Espectáculos y Cultura > PERFIL

Villanueva Cosse cierra el círculo

Es conocido popularmente por su trabajo en la televisión argentina y tiene una vida artística que gira en torno a El Galpón

Tiempo de lectura: -'

04 de noviembre de 2017 a las 05:00

Su cara es muy reconocida por su trabajo en televisión. Roles en telenovelas argentinas como Sálvame María, Verano eterno, El precio del poder y Yago, pasión morena llevaron a Villanueva Cosse al público masivo. Pero pese a que muchos recuerdan ese rostro, no todos saben dos datos fundamentales en la vida de este actor y director. El primero: es uruguayo; el segundo: es padre de la ministra de Industria, Carolina Cosse.

Su carrera comenzó en El Galpón, a cuya escuela concurría por las tardes cuando entraba en sus veinte años. Antes iba al Banco de Seguros, el trabajo que le permitía sobrevivir mientras llevaba adelante su vocación teatral. Seis décadas después, Villanueva Cosse (83) volvió a El Galpón, aquel primer amor.

El actor y director regresó hace unos meses a la casa que lo vio nacer en la actuación. Fue invitado en un intento por retomar el vínculo con los referentes fundacionales de la institución, que comenzó en un galpón en Mercedes y Roxlo. La excusa ahora fue dirigir La resistible ascensión de Arturo Ui, que se estrenó el 2 de setiembre y que Cosse protagonizó en dos emblemáticas oportunidades en 1965 y 1972.

Para el popular artista, la sala del Galpón guarda fantasmas que le recuerdan el rincón en el que ensayaba Querido Mentiroso junto a China Zorrilla o el cartel de salida al final de la platea que tomaba como referencia para proyectar la voz y no perderla al término de la función.

Sufría de pánico social, pero las películas y obras de teatro que le mostraba su primo Ernesto Aroztegui, destacado artista plástico conocido por sus tapices, despertaron una sensibilidad en Cosse que lo arrastraron a las puertas del teatro.

"Nada en mí indicaba que algún día iba a estar arriba de un escenario –contó Cosse– llegué tarde a muchas cosas importantes de la vida".
"Nada en mí indicaba que algún día iba a estar arriba de un escenario", Villanueva Cosse
Como actor, su último trabajo en teatro fue en 2011 en Buenos Aires y en televisión el último papel secundario de notoriedad fue en Epitafios, la miniserie coproducida por Pol-ka y HBO. Antes había participado también en un capítulo de Los Simuladores.

Aunque la televisión le dio mucho, Cosse la recuerda con poco aprecio porque valora mucho más el ambiente del teatro. "Mi predilección por el teatro es de siempre. Lo que tiene la televisión es el hecho de la popularidad, que te abre el camino para transformarte en un actor rico", aseguró.
"Lo que tiene la televisión es el hecho de la popularidad, que te abre el camino para transformarte en un actor rico" Villanueva Cosse actor, director y escritor
Pero el dinero y la actuación no siempre van de la mano como en la televisión argentina. En sus inicios, Cosse y los demás integrantes de El Galpón, como César Campodónico, hicieron todo tipo de cosas para reunir fondos para el teatro. El ahora director prensó papel, fue puerta por puerta en el barrio Cordón para reunir donaciones o sumar socios y prestaba su voz para anunciar en altoparlante la rifa de un auto. "'El Galpón rifa'. Me oía y pensaba: '¡Qué voz que tengo!'", recordó entre risas, haciendo alarde de sus potentes cuerdas vocales.

Todo eso era para comprar vestuario, cubrir gastos e invertir en luces luego de que la visita de una compañía de teatro belga les revelara a estos artistas uruguayos el poder dramático de una buena iluminación. "Lo hacíamos con los dientes apretados porque había que conseguir dinero".

Su periplo

Villanueva Cosse
El actor junto a su hija, la ministra Carolina Cosse, cuando recibió la medalla Delmira Agustini de parte del Ministerio de Educación y Cultura
El actor junto a su hija, la ministra Carolina Cosse, cuando recibió la medalla Delmira Agustini de parte del Ministerio de Educación y Cultura

Cosse nació en Melo en una familia humilde, algo de lo que se jacta. "Soy vanidoso y orgulloso de mí. Orgulloso de haber surgido de una situación social en la que era muy difícil esperar algo", aseveró. En el Banco de Seguros del Estado trabajó en paralelo a su actividad en El Galpón hasta que en 1973, cuando tenía 41 años, le ofrecieron hacer teatro en Argentina. El reverendo Heil en Las brujas de Salem –en el ex Teatro Blanca Podestá, hoy Multiteatro en la calle Corrientes– fue el primer papel que hizo en Buenos Aires.

En 1975 recayó sobre él una inhabilitación para trabajar emitida por la dictadura militar uruguaya, que se extendía al país vecino por efecto del Plan Cóndor. No pudo hacer ni televisión ni teatro comercial por ocho años, y lo que lo salvó el teatro independiente donde trabajó como docente.

El "Villa", como le dicen sus colegas, es reconocido en su entorno como "un hombre del teatro independiente". Así lo describió Myriam Gleijer, actriz uruguaya que hizo carrera en Buenos Aires al unísono. Añadió que el actor y director uruguayo se destaca por hacer un arte comprometido con su tiempo porque "le importa el mundo".

Aunque se dedica a disfrutar más de sus afectos, como su hija Carolina y sus dos nietos ya adultos, en Montevideo se siente de paso, fuera de su rutina. "Me aburro, bastante", dijo.

