Nacional > Invesitgación

Empresario sojero a la Justicia por caso más grande de narcotráfico

En el puerto y un campo se incautó la mayor cantidad de cocaína de la historia

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2019 a las 05:01

El fiscal Enrique Rodríguez esperaba para ingresar a una audiencia en los juzgados penales cuando recibió la llamada de Prefectura. Se disponía a imputar al hombre que asesinó a la hija de su expareja de 18 años durante la Nochebuena cuando le avisaron de otro contenedor con droga descubierto en el puerto. Era jueves, sobre las 16.30, y Rodríguez comenzó a dar las órdenes de la indagatoria: que llamaran a Policía Científica, que le sacaran “fotos” a los contenedores e hicieron todas las pericias correspondientes.

En ese momento no se sabía el monto de la cocaína que iba a ser confiscada en las próximas horas, ni que estaba distribuida en dos contenedores de soja que tenían como destino final la Ciudad de Lome, capital de Togo en África. Luego se supo que el total de cocaína que intentó exportarse ascendía a casi seis toneladas y que había sido la mayor incautación de droga de la historia de Uruguay.

Sobre el final de la tarde de este viernes, Rodríguez ya tenía cuatro detenidos a su disposición. Por un lado, al empresario Luis Gastón Murialdo Garrone, propietario del establecimiento rural Las Camelias en donde fue cargada la droga, y su hijo, a quienes llevará a la Justicia para imputarlos por narcotráfico este fin de semana. Por el otro, a dos empleados de Murialdo, quienes serán interrogados este sábado y, si dan los tiempos, también imputados.

Consultado acerca de si el empresario y su hijo –a quienes interrogó durante varias horas este viernes– se declaraban inocentes o culpables, Rodríguez se limitó a contestar que “la confesión tiene cada vez menos importancia”, dada la cantidad de pruebas con las que cuenta. Y ante la misma consulta, el abogado defensor de Murialdo, Enrique Moller, aseguró a El Observador que su cliente "no entiende cómo la droga llegó ahí".

Uno de los primeros datos que habían surgido tras las primeras indagaciones señalaban la existencia de la chacra ubicada en el kilómetro 292 de la ruta 21, cerca de Dolores, Soriano. Ese lugar, un predio dedicado a la plantación de soja, fue allanado por efectivos de la brigada antinarcóticos, quienes encontraron allí cerca de 1.400 kilos de cocaína –distribuidos en 1.300 ladrillos–, que se sumaban a los 4.418 kilos de la misma droga incautados en el puerto de Montevideo.

Por otra parte, según aseguraron las fuentes de la investigación, un equipo de inspección del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca aprobó la mercadería cargada en Las Camelias, y les colocó a los cuatro –incluyendo a los dos con la droga– los precintos correspondientes.

Consultado sobre este tema, el fiscal aseguró que va a estudiar con precisión “la función que cumple la sanidad vegetal” de la cartera, para definir si los funcionarios también tienen alguna responsabilidad. “No sabemos si su tarea es abrir los bolsos o sacan una muestra chiquita. No hay que olvidarse que los contenedores estaban tapados de soja, con los ladrillos en el medio”, dijo a El Observador.

No obstante, el fiscal ya ordenó que se “le tomara declaración” a esos inspectores.  

La entrega

Cuando los efectivos de la brigada antinarcóticos llegaron a Las Camelias sobre el mediodía, se encontraba allí el hijo de Murialdo, quien dijo a los policías que no sabía nada sobre lo ocurrido, y se fue antes de que la inspección policial terminara, de acuerdo al relato de los informantes.

En el establecimiento, había además cerca de “media docena” de empleados –entre los que estaban los dos luego detenidos–, que también aseguraron desconocer el caso. 

El hijo del dueño se fue entonces hasta Montevideo, en donde se encontró con su padre –prófugo de la Justicia hasta ese momento–, y ambos se entregaron en la fiscalía de Cerrito y Misiones sobre la hora 16. Al joven, de 19 años, no se lo detuvo en el predio de Soriano porque “la fiscalía no tenía elementos para solicitar la detención”, dijeron las fuentes.

Sin embargo, los allanamientos en Las Camelias continuaron y fueron encontrados los 1.400 kilos más de cocaína restantes, aproximadamente.

Según las estimaciones realizadas por la dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID), el valor de toda la droga incautada ronda los US$ 230 millones en el mercado europeo, y unos US$ 40 millones valuados en el mercado local. Aunque para el director nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, la suma supera los US$ 1.000 millones.

El hallazgo coincidió con cambios que realizó este organismo en los controles en noviembre, luego del escándalo de no haber detectado un cargamento de 4.500 kilos de esta droga, que fue cargada en en Uruguay y descubierta en el puerto de Hamburgo, y que derivaron en la renuncia del anterior director de Aduanas, Enrique Canon.“Sin duda la Aduana cambió el criterio”, dijo a El Observador este viernes el director Borgiani.

Entre los cambios dispuestos se resolvió que la unidad de control revisara en forma parcial o total los contenedores en las que se privilegiara la utilización del escáner como mecanismo de control. Además, se ordenó que se realizaran acciones manuales que inmovilizaran contenedores o carga suelta.

Único exportador de soja a Togo
De acuerdo a datos aduaneros a los que accedió El Observador, la firma de la que es propietario Murialdo se llama Camelia Sociedad Agraria y es la única empresa uruguaya que exportó soja a Togo en 2019. Realizó tres exportaciones, y las tres fueron en diciembre. En ese mes, exportó en total 239 mil kilos de “residuos sólidos de la extracción de aceite de soja - harina y pellets”, como consta en la documentación.
Esa carga fue exportada en los tres casos –el 11, 12 y 20 de diciembre– a Togo, el mismo destino africano que tenían los contenedores en los que se encontró la cocaína. En conferencia de prensa, el director de Aduanas dijo que los narcotraficantes “se cebaron”, y el personal de la Aduana los estaba “esperando con los brazos abiertos”.
Similitudes

Los investigadores observaron que la operativa llevada adelante por Murialdo en este caso tiene muchos puntos de contacto con la que ejecutó el empresario Martín Mutio, propietario de un contenedor que salió del puerto de Montevideo con 4.500 kilos de cocaína el 10 de junio, y que las autoridades alemanas confiscaron semanas después.

Para la fiscal de este caso, Mónica Ferrero, no hay dudas de que Mutio colaboró a cargar la droga en un silo ubicado en el kilómetro 54 de la ruta 1, en San José. Ante las autoridades aduaneras, Mutio había declarado que todos los contenedores con la soja que iba a ser exportada a Europa serían cargados en un silo ubicado cerca de la ciudad de Cerrillos (Canelones). 

Pero por razones que el empresario “no pudo explicar”, uno de los contenedores se cargó en un silo ubicado en San José, y un día después.

En Uruguay el contenedor cargado pesaba 30.410 kilos. Luego de que la droga fuera extraída por las autoridades alemanas –quienes, por su parte, llevaron adelante también la mayor incautación de droga de su historia–, el peso se redujo a 25.580 kilos, una "cifra similar al peso de la cocaína incautada", sostuvo Ferrero en su pedido de imputación.

De esa manera, en su consideración se caía el argumento presentado por el abogado del empresario, Florencio Macedo, de que la cocaína podía haber sido filtrada en el mar o en algunos de los puertos en los que el trasatlántico se detuvo antes de llegar a Hamburgo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...