Selección > SELECCIÓN

Suárez otra vez al quirófano por una lesión de rodilla, y el suspenso de si llega a la Copa América

Como en Brasil 2014 por la rodilla izquierda y Estados Unidos 2016 por un desgarro, el Pistolero se encuentra en una situación límite: fue sometido a una artroscopia en Barcelona

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2019 a las 14:23

Barcelona anunció este jueves que Luis Suárez tiene una lesión de menisco interno en la rodilla derecha y en esta misma jornada será sometido a una artroscopia a cargo de un médico español y la supervisión de la sanidad del club.

Esta situación se plantea a 38 días del debut de Uruguay en la Copa América de Brasil, en la que Uruguay se estrenará el 16 de junio ante Ecuador.

La información que el club publicó a través de sus redes sociales y página web este mediodía de Uruguay hizo sonar las alarmas, debido a que previo a un torneo internacional con la selección, el futbolista se enfrenta otra vez a una situación traumática, como ya le sucedió antes del Mundial de Brasil 2014, también por una lesión en la rodilla (de la que se recuperó en un mes y reapareció con dos goles frente a Inglaterra), y de la Copa América de Estados Unidos 2016 por un desgarro que sufrió en la final de la Copa del Rey, a 10 días del torneo continental.

El Pistolero jugó 49 partidos esta temporada y cierra un año en el que tuvo un gran desgaste, que le llevó a que se perdiera los partidos de Uruguay en la China Cup de fines de marzo debido a una lesión que sufrió en el último encuentro con Barcelona, previo al viaje a Asia.

Para Suárez se cerró la temporada 2018-2019 en España, y no participará en los dos últimos partidos de LaLiga (ante Getafe y Eibar), que ya conquistó su equipo, y tampoco estará para la final de la Copa del Rey prevista para el 24 de mayo ante Valencia.

Además, Barcelona quedó eliminado el martes de la final de la Liga de Campeones, tras perder 4-0 ante Liverpool.

El próximo contacto de Suárez con el fútbol será en el Complejo de la AUF, donde la selección comenzará a entrenar a partir del 20 de mayo.

Un mes para volver a jugar

Consultado por su experiencia en el fútbol y en el tratamiento con deportistas, sobre la intervención a la que fue sometido Suárez en Barcelona y el tiempo de recuperación, el médico deportólogo Leonardo Schiavone expresó a Referí: “La artroscopia es la operación del menisco como consecuencia de una lesión. Son muy comunes en el fútbol y dentro de las lesiones son las que se recuperan más rápido. Lo que se hace en este tipo de intervenciones, cuando se puede realizar, es tratar de retirar la menor cantidad de menisco posible, porque el menisco es un 'amortiguador' en la rodilla. La recuperación de una intervención de estas características lleva un mes. En algunos deportistas, con buena masa muscular, pueden llegar a recuperarse y retornar a la actividad, en el mejor de los casos en 20 días”.

Según Schiavone, la etapa de rehabilitación es muy importante para el regreso del deportista a la actividad, puntualizó el médico.

La selección comenzará a entrenar el lunes 20 en el Complejo de la Asociación Uruguaya de Fútbol y desde el lunes 27, estará todo el plantel a la orden de Óscar Washington Tabárez.

En caso de que la recuperación le demande un mes, Suárez estará pronto para volver a jugar una semana antes del debut de Uruguay en la Copa América.

Antecedente positivo: la recuperación relámpago en 2014

Aquella previa del Mundial de Brasil 2014 fue uno de los momentos más traumáticos para los uruguayos. Una lesión en la rodilla de Suárez, que acabó con el delantero en el quirófano, de urgencia, derivó en una recuperación relámpago y 29 días después estaba de regreso en las canchas convirtiendo dos goles ante Inglaterra y firmando un triunfo histórico de la celeste.

El episodio que paralizó Uruguay tuvo sus orígenes a los 86 minutos del último partido de la Premier de 2014, cuando el futbolista de Newcastle, Paul Dummet, cometió una fuerte infracción al entonces famoso delantero de Liverpool, en la parte externa de la rodilla izquierda. El salteño quedó tendido en el piso.

Tras ese encuentro tuvo una semana de licencia, viajó a Uruguay y se incorporó a la selección para preparar el Mundial. A las pocas horas de integrarse a los entrenamientos de la selección, Suárez cayó fulminado en la cancha del Complejo Celeste.

Los estudios determinaron que el jugador padecía una lesión de meniscos de rodilla y lo más recomendable era someterlo a una artroscopia. El Mundial estaba a la vuelta de la esquina.

El primer anunció fue que la lesión sufrida en la rodilla izquierda no sería impedimento para llegar al debut de aquel Mundial ante Costa Rica.

Existen dos métodos para tratar una lesión de meniscos, dependiendo en parte del grado de la lesión: una posibilidad es realizar fisioterapia para fortalecer los músculos de la zona, aunque para un deportista de alto nivel significa un serio hándicap. La otra, pasar por el quirófano. La sanidad de la selección optó por la operación que consiste en dos cortes chicos en la rodilla. La intervención se realizó el 22 de mayo.

