Fútbol > EFECTOS DE LA PANDEMIA

Las selecciones juveniles uruguayas: de las agendas ordenadas a la incertidumbre por la vuelta tras la pandemia del coronavirus

Las selecciones sub 17 y sub 20 tenían el cronograma para 2020 avanzado, con amistosos y torneos internacionales planificados

La selección uruguaya sub 20 comenzó a preparar el Sudamericano de enero el 2 de marzo, pero los entrenamientos se supendieron por la pandemia del coronavirus

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2020 a las 12:17

Las selecciones uruguayas sub 20 y sub 17 de fútbol comenzaron a entrenar el 2 de marzo con dos objetivos: los campeonatos sudamericanos de enero y marzo 2021, respectivamente. Los cuerpos técnicos tenían la planificación avanzada para los trabajos de este 2020, con partidos amistosos y participaciones de torneos internacionales incluidas, pero la pandemia mundial del coronavirus los obligará a replantearse la hoja de ruta y reprogramar las actividades para cuando el covid-19 lo permita. 

El cronograma anual de la selección sub 20 estaba “bastante avanzado”, dijo a Referí el técnico Gustavo Ferreyra. Los jugadores preseleccionados iban a entrenar, como es costumbre, tres veces por semana en el Complejo Celeste y, además, ya estaban pactados partidos preparatorios contra Honduras, Chile, Perú y estaban por agendarse con Argentina y Brasil. Además, Uruguay iba a participar del torneo internacional L’Alcúdia, en Valencia, España. Pero todo se cayó. 

Diego Demarco, quien venía trabajando en la sub 15, asumió como entrenador de la selección sub 17 y tendrá a la orden a una generación de futbolistas que ya conoce: los dirigió en la sub 15 hasta el Sudamericano de Paraguay a fines de 2019. El cronograma del año marcaba una gira por Hungría en agosto, amistosos internacionales con selecciones de América, participar del torneo L’Alcúdia y un posible viaje a Francia. 

Demarco cree que hay que esperar “que pase” la pandemia y que “haya claridad” para poder rearmar los calendarios de forma segura. “Vamos a tener que esperar que los jugadores empiecen a entrenar en sus clubes y después de un tiempo, capaz que un mes, volver a armar la preselección”, dijo a Referí

Ferreyra, en tanto, lamentó que los jugadores “van a perder un montón de experiencia” por estos meses de inactividad y que uno de los factores principales que tienen los futbolistas en su formación es la competencia, que, al menos durante medio año, no la tendrán, estimó. 

“Ni siquiera pienso en una fecha. Solo deseo que esto pase, que los niños retomen la actividad y que no pierdan el año lectivo”, Alejandro Garay, entrenador de la selección sub 15, sobre la vuelta al fútbol. 

Las selecciones uruguayas hacen un trabajo constante durante todo el año en el Complejo Celeste que, según el entrenador, ayuda a “crecer como equipo”. Hay otras selecciones, como la brasileña, que planifican el trabajo en microciclos: se juntan unos días antes de los partidos a entrenar y “por un tiempo no se ven”. Pero esta fortaleza que tiene el proceso juvenil se transformó en una debilidad por la pandemia: “Seguramente nos afecte estar separados y no poder juntarnos”, explicó Ferreyra. 

Sin pelota

El cuerpo técnico de la selección sub 17 le envía a los jugadores las rutinas de entrenamientos, pero ellos optan por seguir los ejercicios que les marca el club en el que juegan, según Demarco. Y los jugadores tratan de cumplirlo de acuerdo al confort y al espacio que tienen en sus hogares, los que son del interior, dijo, tienen “más libertad para moverse”. 

Demarco –que como todos los funcionarios de la Asociación de Uruguaya de Fútbol está en seguro de paro– hace reuniones virtuales con los jugadores a través de Zoom. “Son reuniones sociales para ver cómo les está yendo, cómo se sienten, cómo van los entrenamientos”, detalló. En los primeros días de la emergencia sanitaria esas reuniones virtuales eran charlas tácticas, pero luego el entrenador consideró que eran innecesarias porque le faltaban el complemento de los trabajos en cancha.

