Rusia 2018 > RUSIA 2018

Tabárez planea dos cambios ante Arabia: la explicación táctica

Sánchez y Cebolla Rodríguez se perfilan para entrar en lugar de Nández y De Arrascaeta

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2018 a las 14:45

El cambio de piezas del segundo tiempo del partido ante Egipto se encamina a extenderse al segundo partido de Uruguay en el Mundial, el miércoles a la hora 11 ante Arabia Saudita. Es que la práctica de este lunes en Nizhny Novgorod dejó la novedad de que el DT Oscar Tabárez probó dos cambios: Carlos Sánchez como volante por derecha en lugar de Nahitan Nández, y Cristian Cebolla Rodríguez por izquierda en lugar de Giorgian De Arrascaeta.

El domingo Tabárez ya había evaluado esas modificaciones, en el primer movimiento táctico tras la victoria ante Egipto 1-0. Pero los había hecho alternar con De Arrascaeta y Nández, demostrando que la decisión no es tan fácil de tomar.

Es que al bajo rendimiento de ambos laterales hay que ponerles el asterisco de que los 45 minutos iniciales fueron malos para todo el equipo, que sintió los nervios del debut. Pero también saltó a la vista que, cuando vinieron los cambios, Uruguay tuvo una dimensión más, ya que aportaron desborde, algo que no había mostrado Nández y De Arrascaeta, que formaron parte de la tendencia general a repetirse por el centro. Sobre todo De Arrascaeta, derecho (como todo el once inicial del viernes) y que por eso tiende a hacer la diagonal hacia adentro para favorecer su perfil.

Además, el "Pato" Sánchez le da un ejecutante claro de pelota quieta, como lo mostró el córner del gol del Josema Giménez.

Por la banda derecha pierde presión alta, ya que Nández tiene más dinámica defensiva que Sánchez, mientras que por izquierda gana dinámica –al menos en los papeles- y pierde pausa con el cambio de Cebolla Rodríguez por De Arrascaeta, cuya posición ideal es como enganche. De todos modos, queda por ver cómo respondería el Cebolla, quien en Peñarol dejó la banda y pasó al medio al no tener ya la misma dinámica que antes.

En esas decisiones influye también el rival: ante un Arabia que aparece con serias carencias futbolísticas, se espera que Uruguay tenga más la pelota, y que no necesite tanto la presión alta que le dan jugadores como Nández.

¿Es una decisión definitiva? No. Aún queda un movimiento, el reconocimiento de campo del martes en Rostov. Pero cuando Tabárez para un equipo 48 horas antes, difícilmente se modifica luego.

En el resto del equipo no hay novedades. Además de la columna vertebral (Muslera, los zagueros Godín y Josema Giménez y los delanteros Suárez y Cavani) el DT vuelve a apostar por Varela y Cáceres en los laterales. Había alguna especulación de su no movería a Cáceres (el "Suárez de la defensa", según el propio DT) a la derecha para darle ingreso a un zurdo como Diego Laxalt, y de si el mal debut de Matías Vecino no le costaría el puesto a manos de alguien de pase seguro como Torreira. Sin embargo. Al menos por el movimiento del lunes, el DT apuesta la confianza en el jugador de Inter, que ha sido casi inamovible desde marzo de 2016, cuando se ganó el puesto en Recife ante Brasil por eliminatorias. A su lado, Bentancur había tenido un muy buen partido, por lo que no corría riesgo.

Pasando en limpio: de acuerdo a lo mostrado el lunes, y si no hay novedades, Uruguay entrará a la cancha con Muslera; Varela, Godín, Giménez y Cáceres; Bentancur y Vecino como doble cinco; Sánchez por derecha y Cebolla por izquierda; y arriba Suárez y Cavani.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...