Espectáculos y Cultura > POLÉMICAS EN EL REINADO DE MOMO

Uno por uno, los 10 líos que dejó este carnaval

Cada zafra carnavalera es un germinador de espectáculos, de talentos individuales y colectivos, pero también de situaciones tensas y conflictivas

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2019 a las 05:04

El carnaval uruguayo, ese que involucra los tres grandes desfiles, el concurso del Teatro de Verano, la actividad en los tablados, el carnaval de las promesas y la movida murga joven, es un germinador de espectáculos, de talentos individuales y colectivos, pero también de situaciones polémicas. Este año no solo no ha sido la excepción, sino que se han generado bastante más situaciones conflictivas que en otras zafras carnavaleras.

 

José María Catusa Silva, director de Araca la Cana, discute con un policía

 

1- Araca la Cana contra la Policía

¿El kilómetro cero en 2019? Se lo puede ubicar en el desfile inaugural, cuando se produjo un incidente que involucró a integrantes de la murga Araca la Cana y agentes de la Policía que prestaban servicio en la zona de la Plaza Independencia.

Fue, según apreció El Observador en el lugar, un suceso tenso.

Previo a la largada de la murga hubo discusiones entre efectivos de la Policía e integrantes del conjunto, incluso empujones, durante varios minutos.

Todo se superó con la mediación, vía telefónica dado que estaba en otra zona del desfile, de Gerardo Reyes, gerente de Eventos de la Intendencia de Montevideo. Eso permitió que la murga brinde su espectáculo sin obstáculos (si no salía a desfilar, como lo establece el reglamento, quedaba eliminada de las actividades oficiales del carnaval en 2019).

Integrantes de la murga dijeron que en cierto momento, como estilan previo a cada instancia relevante, coreaban el nombre del conjunto a modo de arenga (“¡Araca la Cana, vamo’ Araca carajo!”) y que eso, suponen, cayó mal en algunos policías.

También dijeron que algún efectivo empujó al director del elenco, José María Catusa Silva, que dijo a El Observador que fue “un mal momento para todos, hubo policías que estaban nerviosos, con los garrotes en la mano”.

Integrantes de la Policía (en determinado momento hubo más de una docena de ellos en el lugar), tras desistir de la idea de detener a algunos integrantes de la murga, no realizaron declaraciones.

La Policía no detuvo a nadie, la murga desfiló (terminó última en la tabla de puntaje de las 20) y Silva decidió no realizar la denuncia de lo sucedido.

 

Ariel Pinocho Sosa, director de Zíngaros, previo a desfilar por la Av. 18 de Julio

 

2- Baja inesperada en Zíngaros

Zíngaros, dirigido por Ariel Pinocho Sosa, es uno de los elencos más populares del carnaval, el de la mayor hinchada hoy, de esos que agota entradas en tablados y en el Teatro de Verano y el segundo más ganador en la historia del parodismo. Este año defendía el título ganado en 2018, pero no accedió a la liguilla.

Uno de sus componentes, Pablo Cánepa, experiente carnavalero que incluso no hace mucho fue parte del conjunto en una gira por Estados Unidos, tras varios meses de ensayar con el grupo no llegó a concursar en el Teatro de Verano.

Un día antes del inicio del concurso dejó de ser parte de Zíngaros. Sosa declaró en Carnaval del Futuro (AM 1410): “Es un gran muchacho, un excelente artista”. Pero que en los ensayos se generaron “diferencias artísticas”.

Cánepa, en Instagram, explicó que si bien Sosa habló de una desvinculación por “común acuerdo”, lo que sucedió “no fue más que la notificación por parte del director del conjunto de que no iba a contar más con mi presencia (…). Luego de meses de ensayo (de tanta dedicación y energía) y recién empezada la fiesta popular más grande del país, se imaginan lo difícil que fue saber que no iba a poder formar parte de la misma” y que no existió la chance de diálogo para solucionar las mencionadas “diferencias artísticas”.