Los entrenamiento de la selección uruguaya sub 17 comenzaron el 2 de marzo, pero se suspendieron por la pandemia del coronavirus

Ferreyra destacó que los seleccionados de la sub 20 están “aprovechando el tiempo” aunque sea con trabajos virtuales. Pero hay algunos aspectos para los que se necesita el trabajo en cancha: “Para mejorar un remate, un pase, un perfil orientado hay que entrenarlo”, enumeró.

El cuerpo técnico está a las órdenes de las necesidades que surjan a los jugadores y tienen contacto directo con ellos, contó Ferreyra. El entrenador reconoció que para su trabajo está limitado porque no hay actividad en los clubes: “Nosotros basamos mucho el armado de los equipos en el rendimiento de las competencias de los clubes”. 

Se vence el seguro de paro de Ferreyra y la AUF no resolvió qué pasará con él 

Gustavo Ferreyra, técnico de la selección uruguaya sub 20

Los funcionarios de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), incluidos los cuerpos técnicos de las selecciones uruguayas, están en seguro desde el pasado 1° de abril. A Gustavo Ferreyra, el entrenador de la selección sub 20, le corresponde ese subsidio estatal hasta mediados de mayo porque ya había estado durante cuatro meses y medio luego de los Juegos Panamericanos de Colombia que se jugaron entre enero y febrero. 

“Cuando a nosotros se nos terminan los contratos que van desde período a período, por lo general pasamos un tiempo sin contrato porque estamos en ese impasse a ver si renovamos o no. Hice uso del seguro cuando volvimos de los Juegos Panamericanos hasta que renovó el contrato por otro período más”, explicó Ferreyra a Referí su situación. 

El analista de video de la selección, Ignacio Lapetina, no pudo acceder al subsidio porque le faltaron 15 días para llegar a los seis meses necesarios. “Estamos esperando si nos dan algún tipo de solución, se lo cubre de alguna manera, o la AUF se hace responsable. No sabemos”, informó Ferreyra sobre la situación de su compañero. 

Incertidumbre por los sudamericano

Los sudamericanos para los que se comenzaron a preparar estas selecciones son los que clasifican para los mundiales de Indonesia (sub 20) y de Perú (sub 17) y los técnicos están expectantes de sus posibles soluciones, pese a que la Conmebol aun no se pronunció. 

Ferreyra y Demarco coinciden en que no es momento de suspender estos torneos. “Hay tiempo. Si esto se pudiera reabrir sobre agosto o setiembre, el tiempo alcanzaría para prepararse”, explicó el entrenador de la sub 17. El entrenador de la sub 20 también cree que hay tiempo para prepararse, pero dijo que por ahora “nadie puede afirmar nada” y que “la incertidumbre es grande”. 

“Hay que analizar la situación en cada uno de los países para ver en qué está cada uno, para poner una fecha de comienzo de actividades y después fijar el comienzo del torneo sudamericano”, opinó Ferreyra. 

La selección sub 15, en cambio, compitió hasta diciembre en el Sudamericano de Paraguay y ahora comenzará un nuevo proceso de la mano de Alejandro Garay, que dirigía la sub 17. La planificación de la categoría más chica del proceso de selecciones incluía para este año un scouting de los juveniles –la etapa en que se conoce a los jugadores– y algunos partidos internacionales. El fútbol se detuvo por la pandemia cuando solo se habían jugado cinco partidos en los clubes. 

“Estamos en foja cero”, admitió Garay a Referí. “Ni siquiera pienso en una fecha. Solo deseo que esto pase, que los niños retomen la actividad y que no pierdan el año lectivo”, agregó el entrenador.

Alejandro Garay, entrenador de la sub 15, dijo que el regreso al fútbol será escalonado

Garay visualiza el retorno a las actividades como algo “muy lejano” y anticipó que se va a dar de forma escalonada: primero volverán los jugadores profesionales, luego los de las divisiones juveniles más grandes y por último los más chicos. 

Vista la situación en las selecciones juveniles, queda claro que los cuerpos técnicos, que tenían la agenda de este año ordenada, tendrán que reprogramar las actividades y adaptarse a los calendarios que fije la Conmebol y la FIFA. “Hay que esperar que pase este momento, que haya claridad de comenzar de forma segura”, dijo Demarco que cree que hay que tener un plan B y C de planificación por los cambios que surjan. El técnico comentó que los jugadores también padecen la incertidumbre: “No es muy motivante, aunque tienen que estar fuertes para hacer los trabajos”. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...