Nacional > MIRÁ EL VIDEO

Eduardo Morales, el guardián de la historia de las elecciones

Con 40 años de trabajo minucioso y organizado es dueño de un tesoro político de más de cinco mil listas políticas y centenares de pines

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2019 a las 05:00

Las listas de 1916 para la elección de la Asamblea Constituyente, cuando se votó por primera vez con sufragio universal masculino en Uruguay. La lista del Partido Independiente Democrático Feminista, el primer partido de mujeres que compitió en 1938. La lista del Partido Autóctono Negro, también de 1938. Un pañuelo de la Lista 15 del Partido Colorado de 1954. La lista del partido de Pedro Manini Ríos, abuelo del actual precandidato, excomandante del Ejército, Guido Manini Ríos.

En una casa de la calle Ramón Márquez vive la historia de las elecciones uruguayas. En una habitación descansan 5.500 listas políticas; centenares de pines y escarapelas de los años electorales y de la dictadura de Uruguay, de Argentina, Brasil y Estados Unidos; y otros documentos antiguos. Su guardián es Eduardo Morales, un profesor de historia jubilado, apasionado de la política que hace 40 años dedica su tiempo a coleccionarlas con gran dedicación.

Morales tiene cualquier lista que se busque. Inclusive las de 1916 que tienen una pátina de 100 años. Están todas: las batllistas, colegialistas, las del Partido Nacional, Partido Riverista, Partido Católico y hasta la del Partido de Río Negro, que es un objeto muy especial, es la primera disidencia en un tiempo en que todos eran blancos o colorados. Son el santo grial de la colección, muy difíciles de rastrear y singulares ya que ni la Corte Electoral (creada recién en 1924) tiene su registro.

Son pocas las listas deterioradas. La mayoría están en perfectas condiciones, pero hay dos o tres que no se salvaron de la huella del paso del tiempo.

A la vasta colección de listas políticas se suman documentos antiguos como los estatutos, cartas partidarias, algunos escrutinios del siglo XIX, propaganda política. Hay banderines, vinilos con publicidades políticas de radio, diarios como La Noche y El Negro Timoteo, revistas humorísticas como Peloduro, y algunos programas de gobierno.

Morales es un perfeccionista del detalle. Tiene organizado y catalogado todo el material en grandes carpetas. Para mostrar su colección despliega esos carpetones que testimonian una minuciosa organización. La referencia para estructurarla son los años de elecciones; el registro se extiende desde la elección de la Convención Nacional Constituyente de 1916. Tiene listas del período de 1918, 1922, 1926, 1930. Más atrás de esa fecha, difícil de encontrar.

Acompañan a las listas una contextualización del período, Morales le aporta textos que relatan acontecimientos notables. Un ejemplo es la lista del expresidente Alfredo Baldomir, que va acompañada por una crónica de la batalla del Río de la Plata (1939). El docente conoce a la perfección su colección. No solo sabe dónde está cada lista, sino que como buen historiador comparte datos curiosos de cada objeto que va mostrando. Se frena, por ejemplo, en la lista 200 de Domingo Tortorelli, el pintoresco candidato que incluía entre los promesas de gobierno la construcción de carreteras en bajada y la instalación de canillas para expendio de leche en las esquienas, para señalar que era su esposa, Anatolia Manrupe, quien encargaba de financiar sus campañas electorales del Partido Concordancia.

Esta antología política para Morales es una forma de conocimiento de todo lo que ocurre en torno a la vida electoral del país. “Me interesa sobremanera la política porque es el destino mío, de mis hijos y sobre todo de mis nietos”, afirma con seriedad.

Su afición surgió del trabajo. A la salida de la dictadura por su condición de empleado público fue convocado a trabajar en las mesas electorales de la elección del primer presidente de la democracia. “Al ver todo el despliegue se me ocurrió empezar a juntar algunas”, recuerda Morales. Ese fue el punto de partida de un pasatiempo que fue creciendo poco a poco y que al día de hoy “amenaza a quedar fuera de control, cosa que nos pasa a los coleccionistas”, agrega.

La colección se fue completando hacia atrás. Comenzó a guardar las listas de la elección del 1984, primera vez que fue convocado a las mesas a trabajar. A partir de ahí fue agregando hacia delante y un día comenzó a hacer el proceso hacia atrás, hasta llegar a principios del siglo XX. También atesora una copiosa colección de la etapa correspondiente al siglo XXI que confiesa que le cuesta asimilar ya que vivió la mayor parte en el siglo XX.

El camino del coleccionista

Una colección no se completa sino es con el correr del tiempo. Buscar, rastrear los posibles objetos deseados, negociar para comprarlos. La habilidad de un buen coleccionista se mide no solo en encontrar aquellos inesperados lugares donde comprar las joyas más preciadas, sino en saber negociar para poder sacar el precio más justo. 

Mercado libre, la feria Tristán Narvaja y un local de la Galería Central son las tres fuentes de Morales. Su lugar preferido es la feria a la cual recurre hace muchos años y donde ya es cliente conocido. Disfruta de recorrer lo que llama la “periferia” de la feria, en la zona “donde alguien en la calle pone las cosas que dejó el abuelo, que puede ser ropa, zapatos, pueden ser discos, la dentadura postiza y dos pines y tres listas que dejó dobladitas en su mesa de luz”.

Morales recorre la feria con entusiasmo como un niño que busca la figurita difícil, la brillante del álbum. Se nota que es la parte del proceso que más disfruta. Hay cuatro o cinco puestos que siempre visita para ver si apareció algo nuevo. Los feriantes que lo saludan lo tientan con artículos políticos para agrandar su colección. En los últimos días Morales concretó la compra de un objeto que deseaba hace muchos años: un espejo del año 1930 con la imagen de Luis Alberto de Herrera. Lo había ubicado en Mercado Libre pero el precio era muy alto lo cual lo llevó a desinteresarse intencionadamente hasta que negociaron y llegaron a un acuerdo. Logró bajar la oferta inicial de $1.500 a $790.

Esta nueva elección lo encuentra de nuevo incorporando las listas de los 15 partidos. Morales define que para él lo curioso de coleccionar es “desentrañar la mística de lo que la mayor parte de la gente hace por fe, que es el ir ese día tan especial a poner el voto. Y que a mí cada vez me cuesta más hacer, porque lo hago muy pensado”, cuenta.

 

Un legado sin destino

Año a año la colección de Morales se va agrandando. “Ocupa mucho lugar y no conozco en mi familia gente que pueda estar interesada en que esto continúe”, comenta. Por esta razón ve amenazado el destino de su valorado patrimonio. No desestima la posibilidad de venderla o que surja el interés de algún museo, de algún partido que pudiera encontrarle una canalización para poder continuar con el legado.

Si lograra venderla anhela poder conservar “algo muy chiquitito para tener un vestigio de aquello que alguna vez fue muy importante”. Y se imagina que ese día “va a ser como dejar ir algo que formó parte de tu vida, pero también hay que poder seguir adelante.”

Artículos desatacados de la colección
  • La más cara: Lista 80 de la Unión Cívica de 1942 Montevideo, con el último presidente de la dictadura en su nómina en Minas. Le costó $1000.
  • El santo grial: Las listas de 1916.
  • La última adquisición: Un espejo con la imagen de Luis Alberto de Herrera, del año 1930, época cuando apoyaba a Gabriel Terra.
  • El objeto pendiente: siempre hay uno. En su momento fue afiche de Luis Batlle para el colegiado de 1950.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...