El tema, según supo El Observador, fue analizado por el Sindicato Único de Carnavaleros  del Uruguay (Sucau), creado el año pasado.

 

El tablado Plaza 1° de Mayo

 

3- Zíngaros fuera de un pizarrón

A propósito de Zíngaros, es habitual que cada año sea uno de los conjuntos más contratados para actuar en los tablados de la capital y en el interior. Y este año no fue la excepción. Incluso dando una ventaja: hay un tablado al que no concurre, al escenario de la Plaza 1º de Mayo. Esto sucede por decisión propia. Estos parodistas no aceptaron contratos de actuación en ese tablado, según comentó Sosa a El Observador, “por diferencias con el director del escenario"; aludiendo así a Jorge Iglesias, programador del 1º de Mayo y además del carnaval en el Teatro Movie. Iglesias organiza la actividad del tablado 1° de Mayo junto con el Municipio C y la gremial de los directores de elencos carnavaleros, Daecpu (donde Sosa sigue con sus derechos suspendidos por tres años).

 

Zíngaros en el Teatro de Verano Ramón Collazo

 

4- Sin notas a Zíngaros en VTV

Y hay una más de Zíngaros: sus componentes no fueron entrevistados antes ni luego de sus dos presentaciones en el Teatro de Verano (tampoco durante el desfile inaugural) por los periodistas de Tenfield, por decisión del director del conjunto. Sosa hace algunos meses había anunciado que si Tenfield no le hacía notas a su principal actor, Luis Alberto Carballo, nadie del conjunto daría notas a ese medio en solidaridad con Carballo. Todo esto es una secuela de un diferendo que involucra a Carballo y Tenfield que data de hace varios años.

 

La comparsa Integración

Marcel Keoroglian actuando con la murga Doña Bastarda

 

5- Sanciones por faltas al reglamento

La comparsa Integración excedió el tiempo máximo permitido para actuar (55 minutos más uno de tolerancia) en unos pocos segundos y fue sancionada con la quita de 10 puntos del puntaje que mereció en su labor en la rueda inicial (es lo que corresponde por minuto o fracción de minuto de tardanza en bajar). Lo mismo pasó con la murga Doña Bastarda, puede actuar 45 minutos más uno de tolerancia, pero se bajó algunos segundos tarde tras los 46’ y, como lo indica el reglamento, se le aplicó la quita de 10 puntos. Esas dos sanciones no generaron quejas.

Pero al otro día la sanción a Doña Bastarda se incrementó de modo relevante. El reglamento indica que el instrumento guitarra puede utilizarse por parte de las murgas como máximo durante 15 minutos y esta murga lo utilizó entre 17 y 18 minutos en su show de estreno. A razón de 24 puntos por minuto o fracción de castigo, la quita alcanzó los 72 puntos, que pasaron a ser 82 en total con los 10 antes citados.

Se estima que eso fue clave para que la murga haya quedado afuera de la lista de las 10 mejores que avanzaron a la liguilla, ausencia que determina un menor nivel de contratación en los escenarios, un premio de menor monto y que para concursar en 2020 deba presentarse en la prueba de admisión.

Si bien las sanciones son inapelables, la murga pidió a la Intendencia de Montevideo (que decide, en acuerdo con Daecpu, la conformación del jurado y tutela su accionar) que modifique la decisión, argumentando que la falta derivó de la lectura de un reglamento que la IMM exhibió en su sitio de internet y que nada decía de ello. La murga acusó a la intendencia de actualizar el reglamento una vez aplicada la sanción y lo denunció en Facebook. La intendencia admitió su error, pero señaló que en diciembre hubo una reunión de los jurados con los representantes de los conjuntos donde se entregó el reglamento completo y que en dicha instancia hubo representantes de Doña Bastarda.

