Selección > INFORME

Valverde 2018, un desafío para Tabárez

El volante surgió en las juveniles de Peñarol, con 17 años fue vendido a Real Madrid, y ahora que deslumbra en el Mundial Sub 20 ilusiona a los uruguayos que sueñan con verlo vestido con el traje de la mayor

Tiempo de lectura: -'

27 de mayo de 2017 a las 05:00

El club Siete Estrellas es algo así como el Real Madrid del baby fútbol. Es una institución que está llena de trofeos. Y como tienen una estirpe ganadora, buscan a los mejores. Para los botijas es el sueño del pibe. El club pasó de una cancha abierta, como la de cualquier barrio, a una cerrada, iluminada y con tribunas. Lujos de los nuevos tiempos y la bonanza que permite sacar jugadores. Allí deslumbró Federico "Pajarito" Valverde.

En el libro La Cara Oculta del Baby Fútbol se narra la breve historia del jugador que deslumbra en el Mundial sub 20.

En el club Siete Estrellas le tienen prohibido el ingreso a Abel. ¿Quién es Abel? Una persona que saca fotos en las canchas de baby. Los dirigentes denunciaron que el hombre en cuestión "estaba enganchado con Peñarol".

Claro que cuando se dieron cuenta ya era tarde y Valverde se había volado a los aurinegros.

El presidente de Siete Estrellas, Álvaro Brito, narró: "Por ese muchacho vino el problema con (Federico) Valverde. Nosotros jugábamos por la tercera fecha del Campeonato Uruguayo contra La Lata, que era rival directo en esa generación. Pero resulta que perdimos a Pajarito por ir a una escuelita, a un campamento que hacía Peñarol en Colonia. Lo invitaron y se fue".

Brito intentó por todos los medios convencer a la mamá del chico. Apeló a la amistad que tenían de muchos años. Pero no hubo caso. La decisión estaba tomada.

"Para mi gusto ahí aprovecharon un poco la situación. Y acá no se le niega la ida a nadie. ¿No querés estar más acá, tus padres te llevan? Perfecto, dejá el equipo deportivo y chau, para qué armar un lío más grande que no tendría sentido", comentó un histórico del club como Miguel Amorín.

A los pocos meses de ocurrido el problema un dirigente de otra institución apareció por el Siete Estrellas a pedir autorización para fichar a Valverde.

En el baby fútbol el chico jugó en Estudiantes de la Unión, Exploradores, Siete Estrellas y Carabelas.

En el Siete dicen que Peñarol se llevó a Valverde porque le dijeron que tenía que jugar en la Preséptima para poder ficharlo. Tenía 11 años. "Y se fue con promesas", acotó Amorín.

El chico integró las selecciones juveniles de Uruguay. Fue ascendido al primer equipo de Peñarol por Pablo Javier Bengoechea que lo fue llevando lentamente. Como que acompañó cada paso. Pero las condiciones de Pajarito llegaron a oídos de los captadores de Europa. Fue insostenible. Con 17 años lo vendieron a Real Madrid. Era representado por la empresa ProFútbol de Gustavo Méndez pero cambió y pasó a manos de Gerardo Rabajda.

Mundo Real

Pajarito Valverde llegó a Madrid y como todo chico que llega a uno de los mejores clubes del mundo se deslumbra. Todo nuevo. Todo a lo grande.

Los primeros meses lo mandaron a vivir en la residencia del Madrid. Hasta que se adaptó en la ciudad y se fue a vivir a un chalet con su familia. Ya entrenó con las grandes estrellas del Madrid. Crece a pasos agigantados.

Deslumbrante

Si usted para a cualquier uruguayo por la calle y le pregunta el significado de la camiseta número 5 en su país, seguramente la asociará con una mística especial. Una blusa identificada con las grandes hazañas.

El uruguayo identificará al jugador que se desempeña en esa zona como un hombre de fuerte personalidad, que arenga y lleva el equipo adelante motivado por su gran fuerza espiritual.

Pero los tiempos cambian... Los equipos se deben acompasar a las nuevas tendencias. Hoy todos ejercen la llamada presión alta que no es otra cosa que intentar robar la pelota al rival en su zona de salida. Entonces como los técnicos se dieron cuenta que no es negocio saltear líneas y lanzar la pelota a dividir, apuestan a hombres con otro perfil en la zona del número 5 o mediocentro como le dicen en Europa.

Hoy brillan hasta los creadores más exquisitos en esa zona. Jugando más retrasados de lo habitual con la finalidad de que permitan una salida más clara, con menos complejos y, por sobre todas las cosas, que el balón llegue al destino más adecuado.

Durante mucho tiempo esa fue una de las principales críticas que recibió la selección de Tabárez. El hecho de no contar con volantes que sacaran limpia y clara la pelota fue motivo de análisis. Aún hoy se discute que Uruguay no hace tres pases seguidos y que pierde la pelota seguido.

