Fútbol > CLÁSICO DEL INTERMEDIO

Ni en un clásico sin hinchas es posible que todo transcurra en paz; ¿quiénes son los violentos?

Con insultos, agravios, incidentes e intentos de pelea entre dirgientes, funcionarios y "allegados", porque son los únicos que pueden acceder a los partidos, protagonizaron el espectáculo que el fútbol uruguayo quiere desterrar

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2020 a las 21:22

Un partido sin público en Uruguay no es garantía de que todo transcurra en paz, sin violencia, ni incidentes. El pasado lunes, la Comisión de Disciplina de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) envió a la “lista negra” a dos representantes de Danubio, autorizados a ingresar a los partidos por el club.

Este domingo, los protagonistas fueron los dirigentes, funcionarios y personas autorizadas por Peñarol y Nacional para ingresar al Campeón del Siglo, donde se disputó el clásico del Torneo Intermedio.

En un partido caliente, que se resolvió con victoria 3-2 a favor de Peñarol, con polémicas, errores y fallos arbitrales, que finalmente terminaron torciendo el resultado para los aurinegros, quienes accedieron a las tribunas alimentaron la violencia.

Además de los 11 dirigentes y tres delegados que pueden acceder a los partidos, ingresan cinco “integrantes de otros órganos y allegados”. El resto de los que pueden ingresarn son funcionarios: futbolistas, entrenadores, sanidad, utilería, prensa y personal logístico. Nadie más pudo ingresar al Campeón del Siglo.

Sin embargo, estas personas identificadas fueron protagonistas de reiterados insultos y agravios a los árbitros que bajaron y retumbaron en el estadio vacío desde los dos sectores de la tribuna en la que compartían las personas autorizadas de los dos grandes.

Por curioso que resulte, los dirigentes y “allegados” fueron tristes protagonista del espectáculo violento y agresivo de la tribuna, en la que por seguridad fueron separados con una valla. Como si se tratara de barrabrava, los privilegiados espectadores que este domingo pudieron acceder al Campeón del Siglo, fueron separados por una valla en el pasillo, y en el único lugar en el que no había separación, en la zona de butacas, intentaron avanzar para insultarse y violentarse.

Sin que nada extraño se observara en el campo en ese momento, en el minuto 60, sorpresivamente quienes ocupaban el sector tricolor comenzaron a reclamar al unísono al árbitro: “Dos penales nos robaste, dos penales nos robaste. ¿Dónde se vio?”.

Los dirigentes de Nacional fueron los protagonistas de esos reclamos y Pablo Durán el que más enérgicamente reclamaba, tanto que se acercó contra la cancha y le gritaba al árbitro, en una actitud indisimulable. Los allegados de Nacional estaban enardecidos con el juez y a varios de ellos poco les importó mojarse por la lluvia que caía en el estadio aurinegro.

A los 77 minutos, como si se trataran de hinchas de la tribuna y no dirigentes ni representantes de la institución en un partido a puertas cerradas, los allegados de Peñarol comenzaron a cantar como una barra de aliento, y se hicieron sentir.

Dos minutos después, tras una jugada de gol de los tricolores, lo mismo sucedió con los dirigentes y funcionarios de Nacional, que cantaban con organización de barras de aliento.

A medida que se acercaba el final, la tensión llegó al punto más crítico cuando el partido ya estaba 3-2. En el momento que expulsan a Gabriel Neves, varios allegados a Peñarol se acercaron hasta el sector de la platea contra el túnel, porque el futbolista de Nacional se tenía que ir por ahí. Una lluvia de insultos recibió el jugador, que se fue callado. Al menos así se vio desde la tribuna.

Lo que no demoró fue la reacción de los de Nacional, quienes, separados por una valla en el pasillo, por donde se podía transitar, avanzaron unos metros por el sector de las butacas, donde no había separación. También se acercaron los de Peñarol. Finalmente, la seguridad de los dos clubes tuvo que intervenir para calmar los ánimos.

La bronca tricolor en la tribuna siguió con el penal que Giménez cobró para Peñarol. Tras el final del partido y los incidentes dentro del campo de juego, desde el sector de los albos esperaron la salida de la cuarteta arbitral para hacerle sentir su malestar por su actuación.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...