Esta polémica se encendió cuando se supo qué elencos accedían a la liguilla. El fallo se divulgó en el Teatro de Verano poco después de la actuación allí de Doña Bastarda por la segunda rueda. Los integrantes del elenco y allegados aún estaban en el lugar. Según se escucha en un audio que se viralizó, Marcel Keoroglian, molesto por lo sucedido, se quejó con vehemencia. “Están arruinando el carnaval por un puestito político en la intendencia”, exclamó. La intendencia en una carta enviada a Daecpu denunció a “los integrantes” de la murga de “presionar” y “agredir” al jurado y señaló específicamente a Keoroglian. El murguista respondió, en el programa Doble Click (FM Del Sol), que en ningún momento presionó al jurado. "Ni los conozco, ni sé quiénes son, ni presioné una autoridad ni nada”, dijo. Y argumentó que la intendencia lo señaló porque sale en la televisión.

Doña Bastarda quedó fuera de carrera pese a exhibir un show de alto nivel y analiza recurrir a la Justicia por entender que no debió ser sancionada. No obstante, varios carnavaleros dijeron a El Observador que el tiempo máximo permitido para usar la guitarra está en el reglamento desde hace muchos años, que por algo esto no le sucedió a ninguna otra murga y que es obligación del conjunto conocer las reglas del concurso.

 

 

Los Choby's celebraron sus 15 carnavales actuando dos veces en cuatro días

 

6- Quejas por armado de las etapas

Otra situación que motivó quejas de parte de varios conjuntos guarda relación con la confección del calendario de presentaciones en el Teatro de Verano. Es, cada año, una de las responsabilidades más complicadas de Daecpu. Son 44 y todos quieren actuar en etapas de alta convocatoria, con el Ramón Collazo lleno y nunca a primera hora (y salvo algunos casos tampoco al cierre). Y las suspensiones por mal tiempo también inciden en que haya situaciones que generan enfados. Además suelen llover pedidos para no ir tal o cual día por compromisos de actuaciones del conjunto o algún componente fuera del ámbito del concurso. Por ejemplo, los humoristas Los Choby’s actuaron por la primera rueda el miércoles 13 de febrero y debieron hacerlo por la segunda rueda tres días después. Eso les impidió disponer en el medio de tiempo suficiente como para hacer ajustes a su show. A la vez hubo conjuntos que entre su primera presentación y la segunda tuvieron casi un mes de distancia. Desde Daecpu comentaron que si se contemplan todos los pedidos el concurso no es viable.

 

Andy Vila previo a desfilar en las Llamadas con Tronar de Tambores

 

7- Andy Vila en las Llamadas

Otros tema polémico en el carnaval, con las redes sociales amplificándo todo, fue la presencia de la comunicadora Andy Vila en el trío de vedetes en Tronar de Tambores; en la performance eso no incidió, al menos negativamente, dado que fue la comparsa ganadora del Desfile de Llamadas luego de varios años sin lograrlo. Vila fue duramente criticada –también recibió apoyos, claro– por su escaso talento para danzar al son de los tambores. Ella se lo tomó con mucho humor y, dicen en la comparsa, que quedó entusiasmada e irá por la revancha.

 

Aníbal Pachano generó revuelo con su presencia en la comparsa Mi Morena

 

8- Aníbal Pachano en las Llamadas

En el Desfile de Llamadas, además, otro suceso que generó revuelo fue la inclusión en el plantel de Mi Morena, fuera de plazo, del coreógrafo argentino Aníbal Pachano. Finalmente desfiló acreditado como asistente del conjunto, pero lejos estuvo de cumplir esa función, su rol fue el de figura. La formación, sin que trascienda si hubo sanción expresa, sorpresivamente terminó penúltima entre las 45 que fueron calificadas. Fuera del tema reglamentario, la presencia de Pachano en las calles Carlos Gardel e Isla de Flores fue una atracción importante, juzgando la reacción del público que incluso en las zonas de libre circulación previo a la largada de la comparsa lo asedió con pedidos de selfies.

