Selección > INSTAGRAM LIVE

Valverde reveló su admiración por Odegaard, Parejo y Arambarri

El volante recordó la noche previa al debut con la selección mayor con el apoyo de Sebastián Coates y reveló cómo fue el día que se enteró que sería jugador de Real Madrid en pleno Sudamericano sub 17 

Tiempo de lectura: -'

17 de abril de 2020 a las 20:48

Federico Valverde dio una entrevista con AUFTV a través de una transmisión en vivo de Instagram en la cual charló en forma distendid de algunos momentos de su carrera, de su presente en Real Madrid y de su rol de padre de Benicio, quien nació el 20 de febrero fruto de su amor con la periodista argentina Mina Bonino. 

"Duermo mucho, trato de ayudarla en el correr del día, pero de noche tengo un sueño profundo", comenzó diciendo Valverde al hablar de su rol como padre con apenas 21 años. 

"Fue una sensación que no lo podía creer cuando nos enteramos, fue en Uruguay, estábamos en el apartamento, en un día normal, ella creía que podía estar embarazada, dos test dieron que no, hasta que se hizo un tercero. El primero en ver el resultado fui yo. Entré al baño y le dijo 'no, lamentablemente no se dio'. Después entró ella y empezamos a festejar, nos abrazamos; fue un momento mágico, muy lindo, nos quedamos una hora mirándonos, sonriendo, ojalá lo pueda volver a repetir muchas veces más. Ahora toca educarlo como una buena persona", expresó sobre Benicio. 

"La ansiedad pesaba mucho para contarlo, pero nos controlamos bastante. Mis padres y mis suegros estuvieron tres meses sin saberlo. A mi suegra fue como regalo de cumpleaños que se lo dijimos y a mis padres también fue de sorpresa", le dijo al periodista Rodrigo Romano, quien realizó la entrevista. 

"Cocino poco y nada, yo me siento a la mesa a comer no más. Mi suegra nos está ayudando en estos momentos y estoy muy agradecido; mi mujer colabora y yo me encargo de Benicio: juego con él y lo duermo, mientras ellas lavan y cocinan porque en eso no ando bien", confesó. 

"Al otro día que nació, mi mujer me preguntó si estaba preparado para cambiarle por primera vez los pañales. Fue algo nuevo, raro. Pensaba que me iba a dar asco o temor, pero es algo que haría 1.000 veces más. Es hermoso. Todo lo que sea por él vale la pena. Ahora me mea, me vomita, me hace de todo pero ya hasta disfrutando tocando su mierda o sus meos", contó a las risas. 

En la cuarentena a causa del coronavirus, el volante uruguayo volvió a contar cómo es su rutina: "Entreno, almuerzo, juego al Play y charlo con amigos, juego con mi perra y acá en familia jugamos juegos de caja. Hay que adaptarse y sacar lo positivo. Jugamos al bingo y no me pueden parar. Juego limpio, la trampa no te lleva a ningún lado. En la Play comparto tiempo con mis amigos, es lo que perdí cuando vine a España y es un rato que aprovecho para charlar de la vida. Al Play juego también con (Thibaut) Courtois y Reguilón que ahora está en Sevilla".

"Meto más Netflix ahora que nunca. La Casa de Papel la liquidamos en dos días, acá la tele no se apaga. Miramos documentales también porque son cosas que pasaron en la realidad. Nos gusta el suspenso .Yo miro documentales de deportistas, futbolistas y basquetbolistas, porque se suele mirar al que juega en una cancha, pero está bueno mirar el detrás: cómo viven, cómo descansan y se puede aprender de eso siempre", expresó Pajarito. 

"Tengo mucho agradecimiento a mi mujer, mis padres y mis hermanos que me aconsejaron cuando las cosas pasaron tan rápido, me hicieron crecer, estar con los pies en la tierra, disfrutar el momento. Salí campeón muy joven con Peñarol y luego ya estaba comprado por el Madrid y me planteaba que tenía que haberlo disfrutado más y eso lo fui aprendiendo. Que haya pasado tan rápido tiene el lado malo como la inmadurez de no poder disfrutar ciertos momentos", se sinceró el volante al que hizo debutar Pablo Bengoechea. 

