Copa América > COPA AMÉRICA 2019

Suárez cerró las puertas para su despedida en Nacional

En diálogo con Fox Sports, el Pistolero dijo: "Ya jugué el tiempo que tenía que jugar en Nacional"; no quiere venir a arrastrarse, con 37 años

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2019 a las 05:03

Luis Suárez hace tiempo es uno de los referentes de la selección uruguaya y lo sabe. Él mismo se define como uno de los "grandes" del equipo de Tabárez y reconoce que Uruguay es uno de los favoritos de la Copa América de Brasil. "Asumo la responsabilidad: tenemos jugadores como para ganar la Copa, pero trabajando y no creyéndonos los mejores", dijo el delantero en una entrevista con Fox Sports. 

Suárez afronta este certamen con "muchísima ilusión" y reconoce el "respeto" que tienen todas las selecciones por ser la selección con más copas en las vitrinas y con jugadores de "altísimo" nivel en Europa. 

El jugador de Barcelona habló de la lesión que sufrió semanas atrás que lo puso en duda para el torneo y comparó esta recuperación con la del mundial de Brasil. "Los días de recuperación me vinieron espectacular. En el mundial anterior no lo hice, quise experimentar haciendo trabajos cuando nos habían dado una semana libre y no llegué de la forma que yo quería. No me sentí a gusto a la hora de picar, de jugar. Me sentía cansado", señaló. Y agregó: "Si no hubiese cuidado mi rodilla como la cuidé, no hubiese llegado a la Copa".

La emoción por Walter Ferreira

El delantero de la selección se emocionó al recordar a Walter Ferreira, el kinesiólogo que ayudó para que pudiera jugar el mundial Brasil 2014. El salteño contó que en la sanidad del Complejo Celeste hay un cuadro de él y que en su última lesión desde Barcelona le dijeron que se recupere en Uruguay, pero Suárez contestó que no podía porque "la persona de confianza hoy en día no esta". 

Además, Suárez contó que Ferreira viajó, pese a tener cáncer, porque él se lo pidió. "Eso era lo mínimo que podía hacer por él. Yo sigo teniendo con la hija, con el yerno, con los nietos porque les encantaba venir acá. Yo con todo respeto pedí para ponerle el nombre a una cancha del Complejo", comentó. El Pistolero recordó que después del partido que Uruguay derrotó 2-1 a Inglaterra y que le dedica uno de sus goles, estuvieron media hora llorando en el vestuario. 

De este mundial, el delantero recordó el mal momento que pasó luego de que la FIFA decidiera su expulsión del campeonato por haber mordido al italiano Giorgio Chiellini y reconoció como un error no haber aceptado esa falta. "Cuando terminó el partido mi mujer me preguntaba (qué había pasado) y yo le decía que choqué con él. No aceptaba la realidad y fue un error. Eso fue mucho peor", dijo. 

Suárez contó que trató la situación con psicólogos que lo ayudaron "muchísimo". "Sufrí, la pasé muy mal", dijo. Aunque también advierte que su "forma de jugar y de vivir los partidos" no se la va a cambiar nadie. 

"En Nacional jugué el tiempo que tenía que jugar"

El salteño se mostró agradecido con Nacional, su "segunda casa", que le "dio de comer" cuando era juvenil. Si embargo, admitió que se identifica con la selección y que es algo que el hincha tricolor entiende. "Ya jugué el tiempo que tenía que jugar en Nacional. Pero para venir a jugar con 37 años a arrastrarme y no rendir lo que tengo que rendir, prefiero no venir", dijo. 

"Lo que tuve en Nacional fue lo que me llevó a ser el jugador que soy hoy en día. Aprendí a reivindicarme: errar goles y seguir probando. Crecí en Nacional por mi sacrificio y soy lo que soy gracias a Nacional, por mi forma de empezar jugando en la primera con Lasarte y con los jugadores que había", agregó sobre sus primeros años como futbolista profesional en el albo. 

"Barcelona me hizo mejorar como jugador"

Suárez se refirió al cambio de Liverpool a Barcelona y cómo eso cambió su manera de jugar al fútbol. "En Liverpool éramos uno o dos delanteros y yo jugaba por todos lados y en Uruguay también", señaló. Barcelona me hizo mejorar como jugador, en lo técnico, como asistidor. Tenía mi espacio. Fui aprendiendo movimientos, pero perdí el empuje, el choque, el pique largo. 

Junto a su expulsión de Brasil 2014, para Suárez uno de los peores momentos de su carrera fue la increíble eliminación del equipo culé ante los ingleses en la Champions League. El futbolista contestó a las crítica que en ese momento le hicieron por olvidarse del cumpleaños de Nacional: "Quería desaparecer del mundo. No tengo por qué acordarme". 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...