por qué Carreño reunía el perfil y era el segundo candidato, después de Guti? Porque trabajó en el club, porque suele apostar a los juveniles, porque en Nacional tiene una amplia cantera para elegir y porque tiene espalda, por su pasado en el club, con el que fue campeón.

¿Puede ser Carreño el técnico de Nacional para 2021? No. Tiene contrato con Wandererers hasta el 31 de diciembre y no tiene cláusula de salida.

El lunes, como en octubre cuando cesaron a Munúa, después de la designación interina de Ligüera, otra vez estuvo el tema de los candidatos a técnico de los dirigentes para la temporada que comenzará a fines de abril: el Uruguayo 2021, en el que Nacional puede defender el tricampeonato si consigue retener el título en las próximas dos semanas.

Para este interinato el único nombre que manejaron fue el de Ligüera porque es el único que conoce al plantel y que en dos semanas no tendrá que descubrir mucho de jugadores que ya dirigió en Tercera y otros con los que jugó.

El tema es: después de Ligüera, ¿qué? El nombre lo decidirá Decurnex, pero en la charla informal que mantuvieron después de la directiva del lunes en Los Céspedes, estuvieron los mismos candidatos que en todo 2020: Gutiérrez, Almada y Repetto. Ya no están Carreño, Acevedo ni Lasarte porque tienen equipo.

Almada y Repetto tienen contratos en el exterior que Nacional no puede absorber. Solo razones personales que los impulsen a regresar a Uruguay pueden acercarlos a la dirección técnica tricolor. Hasta junio no es el caso de ninguno, ambos tienen contrato, Almada en Santos Laguna de México y Repetto en Liga de Quito.

¿Y Gutiérrez?

Es el nombre que cuenta con el visto bueno de la mayoría para ser entrenador de Nacional.

Cuando en diciembre de 2019 dijo que no a su continuidad fue por el desgaste emocional que había implicado alcanzar el título de 2019.

"Estaba muy estresado…", "no estaba capacitado para estar rápidamente otra vez con una responsabilidad tan grande como es dirigir a Nacional. Preferí tomarme un tiempo", dijo a Referí en abril de 2020.

No hubo razones económicas, no hubo razones de proyecto deportivo, dijo el entrenador. Durante tres meses, en el cierre de esa temporada, había estado sometido a una presión muy alta y necesitaba espacios para recuperarse.

Álvaro Gutérrez fue campeón dos veces con Nacional

Ahora lleva 15 meses sin dirigir, desde diciembre de 2019. Nacional lo fue a buscar en octubre pasado, cuando renunció Munúa, y no hubo acuerdo.

Consultado este miércoles por Referí acerca de si puede volver a dirigir a Nacional, no cerró las puertas, pero fue muy claro: busca un proyecto que lo seduzca.

Así fue la charla:

¿Cuándo volverá a dirigir?

Cuando encuentre un proyecto que me seduzca deportiva y económicamente, y estén las condiciones dadas para trabajar. 

¿Por qué no aceptó volver a Nacional en octubre?

¿Quién dijo que no acepté?

Entonces, ¿no lo quisieron?

Esa pregunta no la voy a responder, queda en la charla que mantuvimos con los dirigentes.

¿Puede volver a Nacional?

Si se dan esas condiciones de las que le hablé, de un proyecto que me seduzca deportiva y económicamente y estén dadas las condiciones para trabajar, sí.

Gutiérrez, dos veces campeón del Uruguayo con Nacional tras levantar a su equipo de situaciones extremas, dejó planteada su aspiración de regresar a trabajar, pero en los últimos 15 meses no coincidieron los proyectos deportivos y ofertas económicos de Nacional y del entrenador. Decurnex tendrá que afinar su plan si quiere a Guti, el técnico que piden los hinchas.

En el seno de la directiva y en el último año de mandato, quieren apostar por nombres conocidos, por eso la lista hoy se reduce a Repetto, Almada, Gutiérrez y quedó abierta la opción de Ligüera, a la espera de ver cómo resulta su trabajo.

¿Qué pasa con Ligüera?

Que el interinato de Ligüera se transforme en definitivo dependerá de los resultados. Lo mismo que ocurrió con Giordano. Si gana el Uruguayo, tiene todos los boletos para seguir. 

¿Es la mejor decisión deportiva? Esa es la evaluación que está realizando el área de fútbol después del intento frustrado con Giordano, cuando se quedó sin secretario técnico y sin entrenador. Desmanteló toda la estructura deportiva en cinco meses.

Según supo Referí, Ligüera habló a principios de este año con el coordinador de divisiones juveniles del club, Sebastián Taramasco, y le dijo que el 2021 tenía que ser su año de consolidación y que necesitaba otro desafío. El desafío lo tiene delante.

Lo que debe resolver Decurnex es si es Ligüera el técnico definitivo que quiere para su proyecto deportivo para 2021, aunque después sean los resultados los que definan la continuidad del entrenador.

Paralelamente se abre un nuevo escenario: Nacional ingresó en año electoral, y ese es un asunto que altera la vida institucional en todos los clubes deportivos.

De todas formas, lo que tienen claro en Nacional es que si Ligüera gana el Uruguayo y sigue adelante con su aspiración de tener un desafío grande en 2021, será el técnico de Nacional. No hay otro candidato. Ni Gutiérrez.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...