Cargando...
Uruguay va por el primer paso al Mundial

Rugby > ELIMINATORIAS

Para arrancar, una final: qué esperar del decisivo duelo de Los Teros ante Chile por eliminatorias al mundial de rugby

Los Teros arrancan la eliminatoria enfrentando el domingo en el Charrúa a Chile, en un partido decisivo

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2021 a las 05:04

Hace menos de dos años que terminó aquel inolvidable Mundial en el que Los Teros cumplieron su objetivo de shockear al mundo. En el medio pasó muchísimo, especialmente una pandemia que también en el deporte trastocó los planes de todos. En cambio, lo que no pasó fue actividad de Los Teros: aunque la selección volvió a la cancha con la denominación de Uruguay XV en el Sudamericano 2020, la selección absoluta, con su integración total, nunca volvió.

Lo hace ahora, sin casi calentamiento: tras un amistoso ante Argentina XV hace dos semanas, le toca el clásico ante Chile por el Tres Naciones Sudamericano, que representa el inicio del camino a las Eliminatorias al Mundial de Francia 2023.

Es un salto sin red: a diferencia de la eliminatoria de fútbol, por ejemplo, en el que hay un torneo de 18 fechas que da margen para altos y bajos, este es casi a todo o nada: el que gane tendrá el N°1 de Sudamérica para la siguiente etapa eliminatoria, mientras que el que pierda deberá luchar con Brasil por el N°2. En realidad eso ya es un paso hacia adelante respecto a las anteriores clasificatorias, en las que solo avanzaba un equipo a las siguientes etapas, lo que agranda la esperanza de tener dos equipos (tres con Argentina) en la Copa del Mundo.

Y la verdad es que Uruguay y Chile tienen argumentos para hacerlo. Más de Los Teros, es cierto, con un proceso que lleva ya cinco años con Esteben Meneses y que para esta segunda parte pretende subir un escalón más y afianzarse en el nivel de Georgia, Samoa o EEUU. La novedad es la de Chile, que tras mucho tiempo decidió iniciar un plan de alto rendimiento serio, y para ello apeló como Head Coach al uruguayo Pablo Lemoine, que hizo un proceso muy similar al frente de Los Teros en el inicio de la revolución del Centro Charrúa, que derivó en la clasificación a Inglaterra 2015.

Lemoine conoce a Los Teros, pero Los Teros también conocen a Lemoine. Y todos los de afuera los conocemos a los dos: ya sea con titulares, suplentes o con Peñarol y Selknam, se han enfrentado muchas veces en los últimos años. Y todos los partidos han tenido características similares: partidos cerrados al extremo, con mucha batalla en el contacto, pelotas lentas, muchas formaciones y poco juego.

Ese es el juego que le conviene a Chile. Por eso no es casualidad que los chilenos hayan tenido una leve superioridad en los últimos partidos: el de febrero de 2019, el último entre ambos seleccionados principales, fue victoria 20-5 de Uruguay, pero luego empezó el vaivén: una victoria de Selknam ante Peñarol (en el Charrúa) en el único partido de la Superliga 2020 antes que llegara la pandemia (15-13), otra de Chile ante Uruguay XV en el Sudamericano 2020 (22-21, también en Montevideo), una de Peñarol en la primera fase de la Slar 2021 (22-26 en Santiago), otra de Selknam en Montevideo en la segunda fase (27-17) y finalmente la revancha aurinegra en las semifinales (17-14).

Chile se sacó de encima esa inferioridad anímica con la que entraba a jugar ante los equipo uruguayos, y a la vista está, sabe cómo jugar. Pero todos los duelos anteriores tienen una diferencia con el del domingo: esta vez Los Teros tienen a todo su potencial, salvo la ausencia de su estrella de Castres Santiago Arata. Se incorporaron 11 jugadores que militan en las ligas de Francia, Italia y Estados Unidos.Y la la nueva mezcla de jugadores de Peñarol con los del exterior mostró un muy alto nivel en el único amistoso previo, la victoria 42-26 hace dos semanas, la más amplia de la historia ante el segundo equipo argentino. 

Si Uruguay repite ese partido, tiene todas las de ganar. Pero está claro que eso fue un amistoso y el partido del domingo involucra otra presión, agrandada por el hecho de que Uruguay es el local y el favorito.

Ahí es donde ingresa uno de los grandes activos de estos Teros: la experiencia y la cohesión como grupo. Este grupo tiene unas cuantas finales y partidos definitorios encima. Como han dicho una y otra vez los referentes de este plantel: “Nadie ha jugado tantas finales como nosotros”. Y para eso es que esta semana se sumó al equipo Juan José Grande, el psicólogo deportivo que acompañó al equipo en todos los momentos clave, y que siempre hace hincapié en la necesidad de sacarse el "complejo uruguayo de hermano menor" y siempre apostar un poco más hacia arriba. Eso, en esta eliminatoria, significa clasificar como Americas 1, tras haber sido el 2 en 2019 y el clasificado por repechaje en 2015. Claro esta, para eso, primero hay que ganarle a Chile.

Otra de las grandes prioridades de Meneses en estos años ha sido formar un grupo sólido y unido, con un grupo de líderes amplio y diverso. Eso se ha visto en estas dos semanas en las que el plantel entró en una nueva burbuja sanitaria, ahora en el Regency de Zonamérica (pedido por los jugadores como amuleto pero además por sus amplios espacios verdes) a medida que se iba completando el plantel, y de hecho se vio en el partido ante Argentina XV, en el que los de afuera rápidamente se acoplaron a la base que disputó la SLAR con Peñarol, al punto que no parecía el primer partido juntos en casi dos años. 

Por eso, en este duelo sin misterios, las prioridades están claras: Chile apostará a un juego lento, para frustrar a Uruguay y lastimarlo después con sus herramientas ofensivas, mientras que Los Teros buscarán poder largar todo su volumen ofensivo y de pelota rápida. Para eso se apoyarán en una nueva identidad defensiva y de formaciones fijas trabajadas por Peñarol en la Slar. De hecho, ese fue el mayor aporte de la superliga para el rugby uruguayo: el hincapié en el trabajo físico y la intensidad defensiva.

“Queríamos mejorar al jugador físicamente en el contacto, estar muchísimo más fuertes y a partir de esa mejora trabajar la defensa, que empezara a ser un eslabón grande de este equipo”, explica a El Observador el entrenador Meneses. “Creo que se cumplieron con creces. la defensa fue uno de los pilares de Peñarol, era un equipo que tenía bien claro a qué jugaba y cómo. Eso nos permite tener una competencia de un plantel que se juntó con 11 jugadores que están afuera y que se adaptaron muy bien”.

Los Teros tienen las armas para ganar y avanzar. Como tantas veces, tendrán que tener la jerarquía y el convencimiento para ponerlo en la cancha.

Para escuchar

Entrevista a Esteban Meneses, DT de Los Teros

Espacio de Referí con Andrés Vilaseca, capitán de Los Teros

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...