Cargando...
Ricardo Glenn, 31 años, clave en el título del Larre

Básquetbol > EL JUGADOR EN LLAMAS

Ricardo Glenn, el obrero que ganó el primer título de su carrera con Larre Borges

Nació en Detroit pero a los 11 años, por seguridad, su familia se radicó en Georgia, se graduó en negocios, jugó en Europa, llegó a Biguá en 2016 y tras dos años afuera de las canchas Larre Borges lo fue a buscar y lo sacó campeón

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2021 a las 05:04

Nació en Detroit, es hijo de un camionero y una enfermera, se graduó en negocios, jugó en Ucrania, Hungría, Países Bajos y Argentina, desembarcó en Uruguay en 2016 sin saber ni cómo pronunciarlo y en el humilde Larre Borges ganó, a los 31 años, el primer título de su carrera.   

Ricardo Glenn es un obrero del básquetbol. Uno de esos extranjeros de equipo con un rol bien definido y un espíritu combativo. Meter cortinas, defender duro, tomar rebotes y anotar los puntos que sus compañeros le generen.  

“Nunca me preocuparon las estadísticas, yo solo quiero jugar y ganar”, dice a Referí, en el hotel Regency donde lo alojó la dirigencia de Larre Borges.

Glenn, que en Uruguay jugó en Biguá, Aguada y Capitol y que en 2018 ya había disputado El Metro en Unión Atlética, llevaba dos años afuera de las canchas. Primero por el covid y luego por el nacimiento de su hijo que tiene seis meses. 

Elegido mejor extranjero de El Metro 2021

Está casado y vive en Carolina del Norte. Pero en realidad es un hombre de mundo. Como Detroit es un lugar muy peligroso, cuando era niño la familia se mudó a Georgia y cuando desarrolló su talento para jugar al básquetbol fue reclutado por la Universidad Upstate de Carolina del Sur.

“Creo que ahora está más peligroso Detroit, nosotros nos mudamos cuando tenía 11 años. Hay mucha pobreza, robos, drogas. Gente que quedó desempleada y por la desesperación sale a robar y eso generó una bola de nieve porque el que lo conoce ve que eso es fácil y sale a hacer lo mismo. Está todo fuera de control. Solo podés ir si conocés a alguien y aún así es peligroso. En Sudamérica nunca me sentí en riesgo, el único lugar que me atemorizó fue cuando jugamos en Franca con Aguada y pasamos por una favela. En Uruguay se ven muchos robos de autos pero nunca me sentí en peligro. El único lugar donde tuve problemas es en la cancha cuando algún hincha se enoja”, dice.   

Se graduó Negocios pero planea ser entrenador en el futuro

“Crecí con toda mi familia viviendo en el mismo vecindario. Éramos de clase media, gente trabajadora que vivía al día. Mi padre es camionero y mi madre enfermera. De niño jugué al fútbol americano, pero con 14 años pegué un estirón tremendo pasando de 1,79 metros a 2,03 m”, expresa. 

“Amo el básquetbol, me paso mirando todo el tiempo. Cuando llego de los partidos los vuelvo a ver a las 2 AM. Miro básquetbol universitario, NBA, Euroliga. Si me tengo que quedar con uno elijo la NBA por que mi ídolo era Kobe Bryant”, recuerda. 

Sin embargo, el jugador con el que más se identifica es con Kevin Garnett. “Es mi jugador favorito por la intensidad y pasión con la que jugaba. Cuando juego y grito es por él. No porque lo imite sino porque me surgió naturalmente por mirar tanto sus videos”. 

“Mi equipo de universidad era chico, pero muy bueno. Estuvimos un par de años peleando el título. Llegamos hasta semifinales. Después, en Países Bajos llegué a una final y acá con Larre Borges logré el primer título de mi carrera, por eso es tan especial. Mirá todos los años que me costó ganar, por eso siempre le digo a mis compañeros que no es fácil, al nivel que sea hay que disfrutarlo por lo que cuesta”. 

En la final de El Metro ante Stockolmo fue imparable

Una lesión por estrés en un hueso del pie lo llevó a una recuperación de un  año para poder entrar a la universidad. “Fue clave para poder desarrollarme físicamente. El cambio del liceo a la universidad es muy grande en Estados Unidos”.

“Por suerte no tuve que utilizar mi título y espero no hacerlo”, confiesa con una sonrisa. “Me gustaría entrenar para formar jóvenes talentos cuando me retire”. 

El jueves retornó a su hogar, en Carolina del Norte: 17 horas de viaje

El básquetbol le permitió hacer una carrera internacional, formar una familia y comprarse una casa en Carolina del Norte. 

“Cuando me dijeron de venir a jugar de Sudamérica pensé que acá solo se comían tacos. Nunca había oído hablar de Uruguay y pensé que solo se comían tacos, como en México. Pero cuando vine me di cuenta de que lo que se come acá es asado, chorizo, fritas, chivitos. Ustedes sí que comen asado”, expresa a las risas. 

Temporada 2016-2017 con Biguá, ante Dane Johnson de Larre Borges

Tras jugar la temporada 2016-2017 con Biguá, pasó a Peñarol de Mar del Plata, retornó al Pato, jugó en Aguada en la temporada 2018-2019 mientras que en la temporada 2019-2020 llegó como recambio de Capitol hasta que el torneo se suspendió por la pandemia de coronavirus.  

Con Aguada, arrancó la temporada 2019-2020 hasta ser cortado

“En Aguada me sentí bien, creo que hice un buen trabajo aunque me cortaron. Pero no puedo decir nada porque salieron campeones. Fue una decisión estratégica y jugar con sus hinchas fue una experiencia increíble. Es una hinchada que nos hizo ganar varios partidos cuando el equipo estaba bajo de energías”, dice. 

En las semifinales de El Metro pudo volver a sentir el calor de la gente. Esta vez el empuje de Larre Borges. 

"Creo que El Metro es más duro que la Liga: hay solo un extranjero, más jugadores jóvenes y todavía hace más frío”.

“Fue maravilloso volver a jugar con público. Larre Borges es uno de los mejores clubes donde jugué en Uruguay. Héctor y Javier (Assir) se preocuparon por darme todas las comodidades fuera de la cancha. Adentro ya conocía a Demian Álvarez de Aguada, tenemos química y armamos un equipazo”. 

“Tuve una gran temporada, pero la clave estuvo en cómo manejó el equipo el entrenador. Es todo su crédito y el de mis compañeros”, expresó sobre el rol de Mathías Nieto, quien fue elegido como el mejor DT del torneo.


 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...