Motivo por el cual en alguna oportunidad Tabárez recorrió el camino de probar con Nicolás Lodeiro metido como doble 5.

Por estos días Uruguay se sorprende con la aparición de un jugador que se destaca en el Mundial Sub 20 como Valverde.

El técnico del combinado juvenil, Fabián Coito, armó un equipo alrededor de Valverde.

Todo gira sobre su figura. Como pasó durante muchos años con la Italia de Andrea Pirlo o la Inglaterra de Steven Gerrard.

Valverde jugó el Sudamericano sub 17 hace dos años y no pudo jugar el sub 20, aunque ahora sí lo hace en el Mundial. Anduvo muy bien en el debut con Italia. Pero su figura y la magnitud de su trabajo cobró mayor fuerza luego de la victoria del miércoles ante Japón que permitió la clasificación del equipo a octavos de final del Mundial. El sábado jugará su tercer partido.

Es que el técnico Coito le encomendó la tarea de meterse cerca de los defensas para sacar la pelota limpia desde el fondo.

La tarea del volante resaltó más ante un rival que ejerció tremenda presión en la salida y que tiene jugadores con una velocidad inusitada.

Ante esto el técnico Coito reveló lo que buscaba: "Jugando contra un equipo con una línea defensiva que achicaba hacia adelante había que hacer una rotación, que vinieran Valverde o Bentancur, que Nicolás De la Cruz fuera el primer receptor o sino el lateral que fuera el encargado de buscar la profundidad", dijo el DT en radio Oriental.

Fue lo que mostró Uruguay ante los asiáticos. Valverde tomó las riendas del equipo sacando la pelota limpia. Cuando fue presionado, metió pases largos que habían sido ensayados como lo explicó el entrenador.

No fue lo único que dejó el partido. El exPeñarol fue solidario en la entrega y realizó cierres oportunos.

Por si fuera poco, la celeste aprovecha la pegada del volante que es el ejecutante de la mayor parte de las acciones de pelota quieta.

A simple vista queda la clara sensación de que el medio europeo le sienta bien a Valverde. Y a juzgar por lo visto, no pasará demasiado tiempo para que se vista con la ropa de la selección mayor.

El cierre de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia, como sucedió con Nicolás Lodeiro en 2009 tras el Mundial sub 20 de Egipto, puede ser un lugar para desembarcar y llegar a Rusia 2018.


LA VOZ DE SUS COMPAÑEROS

Los compañeros de Valverde alabaron las condiciones del jugador de Real Madrid. Rodrigo Amaral expresó: "Pájaro nos aporta mucho, es tremendo jugador". Nicolás De la Cruz, luego de la victoria con Japón, dijo que "Pajarito le pega notable a la pelota y metió tremendo pase al Puma para el segundo gol". El técnico Coito lo catalogó como "un jugador distinto" porque tiene una calidad enorme.

Federico Valverde

Fecha de nacimiento

22 de julio de 1998

En las selecciones juveniles

Jugó 65 partidos desde que debutó en sub 15. Por categoría: en sub 15 (25 partidos jugados), sub 17 (24), sub 18 y (6) sub 20 (10)

Anotó 22 goles


CUALIDADES DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA


Salida clara

El volante celeste se muestra siempre para aportar salida clara. Se hunde entre los zagueros para tomar juego, desahogar la presión del rival y busca líneas de pases con los volantes o lanza a los laterales como en el primer gol contra Japón.

Volante tapón

Federico Valverde sorprendió con la posición que ocupa en la cancha en el Mundial Sub 20. Coito lo paró como volante tapón detrás del doble 5 conformado por Rodrigo Bentancur-Facundo Waller ante Italia y Bentancur-Carlos Benavídez contra Japón.

iluminado

El técnico Fabián Coito armó un equipo centrado en la figura de Valverde. El equipo juega alrededor de su aporte. Lo que no esperaba el entrenador es el rápido entendimiento de Pajarito con Bentancur y la forma que se buscan para jugar juntos. De todas formas, ambos coincidieron un año en las formativas de Peñarol, antes de que Bentancur emigrara a Boca Juniors.

Solidario

Un hecho que llamó la atención en el cambio de mentalidad que adoptó en Europa es su solidaridad a la hora del juego. En Uruguay no sentía la tarea de marcar, ahora lo hace con su estilo.

Pegada

A todas sus condiciones futbolísticas, Valverde suma su gran pegada. Es el ejecutante de todas las acciones de pelota quieta del equipo.

Cierres
oportunos

Entre otros aspectos que se destacan de la gestión de Valverde en las dos primeras fechas del Mundial fueron algunos de los cierres oportunos que realizó en el fondo. Colaboró con la defensa cubriendo espacios y llegando a marcar.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...