Economía y Empresas > Tome nota

Cómo organizar las vacaciones: los consejos de expertos

Reponerse de una año laboral cargado requiere planificar el antes y el después de los días de descanso, según los especialistas

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2018 a las 05:00

Tanto si viaja al exterior, si se instala en un balneario uruguayo o permanece en su casa, planificar qué va a hacer en sus días de licencia es fundamental para aprovecharlos al máximo y sentirse satisfecho cuando terminen.

Aunque las vacaciones pueden parecer insuficientes, la ciencia ha estudiado que hay una cantidad de días ideal en los cuales parecen tener un fuerte pero efímero impacto en la salud y el bienestar de las personas. Un estudio realizado por tres investigadores de la Universidad de Radboud, en Nijmegen, Países Bajos demostró que la salud y el bienestar de las personas llega a su máximo en el octavo día de vacaciones, pero luego comienza a caer.

Hay algunas recomendaciones que se pueden seguir para que las vacaciones generen ese efecto saludable, y no pasen desapercibidas o generen el efecto contrario: estresarlo más.

¿Cuánto deberían durar y cómo planificarlas?

Muchas veces, el fraccionar las vacaciones en dos genera que se puedan recargar energías a medio camino, sin la necesidad de esperar hasta el final de un año de trabajo, ya que supondría mucha acumulación de estrés. El gerente de Marketing, Comunicación y Sustentabilidad de Adecco, Pablo Liotti, dijo a El Observador que no hay que escatimar tiempo en su planificación. "Sea cual sea el destino y la forma (solo, en familia, en pareja o con amigos) una buena planificación permite disminuir los imprevistos y contrariedades que pueden surgir. Al igual que en lo laboral siempre debe haber rutinas para el descanso en cuanto a horas de sueño, horas de ocio y horas para actividades que nos generen relax".

Por su parte, el gerente de RRHH de Mazars, José Luis O´Neil, coincidió en tomarse "mini vacaciones" durante algunos días, siempre que sea posible. "Eso permite un mejor balance, especialmente útil para los necesarios momentos de relajación y reflexión, o para no pensar en nada. También es una opción válida y para lo que no es conveniente esperar demasiado, ya que cuando ese tiempo es restaurador, termina repercutiendo positivamente en las relaciones familiares y laborales", dijo.

El problema de la desconexión laboral 

Emails que se reciben en el celular, permanecer en grupos de WhatsApp del trabajo o recibir y atender llamadas para resolver una situación concreta no contribuyen a la desconexión laboral. Liotti de Adecco mencionó que se estima que 8 de cada 10 trabajadores siguen conectados una vez que terminaron su jornada laboral, ya que muchos continúan con las prácticas mencionadas a través de dispositivos digitales.

Esto se puede evitar si se siguen algunas recomendaciones. Una de ellas es dejar a una persona encargada con la suficiente responsabilidad y poder de decisión como para poder llevar adelante la cotidianeidad, sin necesidad de recurrir a quien se encuentre  de vacaciones.

Por otro lado, ser lo suficientemente previsores antes de salir de vacaciones, de manera de poder dejar todo articulado en caso que puedan surgir contingencias. "De esta manera se evitará la interrupción del descanso por alguna consulta, y a su vez genera la tranquilidad para quien se aleja de la cotidianidad que los temas se pueden resolver", sostuvo Liotti.

La necesidad de desconexión no implica que se quiera desconectar del trabajo en sí. Según O´Neil, cuando se trata de relaciones laborales sanas, lo que se quiere desconectar son algunos aspectos del trabajo. "Si bien pueden ser objeto de una presión normal y sana, en vacaciones no queremos tenerlos, entonces es necesario poner límites a esos aspectos y dejar en claro que esas cuestiones no las vamos a estar atendiendo", comentó.

En Uruguay, se encuentra a estudio en la Comisión de Asuntos Laborales y Seguridad Social de la Cámara de Senadores un proyecto de ley presentado en marzo de 2017 por el senador colorado Pedro Bordaberry, con base en el antecedente de la reglamentación francesa sobre desconexión laboral, que daría este derecho a los uruguayos, con el fin de "garantizar el respeto del tiempo de descanso y durante el goce de la licencia", como dice en su segundo artículo.

El retorno

Si la previa a la salida de vacaciones fue bien planificada, el regreso no debería significar un impacto con estrés. Es aconsejable disponer de un par de días luego de regresar de las vacaciones antes de reintegrarse al trabajo, de manera que lentamente pueda readaptarse a la rutina del día a día, además de desarmar valijas (si se fue de viaje), acomodar la casa post vacaciones e incluso reacomodarse a la dieta y horarios que pudieron verse cambiados.

"El retorno también debe organizarse y planificarse, ya que posiblemente haya mucha tarea acumulada y tratar de sacarla en el menor tiempo posible también puede generar tensión", agregó Liotti. Una de las técnicas es distribuir las tareas en los días posteriores. Por ejemplo, si tiene 500 emails por leer y responder, podría proponer un número determinado a revisar por día, y abordando aquellos temas que requieran una intervención más importante.

Dividir la licencia y tomarse "mini vacaciones" es recomendable, siempre que sea posible

"De igual manera siempre es aconsejable agendar reuniones luego de una semana de haber regresado, de esta manera nos aseguramos de tener un panorama actualizado de todos los temas, al igual que la capacidad de poder encarar nuevos proyectos sin temas pendientes", agregó.

Hablar de vacaciones restauradoras no es simplemente dejar de ir a trabajar durante los días de licencia, es no hacer lo mismo que hace todos los días. Sin embargo, según O´Neil, determinados planes de vacaciones pueden generar una sobrecarga y el deseo de volver a la rutina laboral. "Esto pasa bastante en los matrimonios con hijos de la clase media uruguaya, donde alquilar una casita en la casa durante la quincena es un clásico. Pero así se incrementa y se sobrecarga la rutina diaria de atención a los hijos y la casa. Y al final se desea volver al trabajo para descansar de las vacaciones".

¿Cómo son las vacaciones de los uruguayos?
Según Adecco, el trabajador uruguayo busca por sobre todas las cosas el disfrute y afianzar las relaciones sea cual sea el tipo de presupuesto que maneje y el estilo de vacaciones que tome. "Son infaltables las reuniones con amigos y familiares, al igual que los asados. Si el plan fue el de efectuar un viaje al exterior es muy probable que traiga un gran bagaje de anécdotas al igual que nuevas amistades", dijo Liotti.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...