Fútbol > CRISIS EN LA AUF

Nacional le retiró la confianza al Ejecutivo de la AUF

El representante del club Julian Moreno deberá presentar renuncia al órgano que preside Ignacio Alonso

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2019 a las 15:07

La comisión directiva de Nacional se reunió este sábado en sesión extraordinaria y decidió retirar la confianza al Comité Ejecutivo de la AUF que preside Ignacio Alonso porque se siente perjudicado por los arbitrajes en los últimos dos partidos del torneo Clausura, frente a Peñarol y Defensor Sporting.

De esta forma, los delegados del club en la Asociación no participarán de las sesiones del Congreso de la AUF ni en las sesiones del Consejo de Liga Profesional de Primera división, según informó la institución en su cuenta de Twitter.

Por lo tanto, el representante tricolor en el Ejecutivo, Julián Moreno -quien viajó con la selección a Tel Aviv- tiene que presentar renuncia a su cargo. También Aldo Gioia, de la Mesa de Primera división.

Las últimas semanas fueron intensas en la interna de Nacional. La primera repercusión en contra de los arbitrajes sucedió después que el árbitro Andrés Cunha y sus asistentes no validaron un gol lícito de River Plate frente a Peñarol en la fecha 11. El partido terminó con triunfo aurinegro por 1-0.

El encuentro se jugó el sábado 9 de noviembre y el domingo había rumores de que Nacional le iba a quitar la confianza al Ejecutivo. Sin embargo, el lunes se reunió la directiva y resolvió pedirle una reunión "grave y urgente" al Ejecutivo. El club estaba "preocupado por los hechos recurrentes que se han suscitado de un tiempo a esta parte, de pública notoriedad", decía el comunicado.

La reunión se llevó a cabo el martes 12 en la sede de la AUF, cinco días antes del clásico. Por el club participaron el presidente José Decurnex, el vicepresidente Alejandro Balbi y el delegado Eduardo Ache; por la Asociación el presidente Alonso, los neutrales Gastón Tealdi, Andrea Lanfranco y Jorge Casales, y Sergio Pérez Lauro, presidente del Colegio de Árbitros.

Después del encuentro, Decurnex expresó que querían tener "esta discusión con quienes entendemos son el fiel de la balanza y la garantía para que eso pase y terminemos un campeonato como se debe de terminar. Lo más importante es que hubo un diálogo muy abierto y profundo”.

El domingo 17 se disputó el clásico que terminó 0-0, pero envuelto en una gran polémica porque el árbitro Leodán González no cobró un claro penal del defensor de Peñarol Jesús Trindade contra el delantero de Nacional Pablo García.

El martes hubo reunión de directiva y el miércoles el club emitió un comunicado en el que pidió el cese inmediato de las autoridades del arbitraje: del director del Departamento de Arbitraje Darío Ubriaco, del funcionario de la AUF y presidente del gremio arbitral Marcelo De León y de los integrantes técnicos de la Comisión de Árbitros.

Audaf (gremio de los árbitros) respondió a través de otro comunicado que no iba a ceder a las presiones y que se mantenía alerta. La Asociación no contempló el pedido de Nacional y archivó el pedido del club.

El jueves pasado Nacional se enfrentó a Defensor Sporting en el estadio Franzini por la fecha 13 del Clausura. Llegó a ese partido como líder del Clausura y de la Tabla Anual. Empezó ganando 1-0, pero cuando estaban 1-1, el árbitro Pablo Giménez no sancionó un penal del jugador violeta Mauricio Gómez en perjuicio del delantero tricolor Thiago Vecino. Lo tomó claramente de la camiseta.

Nacional terminó perdiendo ese encuentro y con dos jugadores expulsados. Los dirigentes que se encontraban en el partido intentaron pasar al vestuario de los árbitros, pero no se lo permitió la seguridad local. Al cabo de la fecha, con la victoria de Peñarol ante Fénix -donde hubo otra jugada polémica que favoreció al aurinegro-, Nacional quedó dos puntos abajo del aurinegro en el Clausura y uno abajo en la Anual, con dos jornadas por disputarse.

"Listo. Hasta acá" fue la reacción institucional en Twitter cuando el encuentro contra Defensor aún no había terminado.

El presidente Decurnex regresó este sábado desde Lima -no estuvo presente en el Franzini- y se llevó a cabo la reunión de directiva en la casa del dirigente Pablo Durán. Allí se hizo efectiva la resolución que empezó a circular el domingo 10 de noviembre, quitarle la confianza al Ejecutivo. Con esta decisión, Julián Moreno deberá presentar su renuncia al cargo y la representación alba quedará acéfala en el Ejecutivo.

Ahora le toca mover a Nacho Alonso.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...