La consigna para la recuperación de Luis fue clara. No presionarlo. Y que cumpliera los tiempos de recuperación. Allí jugó un rol preponderante el fallecido kinesiólogo Walter Ferreira que todos los días iba a la casa de Luis para que realizara los tareas de recuperación.

Los primeros ejercicios fueron leves. En la cama o sentado en una silla donde comenzó levantando determinada cantidad de peso.

“En días sucesivos va a comenzar con elementos de entrenamiento mayor de exigencia, sin impacto, como bicicleta elíptica. Recién después, de acuerdo a una correcta tolerancia, va a pasar a hacer trabajos de campo. No le puedo adelantar los días, para eso tiene que tener una experiencia positiva con cargas menores antes de seguir avanzando”, dijo el médico de la selección, Alberto Pan, a la semana de la intervención que realizó el médico Luis Francescoli.

El hecho es que Suárez comenzó una carrera contra el tiempo porque el 2 de junio el cuerpo técnico brindaba la lista de jugadores que defenderían a la celeste en el Mundial de Brasil 2014.

Suárez fue incluido en la nómina mundialista y Pan reveló que Suárez se llevaba tareas para realizar en su casa, fuera del horario de entrenamiento, y concluyó diciendo en ese momento que la medida de incluirlo en la lista mundialista se planteó porque no existió elemento que en ese momento lo descartara para jugar el campeonato. Unos días antes de que la selección viajara al Mundial, Suárez cumplió con la fase 3 de la recuperación que fue bajar a la cancha del Complejo Celeste para comenzar con tareas más exigentes.

Y a pocos días de viajar a la concentración de Sete Lagoas inició la fase 4, la última, mantener contacto con la pelota. ¿En qué consistió? Realizó primero una caminata y luego un trote suave, elongando la pierna operada sin sentir dolor alguno. El salteño había tomado contacto con el balón sin sentir dolor, lo que fue una buena señal.

Tras ser operado el 22 de mayo, 29 días después Suárez jugó ante Inglaterra el 19 de junio cuando se estima que la recuperación de una operación de meniscos es un mes. Aquella tarde Luis fue el héroe de Uruguay marcando los dos goles que le dieron el triunfo a la celeste.

El susto de 2016 y la ausencia de Estados Unidos

En la final de la Copa del Rey del 23 de mayo de 2016, otra vez Suárez quedó atrapado en la telaraña del suspenso. A los 12 minutos del partido con Sevilla, cayó en el piso, tendido y expresando ese gesto de dolor que suele impresionar a quienes lo ven a través de la televisión. Aquella vez, una lesión muscular, un desgarro en la pierna derecha, lo había comprometido para participar en la Copa América Centenario de Estados Unidos que comenzaría 10 días después.

“Cuando levanté el pie sentí un pinchazo, fue raro porque nunca me había pasado nada igual. Me asusté porque además de perderme los últimos minutos del partido, me podría perder también la Copa América”, expresó en ese momento Suárez.

Su temor se hizo realidad. Uruguay quedó eliminado en primera fase del torneo continental en Estados Unidos y Suárez, que estuvo en la lista de buena fe, en el banco de suplentes en el partido ante Venezuela (el segundo de la serie y en el que el equipo se jugaba la clasificación), no ingresó pese a que realizó el calentamiento. Cuando Tabárez realizó la última modificación y no fue considerado, el salteño llegó al banco y quedó grabada en la retina de todos los uruguayos aquella imagen de la televisión en la que Suárez lanza una trompada contra el banco de suplentes, lanzando en ese golpe toda su impotencia por no haber sido considerado para buscar en los últimos 20 minutos un gol que le diera a Uruguay la clasificación a la siguiente fase.

Luego, Suárez manifestó que entendía la decisión de Tabárez, que no lo puso porque creía que no estaba en plenitud tras el desgarro.

El tercer episodio, en 2017

Uruguay se jugaba la clasificación al Mundial de Rusia 2018 y la noticia que llegó de España impactó, como todas las que rodean a Suárez. "La sanidad de la AUF comunica que en la noche de ayer (16 de agosto de 2017), en competencia oficial con su club, Barcelona, el futbolista Luis Suárez sufrió un traumatismo de su rodilla derecha, resultando con una rotura parcial de cápsula posterior, que lo inhabilita para la participación en los partidos ante Argentina y Paraguay por Eliminatorias. El tiempo estimado por la Sanidad del club Barcelona para su rehabilitación es de cuatro a cinco semanas", informó la AUF. Suárez, que se iba a perder el partido ante Argentina en el Estadio Centenario y frente a Paraguay en Asunción, apareció aquella noche del 31 de agosto en el Centenario. No fue el de siempre, pero estuvo en cancha. Cinco días después, volvía a ser titular en Paraguay y anotaría el tercer gol del 4-0 final. 

El cuarto episodio traumático previo a un torneo oficial es el que se produjo este jueves, cuando Suárez ingresó al quirófano en España. El jugador debería estar en la Copa América en una buena forma, según los especialistas, pero tras salir del quirófano comenzará la etapa más importante, la recuperación en medio del suspenso previo a un torneo, al que después de las experiencias anteriores está acostumbrado. Aunque ahora ya no tiene 27 años, sino 32.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...