Básquetbol > BÁSQUETBOL

Un mejor calendario, la solución que los actores proponen para los parates de la Liga Uruguaya

Este año La Liga se detuvo más de una vez por diferentes casos, si bien no se detuvo como otros en años anteriores el problema persiste 

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2019 a las 13:45

Por Renzo De Luca, especial para El Observador

Aguada está 2 a 0 sobre Malvín en las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol, pero desde que ganó el martes 90-87 deberá esperar seis días para un nuevo juego ya que la serie se retomará el próximo lunes 20 de mayo. El parate en esta ocasión se debe a un toque de Buitres que estaba pactado previamente para las fechas del 17 y 18 de mayo (viernes y sábado de esta semana).

Esta no es la primera vez que se posterga un partido de la Liga esta temporada y muchas veces esto afecta la normal disputa del torneo ocasionando prejuicios para jugadores, técnicos e hinchas.

La selección

En la presente temporada la Liga ya se vio interrumpida por la participación de Uruguay en la clasificatoria para el Mundial de China 2019, del que Uruguay quedó eliminado. La interrupción se dio para los partidos frente a Puerto Rico y Estados Unidos en noviembre y diciembre de 2018 -en los que se estrenó el ANTEL Arena-, y contra México y Puerto Rico en febrero de este año.

Esto obedece a que la mayoría de los jugadores de la selección militan en equipos uruguayos. 

Agresión de Dwayne Davis:

En la serie de cuartos de final entre Aguada y Defensor Sporting que le dio el paso a semis a los aguateros el estadounidense Dwayne Davis fue denunciado por Defensor Sporting por una agresión contra Andrés Dotti.

Por este incidente se detuvieron los playoffs hasta el fallo que finalmente fue de dos partidos de suspensión o el pago de 10 unidades reajustables equivalentes a $ 11.639

Federico Pereiras que estuvo presente en el triunfo del martes de Aguada sobre Malvín sostuvo que los jugadores buscan jugar lo máximo posible, pero entiende que estando en la selección no sintió tanto los parates: “A mí me toco ser parte de la selección, entonces no era que dejaba de entrenar o jugar, pero sin dudas no son cosas gratas para el jugador pero las tiene que utilizar, aprovechar esas semanas para entrenar más fuerte”.

Para Gonzalo Fernández, director técnico de Nacional, este año no se paró tanto como en otros, de todas maneras entiende que es algo a mejorar a futuro: ”Va en vías de mejorar, deberían estar los calendarios prontos como en todos lados del mundo antes de empezar una liga”. A su vez afirmó que tantos parates pueden dar lugar a sospechas: “La verdad no debería pasar porque sino estaríamos comentando cada situación de cada club, me parece que los calendarios tendrían que estar preparados antes de empezar y que se respeten, eso sería un paso importante que deberíamos tratar de hacer todos”.

Emilio Taboada, jugador de Urunday Universitario, coincide en que lo que solucionaría el problema sería tener el calendario previo al comienzo del campeonato. Para Taboada al no tener que recorrer grandes distancias se da lugar a no hacerlo: “Me parece que tener el calendario sería lo ideal, es lo que sucede en otras ligas. En otras partes del mundo hay que viajar para jugar, entonces eso se hace de antemano. Acá como no viajamos para jugar, prácticamente se hace todo más sobre la fecha, nosotros nos acostumbramos a esa forma, pero no es lo que hacen en todos lados”.

Todos los consultados coincidieron que los parates se deben a problemas en la organización y no que atienden a intereses de algún club en particular, para Taboada esto lleva a una incertidumbre de no saber cuándo jugar: “Nunca se sabe cuándo se va a parar. Lo que pasa es que siempre tenés algún beneficiado y otro que no, depende de la vicisitud que esté pasando cada equipo. Creo que cuando se dan los parates no se busca sacar un beneficio, me da la sensación que es más por un tema de organización o por un tema de logística”.

Referí buscó hablar con integrantes de la FUBB sobre el tema, pero la respuesta fue negativa.

Por otro lado existen suspensiones que se dan por humedad en las canchas (una de los que más sufrió esta temporada fue la cancha de Welcome, pero también la de Urunday) o por la rotura de los relojes de 24 segundos como ocurrió en el partido de playoffs entre Aguada y Nacional que se iba a disputar el lunes 15 de abril.

Incluso un partido entre Urunday y Malvín en cancha del playero debió ser pospuesto porque en el calentamiento un jugador estadounidense se colgó del aro para hacer una hundida y los destrozó. 

Claro que en estos casos las suspensiones se generan por problemas de infraestructuras de los propios clubes. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...