"Uno de mis primeros recuerdos viendo fútbol es el del Mundial de Alemania 2006, tenía 8 años, anotaba los goles y los resultados. Mi madre guardó un cuaderno en el que guardaba las estadísticas. Recuerdo a (Paulo) Wanchope de Costa Rica, me acuerdo perfecto del cabezazo de Zidane en la final, pero nunca se lo comenté. Pero cuando estás ahí, en el vestuario, te acordás que a Kroos y a Casemiro los mirabas por la tele y ahora juego con ellos y me dirige Zidane, el míster, que es una leyenda. Es increíble. Cuando le contás a un amigo o un hermano lo que se comparte en el día a día me miran como diciendo 'lo decís como si fueras uno más', pero hay que adaptarse a lo que estoy viviendo para no quedarse atrás", contó el volante. 

"Zidane es ese entrenador que te hace sentir con la confianza que no cualquier entrenador te hace sentir, todo lo que te dice hay que guardarlo en la cabeza, cuando en un partido se acerca a dar una indicación es todo para bien, así sea una crítica, hay que escucharlo, aprender y sacar el mayor fruto posible", comentó sobre su DT en el elenco merengue. 

"Me siento cómodo en el mediocampo, es donde puedo demostrar más cosas, cuando puedo jugar por afuera puedo explotar más mi velocidad, pero hay que adaptarse a cada posición, pongan donde me pongan trato de rendir lo máximo posible. Con los compañeros que tengo me hacen crecer, jugar como nunca, no me hacen sentir presión y es todo más fácil", admitió.

Consultado sobre las ovaciones recibidas en la presente temporada por el público del Bernabéu, Valverde dijo: "En esos momentos, me gustaría tener un altavoz y agradecerle a todo el estadio cuando me aplauden, disfruto de esa caminata, cuando las cosas salen bien hay que aprovecharlas, es algo muy bonito, nunca me lo podía haber imaginado. Solo trato de sonreír y disfrutarlo"

También recordó el exacto momento en el que supo que iba a ser jugador de Real Madrid cuando aún no había ni debutado en el primer equipo de Peñarol: "Juego el sub 17 con Uruguay y antes de un partido con Argentina me decían que habían ojeadores del Madrid y yo era muy chico, a veces la inmadurez te hace decir que no te importan esas cosas y que voy a jugar para dar lo mejor para tu país que es lo más lindo. Resultó que jugué muy bien, ganamos y el ojeador dijo que me quería pero yo no caía; estuve días y días sin creer, me giraba en la cabeza si era verdad o mentira, hasta que dije que iba a hablar con mis padres para ver si era cierto y cuando charlamos mi madre lloraba de alegría porque yo iba a cumplir uno de mis sueños, fue lo mejor que me pudo haber pasado".

Aquel partido se jugó el 8 de marzo de 2015 en el estadio Feliciano Cáceres de Luque y Uruguay ganó 2 a 1 con dos goles de Valverde, uno de ellos de penal. La celeste, que dirigía Santiago Ostolaza, avanzó a la ronda final pero no pudo clasificar al Mundial al verse superada por Ecuador que presentó jugadores de mayor edad y de nacionalidad adulterada ya que eran colombianos.   

"La ilusión siempre estuvo de jugar por el cuadro del que uno es hincha, por la selección y por ese equipo que decís: 'Pah, es imposible'. Una vez soñé que coreaba mi nombre un equipo vestido de blanco... Y se dio", comentó Valverde que ya lleva cumplidos tres de los máximos sueños a los que puede aspirar un futbolista. 

