Nacional > Facultad de Ciencias

Udelar investiga a docente acusado de acoso sexual sin apartarlo del cargo

La coordinadora del equipo técnico que investiga la denuncia, respaldada por otras tres mujeres, dijo que era "legítimo" que no se tomara una medida cautelar

Tiempo de lectura: -'

29 de agosto de 2019 a las 16:19

El profesor grado cinco del Centro de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la Udelar, Martín Sambarino, fue denunciado por dos mujeres que en declaraciones al semanario Búsqueda lo señalaron por mantener conductas abusivas con sus estudiantes, en particular por "acoso sexual". El relato de las fuentes detalla conductas abusivas en fiestas en las que se consumía alcohol y drogas. 

Según informó Búsqueda este jueves,Adriana Da Luz –doctora en matemática, que actualmente realiza un posdoctorado en la Universidad federal de Río– denunció a Sambarino al presentar una carta en una comisión conformada para investigar esos casos y también notificó al Consejo de la Facultad, en donde se decidió que el docente siga con su actividad normal dentro de la institución.

Las otras que dieron su testimonio al semanario para ratificar exclusivamente la existencia de estas fiestas y conductas abusivas fueron Soledad Villar –doctora de la misma disciplina, actualmente investigadora de la Universidad de Nueva York– y Pilar Lorenzo –licenciada en matemática, ahora en Valparaíso, Chile, en donde estudia un doctorado–. En tanto, la publicación recoge un comentario de Magdalena Rubio, docente grado 1 de la Facultad de Ingeniería, en redes sociales que también describe una situación de abuso. 

El Consejo de la Facultad, integrado por la decana Mónica Marín, tres representantes de estudiantes y otros tres de los egresados, recibió una carta de denuncia formal el 10 de junio de parte de Da Luz, en la que relató detalles del presunto acoso sufrido e informó que ya había puesto al tanto a la Comisión Central de Prevención y Actuación ante el Acoso y la Discriminación (CPAAD), que es un órgano diseñado para actuar en estos temas. 

Este órgano cuenta con un equipo técnico para investigar las denuncias –conformado recién en junio de este año– que tomó cartas en el asunto, pero todavía no tuvo avances significativos en el caso. Según contó a El Observador su coordinadora, Silvia Franco, el principal obstáculo es que Da Luz no vive en Uruguay y que la diferencia de "husos horarios" complicó las entrevistas a la distancia.

"En la media que se requiere un contacto remoto, vía virtual, y que tenemos esta complicación de horarios, fuimos atendiendo otros casos de más fácil acceso", dijo Franco, aunque agregó que ya está pautada una comunicación con la denunciante en los próximos días.

Pero mientras tanto, Sambarino seguirá asistiendo a las aulas sin problemas porque en la sesión del Consejo que analizó el tema semanas atrás se entendió que no había méritos para apartarlo del cargo, según dijo a El Observador Laura Almada, la asistente técnica de la decana. "No se manejó como opción tomar ninguna medida", dijo la funcionaria, y que se resolvió esperar los pasos del equipo técnico de la CPAAD.

Franco, por su parte, aseguró que no hay una norma que establezca que se active en forma automática una medida cautelar para un docente denunciado por acoso sexual, y que en este caso creyó "legítimo" que no se haya tomado esa decisión, sobre todo porque la denunciante y el denunciado ya no comparten un mismo espacio laboral.

"Si estuviesen trabajando juntos, como ha pasado en otras oportunidades, se pueden tomar medidas cautelares. Pero eso no está pasando en este caso y no está la violencia de que las dos personas se encuentren. Por lo que es legítimo que el Consejo esté esperando el informe del equipo técnico para tomar una resolución", opinó Franco, quien consideró necesario destacar el hecho de "que haya una denuncia no significa que efectivamente haya ocurrido la situación".

Las situaciones y el descargo del docente

La carta de Da Luz que llegó a manos de la decana Marín, quien no quiso recibir en su despacho a El Observador, decía lo siguiente: "Durante mis estudios de doctorado fui víctima de diversas formas de acoso sexual por parte de Martín Sambarino. También presencié varias situaciones que constituyen graves violaciones a los derechos humanos de otras de mis compañeras".

En el texto, citado por el semanario, Da Luz aseguró que "denunciar una situación de acoso sexual en un ambiente tan pequeño como el de la Matemática, sobre el que pesan acusaciones serias de acoso laboral colectivo, no da las garantías necesarias para las víctimas”, y agregó que le constaba que había "varios otros casos de acoso por parte del mismo individuo".

Villar, otra de las que declaró ser víctima de Sambarino, aseguró a Búsqueda que “a priori una fiesta puede no estar mal, pero dado que había en algunos intenciones sexuales con estudiantes, sí me parece abuso de poder".

Da Luz también contó lo siguiente:"Todos lo vimos, en distintas situaciones, tener conductas muy inapropiadas, en general con alumnas mucho menores que él. Y sabés que en cualquier momento te puede pasar a vos".

Los relatos describen situaciones ocurridas años atrás, en la mayoría de los casos durante salidas nocturnas o reuniones sociales a las que las estudiantes asistían por el hecho de pertenecer a un grupo "cool", según narraron, y así obtener beneficios –o evitar perjuicios– en sus carreras académicas.

En la carta presentada ante la CPAAD, a la que accedió Búsqueda, Da Luz puso de ejemplo que llegó a "temblar de miedo" cuando estaba acompañada por el profesor.

La doctora también narró que se animaba a contar lo sucedido ahora porque había tomado la decisión de irse de Uruguay, y que las agresiones del hombre las sufrió durante toda su trayectoria: mientras iba a sus clases en la facultad, pero también cuando fue su tutor para un doctorado que realizó en Francia.

"Durante mis estudios de doctorado fui víctima de diversas formas de acoso sexual por parte de Martín Sambarino. También presencié varias situaciones que constituyen graves violaciones a los derechos humanos de otras de mis compañeras. Denunciar una situación de acoso sexual en un ambiente tan pequeño como el de la Matemática, sobre el que pesan acusaciones serias de acoso laboral colectivo, no da las garantías necesarias para las víctimas”, escribió la académica a la decana Marín, y agregó: “Por tanto, si bien me consta que hay varios otros casos de acoso por parte del mismo individuo, comprendo que no se decidan por usar los mecanismos institucionales”.

Sambarino, que integra la Comisión de Dedicación Total y el comité evaluador del Sistema Nacional de Investigadores, respondió al semanario que no quería "hacer comentarios" respecto a las "verdaderas víctimas de acoso o abuso". Sin embargo, declaró que negaba "rotundamente" los hechos denunciados, y aseguró:  “No hago declaraciones sobre chismes, rumores y mi vida privada”.

Nota: en una versión anterior de esta nota se informaba que Magdalena Rubio y Pilar Lorenzo denunciaron a Sambarino por acoso. Pero eso no es así: en su caso se limitaron a respaldar el relato de fiestas en las que había consumo de drogas y conductas abusivas. A las involucradas y los lectores las disculpas del caso. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...