Polideportivo > LA VUELTA DEL DEPORTE

Pía y Déborah: sueños olímpicos que tienen prioridad para volver a la pista

Las atletas ya tuvieron contactos con la Secretaría de Deporte y esperan la autorización para volver a su lugar de entrenamiento; mientras, se las ingenian para entrenar en sus casas

Déborah Rodríguez en la Pista de Atletismo Darwin Piñeyrúa del Parque Batlle

Tiempo de lectura: -'

26 de abril de 2020 a las 05:03

Los días en el encierro para Déborah Rodríguez y María Pía Fernández transcurren en cintas para correr y en bicicletas fijas en sus hogares, mientras esperan que la Secretaría Nacional de Deporte (SND) apruebe la apertura de las pistas de atletismo para que puedan volver al tartán, su hábitat natural de entrenamiento, y el que no han pisado desde las medidas adoptadas por el gobierno contra la propagación del coronavirus.

Cuando el Ministerio de Salud Pública y la Presidencia de la República dispongan la vuelta del deporte, una de las primeras medidas que tomará la SND será que las atletas de élite que están en pleno proceso olímpico puedan retomar los entrenamientos en la pista de forma exclusiva.

Déborah y María Pía son las únicas mediofondistas que están en el país y en medio de su ciclo clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo año.

Una de las dos tendrá una plaza segura en los JJOO, porque el Comité Olímpico Internacional asegura dos lugares para el atletismo (un hombre y una mujer por país), aunque las dos pueden clasificar con sus marcas y no necesitan invitación.

El secretario Nacional de Deporte, Sebastián Bauzá, lo anunció en declaraciones a Referí al hablar de los deportistas olímpicos, entre ellos ambas atletas. “Tenemos los casos de María Pía (Fernández) y Déborah (Rodríguez) que pueden comenzar a entrenar solas”, señaló.

Aún no tienen fecha confirmada para la vuelta, pero si la intención del gobierno que las incluyó entre las prioridades para el regreso a los entrenamientos.

¿Por qué las atletas? Porque la forma en que se desarrollan sus entrenamientos, individuales, le permitirán ser los primeros en regresar, incluso con la opción que le abran la pista del Parque Batlle exclusivamente para ellas.

Esperan el llamado

Las atletas indicaron a Referí que están en contacto con la nueva SND y que saben que existe la posibilidad de volver a la pista en breve.

Déborah, quien estaba en Estados Unidos, donde entrenaba, y decidió venirse a Uruguay para estar junto a su familia y más tranquila, tuvo una comunicación con Bauzá en la que el jerarca le trasmitió la intención de abrir la pista. “No manejamos tema de fechas, pero él dijo que lo quiere hacer con extrema rapidez por todo este tiempo que estuvimos sin poder hacer trabajos específicos por la cuarentena”, contó la atleta que se especializa en los 800 metros.

Déborah Rodríguez en la Pista de Atletismo Darwin Piñeyrúa del Parque Batlle

Por su parte, Pía expresó: “Es muy importante que nos dejen seguir entrenando (en la pista) porque si no se pierde muchísimo”.

Por estos días, al igual que los deportistas, cumplen con el aislamiento voluntario.

Déborah tuvo que realizar una cuarentena obligatoria al regresar a Montevideo. “Estuve tres semanas encerradas en casa, sin poder salir, y sin poder encontrar la accesibilidad para poder entrenar en las mejores condiciones”.

Luego, siguió manteniéndose en forma encerrada. “Me compré una cinta y tenía una bicicleta fija, unas pesas en casa y estuve haciendo lo más que pude”.

A pesar del ejercicio diario, una atleta de élite nota la ausencia de la pista. “No es lo mismo entrenar en la cinta que salir a correr a la calle o poder entrenar en la pista, pero creo que en este momento lo más importante es poder respetar las normativas del país en cuanto a la seguridad, cumplir con mantener la cuarentena y estar en casa”, dijo Déborah.

La atleta no pisa el tartán desde que dejó Estados Unidos. “Eso, obviamente perjudica”, dijo sobre su estado físico. De todas formas, no es algo que hoy le preocupe debido al aplazamiento de los Juegos para el año próximo. “Para lo que es la preparación, igualmente tenemos tiempo porque todavía no hay expectativas de cuándo va a comenzar la temporada de competencias”.

Pía, especialista en 1.500 metros, por su parte, lleva más de 40 días sin entrenar en pista. Cuando saltó el coronavirus en Uruguay y se suspendieron los Grand Prix en el país y en la región, con su entrenador Sebastián Allende acataron el cierre de las pistas.

Pía Fernández Déborah Rodríguez en la Pista de Atletismo Darwin Piñeyrúa del Parque Batlle

Luego, cuando se confirmó que se postergaba Tokio 2020, cambiaron la estrategia y dejaron de lado la puesta a punto que estaban haciendo pensando en los Grand Prix y pasaron a un período general de entrenamiento. “Cuando se suspendieron los Juegos hice un pequeño receso, volvimos al período general, a hacer mucho fortalecimiento, pero sacando el impacto. Porque al saber que no iba a haber competencias, aproveché para hacer aeróbicos en bici, elíptica y demás”, contó la atleta que va por su primera cita olímpica.

La atleta trabajó aspectos que “a veces son débiles” y quedan un segundo plano en épocas de competencia, como la flexibilidad, la fuerza y la movilidad.

Por estos días, Pía está en Trinidad y tiene la posibilidad de ir al gimnasio Kraft Training, de su entrenador, que está cerrado al público pero que se lo abre para que pueda entrenar en solitario. Además, en su casa hace bici fija y pesas. “Estamos dejando al cuerpo que se recupere un poco porque fue un año largo, veníamos cargando, y hay que volver a descargar para volver a planificar de nuevo cuándo vamos a estar a punto”, comentó.

La importancia de la pista

“Hago lo que puedo y con lo que tengo”, dijo Déborah sobre sus entrenamientos, quien consideró que sería “muy importante” poder volver a correr. “Entrenar en la pista de atletismo me va a dar una facilidad enorme y esperemos que se arregle lo antes posible”, señaló.

La atleta que fue olímpica en Río 2016 reconoció que su estado de forma “no es el mismo” al que tiene en condiciones normales, sin la alteración que provocó la pandemia, pero eso no le quita el sueño. “No estoy preocupada porque voy a tener tiempo para ponerme en forma y voy a llegar en buenas condiciones. Mi entrenador también confía en eso. Hay que seguir entrenando como se pueda, con lo que se tiene, y ojalá que lo de la pista se solucione cuanto antes”, comentó

Pía coincidió con la importancia de volver a su lugar de entrenamiento habitual. “Para nosotros es fundamental porque somos atletas de pista. Los entrenamientos de pista son los que te dan calidad, te mantienen a ritmo”, señaló. “Si bien este año es bastante complicado, porque sabemos que no va a haber competencias, hay que entrenar y evaluar en pista porque sabemos que son entrenamientos que no se pueden sacar de otra forma que no sea en ese lugar”.

Pía Fernández

El estado de forma disminuye al no correr, al no poder salir a trotar a la calle y al no hacer trabajos intensos en pista, dijo la atleta de Flores. “Pero estamos tratando de que lo que se pierda sea lo menos posible y de fortalecer otras cosas para cuando vuelva, poder estar fuerte, bien, y que llegar a mi 100% no cueste tanto”, comentó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...