Cargando...
Arroz recién sembrado, en la campaña 2022/2023.

Agro > ASAMBLEA EN TREINTA Y TRES

La alerta que los arroceros le enviaron a Lacalle Pou

La Asociación Cultivadores de Arroz trasladó al gobierno y a la opinión pública su “gran preocupación” por la realidad cambiaria del país y aconsejó priorizar exportar el arroz sin industrializar

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2022 a las 18:50

La Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) trasladó al gobierno y a la opinión pública su “gran preocupación” por la realidad cambiaria del país, considerando que “la evolución actual del tipo de cambio afecta a todos los que somos parte del país agroexportador, lo que se traduce en una pérdida de competitividad real”.

En un documento aprobado por unanimidad en la asamblea anual ordinaria de la gremial de los arroceros (este martes, en la Estación Experimental Treinta y Tres del INIA), se señala que “ya se insinúan dificultades para producir por los altos costos resultantes, hecho que se acentúa en los procesos que más valor agregan”.

Alfredo Lago, presidente de la ACA, remarcó a El Observador que “hay un atraso cambiario que se viene agravando con el paso de los meses, con un dólar que perdió un 12% de valor en lo que va del año, con una inflación del 9% un aumento de los costos en dólares por encima del 20% y eso obviamente está afectando fuertemente la competitividad”.

El comunicado de la gremial considera en el punto uno lo anterior, en tanto que en un segundo punto establece: “En consonancia, manifestamos que el sector industrial participante del Precio Convenio debe adecuar su estructura de costos y sus operaciones para aprovechar el flujo comercial de exportaciones de arroz con cáscara, de forma tal que el productor reciba el beneficio de la relación valor/costo de estos negocios en el precio a ser recibido por la bolsa de su arroz”.

Lago explicó que la pérdida de competitividad con base en el atraso cambiario se manifiesta con más fuerza en la etapa industrial, donde se le añade valor a la materia prima que aporta el agricultor, dado que ahí hay un peso importante de los costos en pesos, por eso es que se señala la conveniencia de priorizar la comercialización de arroz cáscara.

Arroz cáscara.

El señalado atraso cambiario es una situación adversa que va de la mano de un escenario de costos productivos mayores a los del ciclo anterior, dado que se debieron afrontar incrementos en insumos como fertilizantes, agroquímicos y energía.

El costo productivo se estimó, para la campaña en curso, en US$ 2.150 por hectárea, unos US$ 200 más que en el año pasado.

Se espera un precio mejor

Con relación al destino de la producción, se ha vendido más del 80% del arroz cosechado a inicios de este año, con ajustes a la suba en los últimos meses, en un mercado más demandante y tonificado.

Si bien el precio promedio de este año es menor al del año pasado, hay una paulatina recuperación de los valores, lo que hace pensar que cuando se negocie con la industria el precio definitivo para el arroz (en febrero o marzo de 2023) “vamos a estar pudiendo capitalizar un incremento sobre el precio provisorio, establecido en US$ 11,45 por bolsa de 50 kilos”, señaló Lago.

Por el arroz de la zafra anterior el precio definitivo fue US$ 12,40 por bolsa de 50 kilos de arroz seco, sano y limpio.

En la asamblea anual ordinaria se abordaron otros temas, como la memoria anual, temas contables y el informe de la comisión fiscal, con aprobaciones de lo actuado por el comando directivo, además de procederse a la renovación parcial en la directiva de la gremial que, lista única mediante, seguirá siendo presidida por Lago.

Los costos productivos aumentaron.

Siembra que entusiasma

Lo que genera buen ánimo en el sector es que la siembra del ciclo 2022/23 se realizó de buen modo. Se instaló el cultivo en un área de 159,7 mil hectáreas, con una caída leve, de 3%, con relación a las 164 mil hectáreas del ciclo anterior.

Las labores se desarrollaron en un momento del año óptimo, casi totalmente en octubre y lo que se hizo en noviembre también sucedió en el período más conveniente.

“Hubo en general una buena instalación de las plantas en las chacras e incluso hay un avance importante en el manejo del riego, en términos productivos hasta ahora es un muy lindo año”, destacó Lago, no obstante señaló que “esto recién empezó” y hay que ver cómo se desarrollan las cosas hasta que llegue la cosecha en el inicio del otoño, por ejemplo si se dan las condiciones de temperatura y luminosidad adecuadas durante el verano.

Este año, se estimó, participan en la actividad de 480 a 490 productores, un número similar al de las campañas recientes.

Leve caída en la última siembra arrocera.

Los récords

La zafra 2021/22 culminó a mediados de mayo con el segundo mayor rendimiento de la historia, 9.250 kilos por hectárea, solo superado por el récord de 2020/21 (9.400 kilos). En 164 mil hectáreas la producción llegó a 1,51 millones de toneladas. Para apreciar una cantidad mayor hay que remontarse a 2010/11 (un récord de 1,63 millones de toneladas), pero con una diferencia: aquel volumen tuvo como gran explicación el área, 195 mil hectáreas. El área récord fue en 1998/99 con 205 mil hectáreas.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...