También recordó sus sensaciones únicas previas al debut con la selección mayor, el 5 de setiembre de 2017 en Asunción contra Paraguay por las Eliminatorias. "Días antes no habíamos probado el equipo, pero el jugador ya se imagina que puede jugar por tal movimiento o por las simples ganas de querer jugar en el 11. Mi ilusión y ganas de jugar estaban. Los nervios estaban ahí también. Compartía habitación con Seba Coates y siempre le voy a agradecer por cómo me trató. El día anterior ya sabía que iba a jugar y los nervios me estaban consumiendo, le hablaba a Seba y me cambiaba de tema para que mi cabeza no estuviera solo con eso. Entonces le dijeron a Palito (Álvaro Pereira) y me agarró para la joda y era peor. Me decía 'tranquilo Fede, 'no te vayas a poner nervioso' y yo me quería ir a dormir y no podía. El Maestro me dijo que disfrutara, que hiciera lo que sé hacer; escucharlo a él, que tanto lo respetamos en Uruguay y el mundo, me dio tranquilidad y el apoyo que al jugador le gusta escuchar". 

"Tabárez es una persona admirable es gran técnico, gran persona, me encanta cómo habla, cómo son sus notas, siempre manda callar a todo el mundo, deja con la boca cerrada a muchos, y también como es día a día como técnico o persona", dijo sobre el DT de la celeste. 

"Ponerte la camiseta de Uruguay es lo mejor que te puede pasar, cuando te la ponés es un momento hermoso. Por la cabeza se me pasa siempre mi familia que me acompañó y apoyó desde siempre. Es para dejarlos en lo más alto a ellos, representar al país, luchar por mucha gente que le gustaría estar ahí y agradecerles corriendo", comentó. "Cuando te ponés la camiseta de Uruguay todo es posible", agregó. 

"El mejor gol de mi carrera fue el de Paraguay lo elijo una y mil veces más. Fue una victoria para nuestro país y poder ayudar al equipo, nunca lo voy a olvidar cómo se gritó, cómo me abrazaron. Hablé con familia, amigos y me di cuenta lo feliz que hice a tanta gente solo por haber marcado un gol, no quería que terminara más ese día", recordó. 

Romano le pidió que eligiera a tres jugadores en su puesto de la Liga Española sin que sean de Real Madrid. Valverde eligió a Martin Odegaard de Real Sociedad, Dani Parejo de Valencia y Mauro Arambarri de Getafe. "Además de ser gran jugador, Odegaard fue mi compañero en el Castilla, es un futbolista increíble y ojalá lo podamos disfrutar. A Parejo lo miro cuando sigo a Maxi Gómez en Valencia que es un amigo y porque me gusta seguir a los uruguayos. Me gusta ver cómo maneja la pelota por su tranquilidad que tiene aunque a veces nos pone los nervios de punta por su tranquilidad, pero lo hace muy bien. Y Arambarri es un jugador que miraba en la sub 20 cuando yo era más chico, iba a verlo a él y a Nahitan (Nández), me encantaba verlos, esas luchas, ganas y su visión de juego son admirables", dijo sobre el ex Defensor Sporting. 

Fuera de la Liga, con el pasado y presente para elegir, Valverde reiteró a jugadores que admiró siempre: "En los que más me fijé por televisión fueron (Steven) Gerrard que marcó la historia y ganó mucho, A Toni Kroos lo sigo admirando en el día a día por su tranquilidad envidiable, juega a dos toques, a uno, lo admiro y me da tranquilidad apoyándome. Con Casemiro y Luka Modric puedo compartir entrenamientos, charlas y me dan los mejores consejos". 

Valverde también recordó su expulsión ante Atlético de Madrid por cometer una falta sobre Álvaro Morata en la final de la Supercopa cortando una situación manifiesta de gol de atrás y sin intención alguna de jugar el balón: "No le doy mucha importancia a lo que se dice en las redes, yo disfruto el día a día; no estoy orgulloso de lo que hice, ojalá pudiera haber evitado la jugada de otra manera, lo hice por el equipo, no había otra opción, por mi equipo era lo único que me quedaba y por mi equipo lo doy todo". 

También habló de Peñarol: "Es el que equipo del que soy hincha, que quiero, crecí ahí con mucha lucha. El mejor recuerdo que tengo es haber sido campeón con Peñarol, lo cumplí tan joven y me fui a uno de los mejores clubes del mundo, es lo mejor que me puede haber pasado". 

La entrevista se cortó cuando ya se superaban los 4.000 espectadores del vivo de Instagram aunque luego hubo tiempo para un saludo ya que eran más de la 1.00 AM en España.  

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...