Nacional > Elecciones 2019

Sanguinetti reactivó a la vieja guardia colorada y van a la carga con "Batllistas"

En el nuevo grupo estarán, entre otros, Luis Hierro, Luis Mosca y Didier Opertti

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2018 a las 05:00

Los ojos de la política miraron este lunes nuevamente hacia el dos veces presidente de la República Julio María Sanguinetti cuando puso un pie en el despacho del senador nacionalista Luis Lacalle Pou, donde también lo esperaba el senador Jorge Larrañaga. Sanguinetti fue a intentar dejar la semilla de una coalición de cara a las elecciones de 2019, con la esperanza de que empiece a germinar. No tan lejos del Parlamento, en la sede del Partido Colorado, otra semilla comenzó a germinar ese mismo lunes y también tuvo como sembrador al expresidente. El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese partido aprobó el sublema "Batllistas" para que la agrupación de Sanguinetti pueda utilizarlo en las próximas elecciones, indicaron a El Observador fuentes del Partido Colorado.

"Batllistas" deberá ser ahora aprobado por la Corte Electoral y será la agrupación oficial que tendrá a Sanguinetti a la cabeza, acompañado de nombres que no le son para nada ajenos a la historia política más o menos reciente del país. Entre ellos, por ejemplo, se encuentran el exvicepresidente de la República, Luis Hierro López, que ocupó ese cargo durante el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005) y Luis Mosca, exministro de Economía durante el segundo gobierno de Sanguinetti (1995-2000) y que había sido subsecretario del mismo ministerio en su primera presidencia (1985-1990).

En la vuelta de Sanguinetti como un corredor más de la carrera electoral también lo acompañará Didier Opertti, ministro del Interior durante los tres primeros años de su segundo mandato y canciller desde que dejó la cartera de seguridad hasta el fin del gobierno de Batlle (2005). También integra las filas "Batllistas" el constitucionalista Ruben Correa Freitas, quien fue entre 1995 y el 2000 titular de la Oficina Nacional de Servicio Civil.

Lea también: Sanguinetti quiere plantar una semilla en el campo blanco

La vuelta de Sanguinetti en un momento en el que el Partido Colorado busca un líder claro, no lo tendrá, dice él, como precandidato presidencial, sino que la intención del exmandatario es encabezar una lista al Senado. En ese retorno a los actos, las charlas con vecinos o reuniones con líderes de otros partidos también transita junto a políticos que tienen bancas coloradas en el Parlamento, como los diputados Germán Cardoso, Tabaré Viera y Conrado Rodríguez.

Quien también se perfila, pero como precandidato presidencial, es el economista Ernesto Talvi, a quien Sanguinetti definió como "brillante, buen comunicador y con una muy buena propuesta educativa". Según dijo Sanguinetti entrevistado en el programa Uruguay Debate de Cableplus, Talvi tiene "bastante resuelta su candidatura".

En esa misma entrevista, Sanguinetti dijo que nunca abandonó la vida del partido pero que en los últimos días adquirió un mayor protagonismo porque un grupo de batllistas lo fueron a ver para pedirle que "los coordinara, los orientara y los agrupara". "Después de que se fue Pedro (Bordaberry) mucha gente quedó en el aire", sostuvo y agregó: "De un lado quedó Amorín, pero en el medio hay gente que no está muy clara. Intento darle animo a mucha gente colorada recordando que tenemos un gran compromiso y que si el Partido Colorado crece lo que tiene que crecer va a haber cambio político en el país. Si no, es muy difícil".

Hace poco más de dos semanas, Sanguinetti volvió a la charla de barrio en una reunión abierta para vecinos en la que también habló el dirigente Gustavo Osta. El expresidente dio comienzo de esa forma a las actividades de "Batllistas", que por ese entonces no tenía la aprobación del CEN de su partido. Ahora solo le resta esperar a que la Corte Electoral lo apruebe y definir cómo estará integrado el Comité Ejecutivo de un sector en el que participa mucha gente que estuvo activa en los años del retorno a la democracia.

Comentarios