 

Teatro de Verano Ramón Collazo en el Parque Rodó

 

9- La expulsión de Morgade

Para muchos, el gran lío del carnaval ocurrió en la interna en Daecpu, cuya comisión directiva terminó expulsando de su cargo de gerente a José Morgade, histórico creador de la murga La Reina de la Teja, sancionándolo además en el ejercicio de sus derechos como socio por tres años.

En un comunicado, Daecpu –la entidad que preside Enrique Espert– afirmó lo siguiente: “Desde el día 15.02.2019 el Sr. José Morgade ha dejado de prestar funciones para Daecpu, quedando desvinculado absolutamente de la institución por notorios incumplimientos al ejercicio de sus funciones laborales”.

Eso fue tras la viralización de un audio en el que Sosa (director de Zíngaros) emite fragmentos de audios en los que Morgade habla de diversas personas. Sosa precisó a El Observador que él no viralizó los audios que alguien, sin su consentimiento, registró cuando estaba exponiendo los mismos en su domicilio ante Eduardo Espert, hermano del presidente de Daecpu.

En los audios Morgade alude, por distintos motivos y en varios casos involucrándolos en presuntas irregularidades, al presidente de Daecpu, al intendente de Montevideo (Daniel Martínez), al gerente de eventos de la Intendencia (Gerardo Reyes), al jurado que preside Ramiro Pallares y a varios carnavaleros (entre ellos otros directivos de Daecpu), entre otras personas.

 

Murga La Mojigata

Murga Metele que son Pasteles

10- Un lío que no fue un lío

En un carnaval caracterizado por la sucesión de polémicas, las murgas Metele que son Pasteles y La Mojigata, creadas en estos últimos años en el marco de Murga Joven, se enfrentaron en Rocha de un modo particular, bien carnavalero; cruzaron también denuncias en Twitter e ironizaron sobre los episodios violentos que se han vivido en la actual zafra carnavalera.

Lo que pasó fue una de las habituales guerrillas de agua que suele haber en carnaval. Tras el choque, Metele que son Pasteles emitió un jocoso comunicado. Se atribuyó la victoria, acusó al rival de generar fake news y hasta dijo que hubo fair play para no mojar una picada de chorizos que estaba en manos de un adversario. La Mojigata, luego de analizar el tema con sus asesores legales, respondió con otro comunicado, extendiendo la buena onda, acusando a sus rivales de saqueo al plato de chorizos, de aprovechar la ventaja de disponer de armas de juguete que usan en uno de sus cuplé y de generar una autoagresión para sacar la bandera blanca en una batalla que se disfrutó lejos de la tensión que la competencia involucrada en el concurso suele instalar en el Teatro de Verano Ramón Collazo.

 

 

Y pueden surgir más

Esas fueron algunas de las polémicas de este carnaval. No fueron pocas e incluso es muy posible que hayan ocurrido otros sucesos para enriquecer ese listado que no han trascendido lo suficiente y pueden haber quedado entre bambalinas en el Teatro de Verano o al costado de algún tablado.

No deberíamos olvidar, por ejemplo, las quejas ya clásicas de mucha gente porque se ponen a la venta las entradas para las etapas donde hay elencos de alta convocatoria y en segundos se agotan las localidades; los lamentos consistentes de los carnavaleros porque cada vez hay menos tablados donde trabajar y porque hay elencos “fuera de concurso” que son más contratados que los que se alistan durante muchos meses para concursar; y hasta el curioso anuncio que hubo este año en Buenos Aires de parte de organizadores de un show de Agarrate Catalina que, con el concurso sin concluir, la anunciaban como la ganadora de este año, lo que generó malestar en varios de los adversarios de la murga de los hermanos Cardozo.

El carnaval no concluyó, está por delante la Noche de Fallos y como se suele decir en el turf “paga dos pesos” que en ese marco habrá malhumores de directores, componentes e hinchas de los conjuntos con el foco en el jurado y los periodistas, algo difícil de evitar en una competencia en la que de 44 solo ganan cinco y hay mucha pasión, prestigio (y dinero) en juego.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...