Cargando...
Laguna Merín. (Archivo)

Nacional > US$ 10 MILLONES

Laguna Merín: proyectan que dragado tendrá un costo de entre US$ 8 y US$ 10 millones

Autoridades uruguayas y brasileñas ultiman pasos para concretar el dragado de la Laguna Merín

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2022 a las 12:23

Una delegación uruguaya encabezada por el subsecretario de Transporte, Juan José Olaizola, visitó Brasil este martes y miércoles para avanzar en la concreción del dragado de la Laguna Merín para la hidrovía entre Uruguay y Brasil, obra que conectaría al este y noreste del Uruguay con el puerto de Río Grande do Sul. A falta de estudios técnicos y ambientales, las autoridades de ambos países ya planifican el llamado a licitación para comenzar las obras, confirmó Olaizola a El Observador.

La intervención se realizará en el Canal San Gonzalo, que conecta a la Laguna con el Océano Atlántico, y tendrá un costo de entre US$ 8 y 10 millones, detalló el subsecretario.

Según Olaizola, el proyecto dará una salida fluvial hacia el océano desde Brasil a las producciones del este y el noreste del país, lo que repercutirá en una "mejora de los costos logísticos" del sector. Entre las principales exportaciones de la zona se encuentra la soja, el arroz, la madera y los fertilizantes, detalló el subsecretario.

También aportará la posibilidad de "sumar tierras" disponibles para la agricultura y la ganadería en los alrededores de la Laguna, agregó.

El jerarca resaltó que el dragado se engloba dentro de un plan de desarrollo del este y noreste uruguayo que tiene el gobierno, que también incluye la construcción del puente La Charqueada, que unirá Rocha con Treinta y Tres, y las obras de renovación de la Ruta 6, que conecta Montevideo con Rivera hasta la frontera con Brasil.

La delegación nacional se reunió con el nuevo ministro de Infraestructura brasileño, Marcelo Sampaio, el secretario nacional de Puertos, Mário Piova, y autoridades de la Agencia Nacional de Transportes Acuáticos (Antaq, por sus siglas en portugués). Los brasileños ya tienen un grupo de trabajo formal conformado entre las autoridades de estos organismos desde mayo para avanzar con el proyecto.

Los pasos a seguir

La idea ya tiene un estudio de factibilidad económica realizado por una consultora privada y presentado en abril de 2022, que está a consideración de las autoridades de los dos países y del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que apoyará la propuesta. 

El paso siguiente será el de actualizar los estudios técnicos y ambientales. Luego de ello, en alrededor de un mes, se realizará una audiencia pública sobre el proyecto ante el Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil, encargado del "seguimiento de la ejecución presupuestaria y financiera del país", indica el organismo en su página web.

Si el tribunal aprueba la propuesta se comenzarán los trámites para el llamado a licitación en el que se dará la obra en concesión a una empresa privada que pagará los costos con un plazo de cesión todavía no definido.

Olaizola aseguró que los plazos de la obra estarán más claros luego de pasar por la audiencia del Tribunal de Cuentas de la Unión.

La reunión de febrero

El dragado de la Laguna Merín se enmarca dentro de la intención de ambos gobiernos de potenciar las utilidades de ese afluente, una idea que fue pactada por primera vez entre los presidentes Eduardo Víctor Haedo y João Goulart en 1961. En ese entonces la idea era potenciar una hidrovía en la laguna. En 1977 se formó la Comisión Mixta Uruguayo-Brasileña para el Desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín.

En 2019, durante el último gobierno frenteamplista, se había acordado el dragado de dos canales de la Laguna, a cargo de Brasil, y la construcción de un puerto en la desembocadura del Río Tacuarí, en Cerro Largo, a cargo de Uruguay, pero el proyecto se estancó.

Para Olaizola, la reunión entre el presidente, Luis Lacalle Pou, y su par brasileño Jair Bolsonaro en febrero de 2021 fue clave para reflotar el proyecto, a lo que se suma la "voluntad" de "actores privados" de la producción y empresas portuarias.

El mandatario uruguayo pidió a Bolsonaro que se priorizara el dragado de la Laguna, y en noviembre de 2021 el país norteño lo incluyó en su Programa de Parcerias de Investimentos (Programa de Asociación de Inversión), en el que engloba las obras de infraestructura prioritarias para el país. Esta acción desestatizó la obra, lo que permitió que se avance por la vía de una licitación a privados.

Con las elecciones nacionales de Brasil en el horizonte cercano (se realizarán en octubre), desde Uruguay no están preocupados por la posibilidad de que un cambio en la dirección en el gobierno –si Lula da Silva sucede a Bolsonaro en el poder– altere los planes del dragado. "No hemos encontrado voces discordantes", afirmó Olaizola.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...