Fútbol > NACIONAL

¿Cómo le fue a Munúa con los juveniles en su primer pasaje por Nacional?

El DT arranca el 6 de enero con la misión de promover y asentar jóvenes; en su anterior ciclo acertó con Amaral y Carballo aunque otros no lograron asentarse

Tiempo de lectura: -'

30 de diciembre de 2019 a las 05:03

José Decurnex no se cansa de repetirlo. En cada intervención pública, el presidente de Nacional resalta uno de los pilares más importantes de su gestión: “Afianzar el mundo de las formativas, tener un plantel basado en un equipo joven, formado en Nacional y que sea la base fundacional para futuras ventas”. Por ese motivo la comisión directiva apuntó a Gustavo Munúa como sustituto de Álvaro Gutiérrez al frente del plantel principal. El entrenador, que rescindió su contrato con Cartagena de

España, llegará este lunes y será presentado el lunes 6 de enero en Los Céspedes. 
En su anterior pasaje como técnico de Nacional, en la temporada 2015-2016, Munúa promovió a varios juveniles, entre ellos a Rodrigo Amaral y a Felipe Carballo. La idea de la directiva y del área deportiva del club que encabezan Iván Alonso y Jorge Giordano es formar un plantel con tres o cuatro referentes en cancha y el resto jóvenes de la cantera.

Cuando asumió la actual directiva, hace un año, bajó el presupuesto en todas las áreas, menos en formativas, con el propósito de mantener firme ese trabajo que llevó a que Nacional ganara la Copa Libertadores sub 20 en 2018. 

De ese plantel este año integraron la Primera División Mathías Laborda, Thiago Vecino, Brian Ocampo, Santiago Rodríguez, Emiliano Martínez y Joaquín Trasante. Además, fueron transferidos Franco Israel a Juventus y Juan Manuel Sanabria a Atlético de Madrid.
Además, en 2019 Nacional se coronó campeón uruguayo de juveniles tras ganar la tabla general de puntos, que es la suma de las tablas anuales de Cuarta a Séptima División. La última vez que lo había logrado fue en 2017. 

 “Es un parámetro positivo de evaluación, pero no es el objetivo en sí mismo de nuestro trabajo. Nuestra tarea y la de todos los cuerpos técnicos de juveniles es la formación de jugadores para Primera División, si bien la competencia es el principal parámetro, más en un país donde hay cuatro o cinco equipos que apuestan fuertes a las Formativas”, explicó Sebastián Taramasco, coordinador de las divisiones juveniles del club, a Referí.

Los clubes fuertes en juveniles en Uruguay son Nacional, Peñarol, Defensor Sporting, Danubio, Liverpool y River Plate.
El funcionario tricolor indicó que “desde principio de año quedó claro, la directiva bajó el presupuesto en todas las áreas, pero en juveniles se mantuvieron las estructuras casi intactas, sin recortes y mejoramos algunos aspectos. El trabajo se basa en la evolución de los jugadores formados en Nacional, en el debut en Primera y en la consolidación de los que ya estaban en la principal categoría”.

La fábrica prácticamente no se detiene y en los primeros días de enero ya vuelven a entrenar y a competir los chicos que serán el futuro de la institución. Arrancan el lunes 6, porque enseguida viajan a Brasil: una categoría sub 17 participará del torneo Santiago en Río Grande del Sur y la sub 14 del Torneo Efipan en Alegrete, perteneciente al mismo estado brasileño.

“Nosotros estamos comprometidos con la profesión primero y con Nacional después. Va más allá de las políticas de turno. La actual comisión directiva nos alienta y nos apoya, junto al área técnica que integran Alonso y Giordano”, resaltó Taramasco, quien indicó que mantienen reuniones a diario y que una de las tareas es entregar para estudio del cuerpo técnico de Primera una lista de jugadores que en formativas creen que tienen nivel para realizar la pretemporada con el plantel principal.

“Es un primer acercamiento, no es una prueba ni un premio. Es tenerlos cerca. Generalmente son chicos de Cuarta División y se les aclara de antemano que tienen que disfrutar y dejar todo cuando les toque retornar a sus divisionales”, señaló Taramasco.
Otro hecho para destacar del año que se termina fue el título Uruguayo de la Tercera División conducida por Martín Ligüera, logrando el Apertura, el Clausura, la Anual y terminando invicto en los clásicos. Con una interesante proyección de Ligüera, ya que otra de las apuestas de la institución es la formación de técnicos, como en los últimos años con Alexander Medina y Gustavo Munúa. 

Amaral y Carballo, las apuestas de Munúa


Hay un dato muy interesante repasando el plantel de Nacional del segundo semestre de 2019, donde el equipo remontó una desventaja importante frente a Peñarol y logró ganar el Campeonato Uruguayo. De los 17 futbolistas que más participaron desde julio a diciembre, 12 fueron formados en el club, contando a Gonzalo Castro, Rafael García y Mathías Cardacio que ya tienen un largo recorrido en el exterior. 
Pero en esa lista están Matías Viña, Guzmán Corujo, Felipe Carballo, Gabriel Neves, Mathías Laborda, Brian Ocampo, Armando Méndez, Santiago Rodríguez y Thiago Vecino. 

Completan los 17 que más actuaron cinco jugadores que no se formaron en la “cantera inagotable” como el club llama a sus Formativas: Felipe Carvalho, Luis Mejía, Guillermo Cotugno, Matías Zunino y Gonzalo Bergessio.

Munúa tomará contacto con los futbolistas, con los que integran el plantel y con cinco o seis nombres que le acercará el área juvenil para que se integren a la pretemporada, que se realizará en Montevideo. 

Cuando debutó como técnico a mediados de 2015, Munúa apostó fuerte a Rodrigo Amaral de 18 años, que aún no había debutado en Primera División pero era figura en las selecciones juveniles de Uruguay. De 19 partidos jugados entre Apertura y Sudamericana 2015, Amaral participó en 16, la mitad de ellos desde el arranque.
Después el sobrepeso y un problema del club con su representante Daniel Fonseca lo alejaron del plantel y más tarde fue transferido a Racing de Avellaneda. En esta nueva etapa el técnico se reencontrará con una nueva versión del futbolista: recuperado de una grave lesión, con el peso ideal y habiendo sido figura del equipo en el primer semestre de 2019. 

Con Munúa también debutó el volante Felipe Carballo y en los primeros seis meses de 2016 actuó en casi todos los partidos del Clausura y la Copa Libertadores. Antes de cumplir los 20 años, fue titular en 12 partidos durante ese lapso de tiempo, entre ellos contra Boca Juniors en la Bombonera por cuartos de final de la Copa Libertadores. Ahora la continuidad de Carballo en Nacional depende de Sevilla, que es el club dueño de su ficha. 

Otros cuatro juveniles tuvieron sus primeros minutos en Primera con Munúa: Leandro Otormín, Damián Eroza, Mathías Olivera y Alejandro Cavanna. Con el paso del tiempo ninguno de ellos logró desarrollarse en el club aunque Olivera se destaca en Getafe de España.
Tres años y medio después, el entrenador vuelve al club y lo encuentra en un gran momento.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...