En cambio en Buenos Aires, donde vive hace más de 40 años, el actor sale de su casa al Teatro Cervantes o al San Martín y se siente en "su sistema planetario". Sin embargo, asegura que esa ciudad lo sigue agotando. "Es una megalópolis. Muy incómoda para vivir", expresó.

Cosse no asistió al estreno de Arturo Ui porque cree que los estrenos son "tóxicos". "Están lleno de nervios y de cosas adheridas. Hay que limpiarse de todo eso", dijo. Hace mucho que tomó esa decisión por lo que cuando una obra suya debuta espera en un camarín o un bar a que termine y luego le pregunta a los actores cómo les fue.

Sí fue a la segunda función en El Galpón. Allí, una señora de mediana edad lo interceptó a la salida para decirle que fue a ver la obra porque la había conmovido en 1972 cuando él estuvo en el papel principal. "Pero eso no puede ser. ¿Qué edad tenés?", le dijo Cosse a la admiradora, que lo había ido a ver cuando era adolescente.

A la versión 2017 de la obra de Bertolt Brecht el director se enfrentó sin prejuicios ni tomando como referencia aquella puesta. Tomó como inspiración la actualidad y fenómenos como que Donald Trump fuera electo presidente de Estados Unidos.

"Si el mundo me está mostrando que Trump es episódico y lo que sigue permaneciendo por debajo es la codicia, la avaricia y la megalomanía de los mega millonarios, tengo que mostrarlo ahí de alguna forma", afirmó.

En la vida de cualquier persona se dejan todo el tiempo heridas, capítulos y finales abiertos. En la de Cosse también. En este caso, el pasado del actor se hizo presente en su rol de director.

Faltaba el cierre, el final del primer amor que se gestó entre compañeros amantes del teatro, esfuerzos mucho más allá de las ocho horas y quijotadas.

Si bien con la dirección de Arturo Ui en su casa teatral Cosse cierra un círculo importante de su vida, él asegura que seguirá haciendo teatro. "No es el fin de mi carrera. Quiero seguir haciendo teatro hasta los 150 años", concluyó.

El caballo que le indicó que la actuación era lo suyo

Villanueva Cosse se identifica con la imagen de actor descrita por el director teatral polaco Jerzy Grotowski como "santo laico que se sacrifica para que se entienda lo que pasa en la sociedad". Esas fueron sus propias palabras en el discurso de su último homenaje en Montevideo, cuando el 3 de octubre el Ministerio de Educación y Cultura lo distinguió con la medalla Delmira Agustini.

Inmediatamente después de la ceremonia tenía una función de Arturo Ui. Corto de tiempo, quiso dar un agradecimiento breve para poder ir al teatro. "Ahora lo importante es la función", dijo mientras guardaba en su bolsillo el papel lleno de anécdotas que había preparado para la ocasión. "Es una mezcla entre frustración y alivio", agregó en una salida del humor espontáneo y ácido que lo caracteriza.

"¡Queremos las anécdotas!", gritaron del público. Ante la insistencia, sacó nuevamente el papel y contó los momentos en los que se dio cuenta de que, pasara lo que pasara, nada lo iba a separar del teatro.

Uno de esos momentos fue cuando El Galpón realizó una puesta de Juan Moreira con caballos de verdad en el Palacio Peñarol y en canchas de fútbol. Los actores debieron ir al Carrasco Polo Club a aprender equitación. "Misterios de la derecha vernácula", acotó en su discurso.

Luego, en una de las funciones, su caballo vio su sombra proyectada por los focos y se asustó. "Entonces yo, el sargento que desafiaba a Juan Moreira me empecé a caer del caballo", rememoró. Cosse cayó agradeciendo que el animal no lo arrastrara agarrado de los estribos. "Sentía el rugido de la multitud que disfrutaba enormemente", recordó.

"Pasar por eso y seguir haciendo teatro me indicó que a mí me estaba interesando el asunto", contó Cosse en el escenario mayor de la institución que lo vio crecer.

04lu03cosse4col LC.jpg

Últimas funciones de Arturo Ui

La obra de Bertolt Brecht dirigida por Villanueva Cosse se estrenó el pasado 2 de setiembre en la sala César Campodónico de El Galpón. La protagoniza Héctor Guido y cuenta con más de 20 actores en escena.

El elenco incluye a Levón de la Comedia Nacional, quien hace dos papeles, entre los que está el de profesor de teatro de Arturo Ui que le enseña a mejorar sus discursos. La historia de Arturo Ui se propone explicar la ascensión de Adolf Hitler al poder, trasladando la acción a Chicago en plena crisis y a un contexto de gánsteres. En la trama se vinculan fuertemente el comercio, el poder del capital y la política. Arturo Ui llega al poder mediante el terror, el crimen, la traición y el engaño.Este fin de semana y el próximo serán las últimas cuatro funciones de la obra. Los horarios son sábados 20:30 y domingos a las 19:30 horas.

1966
Una de sus pasiones mientras estaba en El Galpón fue la pantomima, y durante la visita de Marcel Marceau a Uruguay en 1966 consiguió una beca de la embajada de Francia para estudiar esa disciplina en París.

04lu03-1col.jpg

Arturo Ui
En junio de 1972, Uruguay salía del gobierno de Jorge Pacheco Areco y comenzaba el de Juan María Bordaberry. Asomaba el golpe de Estado. El Galpón decidió hacer un llamado de alerta con La resistible ascensión de Arturo Ui, la obra de Bertolt Brecht que explica el ascenso de un autoritario. En el rol principal, Villanueva Cosse deslumbró al público y a la crítica.

Ciudadano Ilustre
El 22 de agosto pasado Villanueva Cosse fue declarado Ciudadano Ilustre de Montevideo por la Junta Departamental.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...