Nacional > SALUD

El juicio millonario a la IMM con el que amenaza el Casmu y la pelea por los 20.000 socios

Según la mutualista la intendencia no está cumpliendo con el convenio y está "cediendo a presiones" de otros prestadores de salud

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2018 a las 11:43

La mutualista Casmu presentó dos recursos administrativos ante la Intendencia de Montevideo y evalúa iniciar un millonario juicio a la comuna, luego de que el convenio que unía a la intendencia y a la mutualista llegara a su fin ante la decisión de hacer una licitación para que los casi 20 mil clientes (8.000 funcionarios de la intendencia y sus familiares) afiliados a Casmu puedan optar por otras que ofrezcan las mismas condiciones o mejores. 

Desde Casmu sostienen que "no existe ningún fundamento jurídico, asistencial o económico para cambiar de prestador de salud" y que el intendente Daniel Martínez "ha cedido a presiones externas" al convocar para el 21 de diciembre a un llamado a interesados para crear un Registro de Prestadores. 

"La Intendencia de Montevideo mantiene un convenio vigente, al que todavía le quedan tres años de vigencia", dijo a El Observador Gustavo Bogliaccini, presidente de la empresa prestadora de salud. "El convenio tenía que ser renovado el 1° de junio y tenía que haber un aviso noventa días antes para su cancelación. Nosotros le pedimos a la Intendencia que nos mostrara la resolución del intendente por la cual se cancelaba el convenio, porque todo lo que sabíamos era por gente que nos escribía. Y como no hubo un aviso oficial noventa días antes, que era en abril de este año, el contrato continúa en vigencia por tres años", aseguró.  

"Si no se consideran los recursos administrativos que presentamos iremos ante el TCA (Tribunal de lo Contencioso Administrativo)", advirtió Bogliaccini. Casmu presentó los recursos por entender que la decisión "constituye un notorio incumplimiento" del convenio vigente entre las partes que generará, si la Intendencia persiste en su decisión, "graves perjuicios" y "pondrá en riesgo varias fuentes laborales".

El presidente de Casmu también hizo referencia a "fuertes presiones" de otras instituciones mutuales para quedarse con los 20.000 clientes. "Hubo una mutualista que tuvo reuniones con el Ministerio de Salud Pública, una que hizo una políclinica a 150 metros de la Intendencia y lo inauguraron con el intendente, está todo el mundo jugando fuerte", dijo Bogliaccini. 

Contexto

El convenio entre la intendencia y la mutualista brindaba varios beneficios para los funcionarios como descuentos y órdenes pero en el último tiempo la comisión de seguimiento del convenio y el sindicato de funcionarios municipales (Adeom) decidieron renegociar para mejorar algunos puntos del convenio. El convenio siempre se renovaba o negociaba, situación que sucedió varias veces a lo largo de esas cuatro décadas de vínculo.

Sin embargo, esta vez, a la comisión le pareció que lo mejor podría ser que se realizara una licitación donde se presentaran todas las mutualistas interesadas en ofrecer los mismos beneficios. "Lo consultamos con el Ministerio de Salud Pública y llegamos a la conclusión de que era lo más transparente", indicó el director de Gestión Humana y Recursos Materiales de la intendencia, Eduardo Brenta, en julio de este año.

Según explicó el político y miembro del Frente Amplio, en el último gabinete se decidió que las mutualistas que se presentaran a la licitación deberán no solo cumplir con los beneficios que ya contaba el convenio con Casmu sino con los puntos que la comisión pretendía renovar, entre ellos, ampliar la cobertura de emergencia, ofertar más órdenes y tickets gratuitos, brindar más días para atención psicológica y períodos de internación por situaciones vinculadas a casos psiquiátricos o adicciones.

La comisión también se puso en contacto con el Ministerio de Economía y Finanzas debido a que muchas órdenes ya se habían emitido pero este no vio problemas. Por otro lado, la intendencia comentó que en la licitación también podrán sumarse mutualistas públicas con el objetivo de que ASSE participe.

"Queremos que esto sea lo más transparente posible porque es mucho dinero, estamos hablando de un millón de dólares al mes", dijo Brenta. De todas formas, comentó que a pesar de que la licitación generó un gran revuelo, cree que en realidad no se producirá una fuga en masa. "No va a darse un gran cambio, creo que va a suceder como en el corralito, se moverá muy poca gente. Muchos están conforme con Casmu", agregó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...