Espectáculos y Cultura > "ACTO ÍNTIMO"

Rompiendo las barreras del teatro

El actor ibérico Santi Senso llega a Uruguay con un calendario repleto de actividades y una nueva manera de concebir el arte

Tiempo de lectura: -'

19 de septiembre de 2015 a las 05:00

Definir o adjetivar los "actos íntimos" parece una traición. Un intento por asir algo tan multiforme, tan imprevisible, que se resiste, rehúye las etiquetas que se le imponen. ¿Un género teatral? ¿Una práctica? ¿Una herramienta? Rápidamente, se los podría concebir como una propuesta que apela a los sentimientos, que rompe los cánones del teatro convencional, pero la caracterización peca de insuficiente. Al transmitir el concepto detrás de los "actos íntimos", su creador, el actor español Santi Senso, utiliza las palabras de su público.

"Para definir siempre comunico lo que me dicen los 'habitantes' de los 'actos íntimos', para quienes es un fórceps emocional, como si yo fuese una matrona que saca los sentimientos que están ahí, las vísceras que están acorazadas. Eso es lo que se produce en los actos entre aquellos valientes que se atreven a compartir su vulnerabilidad", comenta a El Observador durante su pasaje por Uruguay, que comenzará con un workshop para artistas e interesados, a realizarse hoy y mañana.

Para Federico Pouso, diseñador uruguayo y vestuarista de los "actos íntimos", estos pueden ser definidos como una expresión movilizadora, que "depende mucho del estado en el que esté la persona y del momento en el que lo viva. Nunca son iguales".

Y agrega: "Yo tuve una experiencia muy reveladora con los 'actos íntimos', pero no como una especie de guía o de gurú, sino como una introspección. Los actos hablan mucho de eso, una búsqueda interna, estar conectado con uno mismo, con el ambiente, con las personas a nuestro alrededor".

Cada uno de los elementos que constituye estos montajes escénicos, aunque se repitan en el teatro tradicional, adquieren una nueva identidad. Los espacios pueden alejarse de lo usual, permitiendo que las obras se desarrollen en casas particulares, habitaciones de hotel, molinos, cuevas y barcos, o pueden, en cambio, resignificar escenarios típicos.

"La puesta en escena se adapta al espacio al que vamos, pero no es un teatro a la italiana, donde los espectadores están en un patio de butacas, sino que ellos forman parte. El patio, en ese caso, se mantiene, pero los espectadores también están con sillas, en el piso, sentados, en el escenario o en movimiento por el espacio. Es maravilloso sentir el olor, el sudor, el no atreverse a mirar a los actores por miedo, inseguridades o prejuicios", agrega Senso.

La extensión del acto también varía, pudiendo ir desde 30 segundos hasta seis horas, con un público igual de variado. "He hecho actos ante 700 u 800 personas, ante 30 y ante una sola", señala el actor español, al tiempo que precisa que los partícipes no son espectadores. Son "parientes de los personajes, habitantes de ese espacio, viajeros que caminan por un lugar desconocido en el que nunca se sabe qué va a suceder", dice.

Aunque no existe guion, con diálogos y acciones pautadas, sí se parte de un argumento, una idea primigenia que mueve la acción y la lanza a un universo donde queda a la merced de Senso, sus colegas y su público. "Normalmente tomamos clásicos, Don Juan Tenorio, Romeo y Julieta, Hamlet, El Marqués de Sade. Todos tenemos algo de esos personajes porque siguen presentes, son coetáneos, contemporáneos nuestros".

Según comenta Senso, la desnudez también cumple un rol importante de los "actos íntimos", funcionando como una suerte de requisito para poder alcanzar la desnudez emocional. "En los actos me desarraigo de mi etiqueta, de mis corazas, para que el que asiste no vea al personaje y después a Santi, sino que me vea directamente. Ahí es donde está el verdadero clásico del ser humano".

Un acto inspirado

A pesar de su trabajo con los desnudos, la obra que Senso presentará en Uruguay durante octubre, El descanso de Caronte, también integra vestuarios ideados por Pouso. "No queríamos trabajar con marcas ni con cosas nuevas. Fue todo siempre desde el reciclaje y la reutilización de prendas. Si bien la obra trata el clásico griego, trabajamos desde el modernismo, desde el minimalismo", señala el diseñador, reafirmando la necesidad de que el vestuario no se convirtiera en un protagonista, sino que acompañara los movimientos de la expresión.

Aquí, el clásico es Caronte, aquel personaje de la mitología griega encargado de trasladar a las almas desde la orilla de la vida hasta la muerte, sin llegar él mismo a alcanzarla. No obstante, esta vez, el barquero opta por descansar de su labor, obligando a los hombres a vivir eternamente y desatando en los espectadores una letanía de cuestionamientos.

"Es un homenaje o una dedicación que le hago a mi abuela, que tiene 94 años", comenta Senso sobre el "acto íntimo", que contará con la participación de la cantante Gia Love.

"Mi abuela ya no me dice que quiere morir, ella quiere descansar porque está agotada de vivir. Era una persona muy útil que trabajó en el campo, crió a muchos hijos y nietos, y ahora no puede levantarse de la cama, ahora la tienen que lavar y duchar. Esa dramaturgia, ¿quién la puede ensayar? ¿Quién puede pactar lo que va a pasar? Es imposible ensayar una emoción, un sentimiento".

La línea, de esta forma, la tiende la aceptación de la vida, requisito para poder enfrentar el advenimiento de la muerte. "Somos responsables no de haber nacido, sino de lo que hacemos acá. Pienso que hay que hacer las cosas con, para y desde el amor", agrega el actor.

Las reacciones del público, tan variadas como las formas que adoptan los "actos íntimos", involucran risas, llanto, incluso miedo o aprensión. "Aunque las respuestas siempre son diferentes, lo que he visto con esta obra es que despierta un deseo de replantear todo. ¿Qué hacemos acá?, ¿qué estamos dejando?, ¿queremos ser eternos? Esta es una pregunta que parece muy tonta, pero cuando un personaje te da la oportunidad de ser eterno, tenés que revolver muchas cosas internas", comenta Pouso.

Pese a que Senso se ha desempeñado en el cine y la televisión, los actos son su manera de comunicarse, compartirse y aportar. "Los 'actos íntimos' me mantienen vivo, porque yo me enriquezco y me alimento de la vulnerabilidad compartida", señala el español, parte de una misión de generosidad que lo ha llevado a recorrer España y a explorar nuevos parajes. "Yo estoy enamorado de Uruguay, y ahora voy a ver si Uruguay está enamorado de mí".


Agenda


#INVADIRnoSINviolarNOS. Un acto íntimo que se fusionará con la elaboración de una obra del pintor Guillermo García Cruz, el 24 de setiembre en el Centro Cultural España.

Charla. Diálogo con artistas escénicos en el Instituto Nacional de Artes Escénicas el 30 de setiembre.

El descanso de caronte. "Acto íntimo" a representarse el 2 y 9 de octubre, en el Teatro Tractatus.

Masterclass. Intercambio con bailarines, cantantes y actores en el Congreso Internacional de Comedia Musical del Uruguay el 15, 16, 17 Y 18 de octubre.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...