Fútbol Internacional > FÚTBOL ESPAÑOLA

Valverde abrió el marcador en el clásico y fue sustituido porque se mareó

"Con lo que corre y lo que hace en el campo, de vez en cuando puede pasar eso", dijo Zidane al explicar lo que le pasó al uruguayo, quien abrió el marcador para el 3-1 de Real Madrid ante Barcelona en el Camp Nou

Tiempo de lectura: -'

24 de octubre de 2020 a las 10:55

Con un gol del uruguayo Federico Valverde para abrir el marcador, Real Madrid le ganó 3-1 a Barcelona en el Camp Nou este sábado, en una nueva edición del clásico del fútbol español por la la 7ª jornada de la Liga española.

El equipo merengue, tras la apatía mostrada en su dos últimos encuentros, aplicó intensidad a su juego y a los cinco minutos, Valverde aprovechó un pase en profundidad de Karim Benzema para poner el 1-0 de disparo cruzado.

Poco después Ansu Fati igualó de remate a bocajarro (8').

En el segundo tiempo, Sergio Ramos hizo de penal el 2-1 (63) y Luka Modric rubricó prácticamente a puerta vacía (90) el 3-1 definitivo.

Valverde, como volante por la banda derecha, redondeó una gran actuación y fue reemplazado a los 69 por Modric.

Tras el partido, el entrenador merengue Zinedine Zidane explicó que tuvo que cambiar al uruguayo porque tuvo un problema.

"Fede se ha mareado", dijo Zizou. "Pero es normal, con lo que corre y lo que hace en el campo, de vez en cuando puede pasar eso. Y le pasó eso, por falta de azúcar. Pero nada, solo eso", agregó el DT.

La victoria da un respiro a Real Madrid, que llegaba al encuentro presionado por sus dos últimas derrotas consecutivas contra Cádiz en Liga (1-0) y contra el Shakhtar Donetsk en Champions (3-2).

Tras el gol del uruguayo, la alegría merengue duró poco porque apenas tres minutos después, Jordi Alba rompía por la izquierda para poner un balón que remató Ansu Fati para hacer el 1-1 (8).

El gol de Valverde

El delantero azulgrana se convertía así a sus 17 años en el goleador más joven en un Clásico, superando las plusmarcas de Roger García y Raúl González, que habían anotado con 18 años.

Con un Barça muy sólido por dentró, Real Madrid intentaba hacer daño por las bandas con las llegadas de Marco Asensio y Vinicius.

Tras el descanso, el equipo azulgrana apretaba, pero entonces Clément Lenglet agarró a Ramos de la camiseta en el área. El árbitro sancionó con penal tras revisar el videoarbitraje.

El capitán blanco no falló desde los once metros. para volver a adelantar a los blancos (63).

El técnico Ronald Koeman trató de dar más mordiente a su equipo con la entrada de una tacada de Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, que había visto el inicio del encuentro desde el banquillo, y Francisco Trincao, por Fati, Busquets y Pedri (81).

Pero lo que llegaría sería el tercero marcado por Luka Modric, prácticamente a puerta vacía (90).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...