Rugby > LIGA PROFESIONAL

¿Qué hizo Peñarol para quedarse con la primera licencia de rugby profesional en Uruguay?

Evaristo González, Ruibal y Guerra se asociaron a la URU para llevar adelante el proyecto de la Super Liga, que cuesta US$ 1 millón; busca que el rugby traslade al fútbol sus valores, y que el fútbol ayude con su popularidad

Tiempo de lectura: -'

29 de noviembre de 2019 a las 11:09

Jugó 10 años al rugby en Trouville, luego fue delegado, y más tarde una de las figuras de Añejos, un equipo de veteranos que reúne a jugadores de rugby de varios clubes. Es también empresario (dueño de la tienda de comercios El Clon) y secretario general del Club Atlético Peñarol.

Todo eso se unió en lo que Evaristo González ve como una oportunidad única: desarrollar el primer equipo profesional uruguayo de rugby, con la marca Peñarol, para disputar la nueva Súper Liga Sudamericana de Rugby, el primer campeonato profesional de rugby en la historia de la región que comenzará en 2020.

Así se lo propuso hace dos años el presidente de Sudamérica Rugby, Sebastián PIñeyrúa, y lo trabajó en la interna del club junto a otros referentes de Peñarol y el rugby, hasta que terminó viendo la luz en la últimas semanas. El modelo será con una sociedad anónima integrada por la Unión de Rugby del Uruguay por un lado, y un grupo de empresarios que integran González y los también dirigentes de Peñarol, Alejandro Ruibal y Gustavo Guerra. Cada parte invertirá un 50% del US$ 1.000.000 que necesita el proyecto para funcionar. Los privados tendrán el control del 49% de la franquicia y el manejo económico y comercial, mientras que la URU tendrá el 51% de la franquicia y manejará la parte deportiva. Peñarol como club pondrá su escudo e imagen, pero no invertirá dinero.

No son días fáciles entre su rol de empresario cuando arranca la zafra de las fiestas, la definición del campeonato de fútbol y el inicio de este proyecto rugbístico pionero en Uruguay. “Pero no hay problema”, se me juntan mis dos pasiones”, dice Evaristo al empezar la charla con Referí.

Sobre el modelo, sobre sus expectativas y sobre cómo buscan que el rugby traslade al fútbol sus valores, y el fútbol al rugby su popularidad, habla en esta entrevista Evaristo González.

¿Cómo toma esta experiencia de liderar el rugby de Peñarol?
Se encontraron varias cosas. Amo el rugby, amo los valores que tiene, que es un deporte formativo para la juventud, que se trabaja con valores y fair play como lema. Estuve en el mundial de Inglaterra y el de Japón, y ver la participación de Los Teros nos motiva a tratar de conservar todos estos jugadores en Uruguay para que tengan una opción de ser profesionales. Buscamos el crecimiento del rugby y de Peñarol como marca.

¿Cómo surgió la idea?
En 2018 Pino (Sebastián Piñeyrúa, presidente de Sudamérica Rugby) vino con la idea y tuvo una conversación conmigo sobre la posibilidad de desarrollo de las licencias. Se lo plantee al presidente Barrera, le dije que sería una oportunidad única. Creo que es buenísimo como imagen. Además está alineado con la decisión de que Peñarol sea un club atlético, poder abrir el espectro de deportes. Y hacerlo al más alto nivel, con Los Teros más fichajes del extranjero. Le genera a Peñarol la posibilidad de estar en una copa internacional de Sudamérica, ser el primero en la historia de Uruguay en formar un plantel profesional y participar en una especie de Copa Libertadores. Era una oportunidad única, por lo que nos pusimos a trabajar con Pino para bajarlo a tierra. Los chicos hacen un sacrificio enorme en lo personal para poder competir y representarnos.Van a poder tener un ingreso, cierta tranquilidad económica, dedicarse 100% al rugby,

¿Es el principal inversor?
Esta franquicia es una sociedad anónima que la integramos dos partes. Una es la URU y otra en la que estoy con gente que me está acompañando: Gustavo Guerra, Alejandro Ruibal y alguno más que quiera aportar en esto. Estoy muy abierto, tomé la responsabilidad, pero el primero que quiera venir a dar una mano en el ingreso está invitado. Esto va a costar dinero, pero hay un punto fundamental: yo a Peñarol no voy a hacerle costar ni un peso de esto. 

Es una inversión de US$ 1.000.000, ¿la hacen los socios o también la URU?
Los dos invertimos por partes iguales, para el rugby uruguayo es una cifra importante, pero se combinan dos cosas: una es que el rugby es una marca fuerte de por sí y Peñarol también lo es. Esta repercusión que va a tener a nivel nacional, creemos que va a ser muy atractiva para espónsores, para la venta de derechos de tv, de camisetas. Nos vamos a encargar de toda esa parte comercial. De la parte deportiva, del plantel de jugadores, se van a encargar las estructuras deportivas de la URU. Para eso hay un equipo técnico que hace selección de jugadores, entrenamientos. Nosotros vamos a llevar este producto adelante en la parte comercial, que se relacione al rugby y sus valores. Estamos muy interesados que los valores del rugby se empiecen a expandir al fútbol. Acá combinamos las dos cosas, una experiencia empresarial que es muy importante y un respaldo económico para poder afrontar este gasto.

Uno de los grandes riesgos es que el rugby se “futbolice”. ¿Cómo lo analizan? ¿Harán un manual para hinchas?
Justamente, queremos que sea lo opuesto, queremos que el fútbol empiece a asumir esos valores que supo tener muchos años atrás. Que la gente se sienta representada por su cuadro sin generar violencia. Eso lo va a aportar el rugby. Y del lado de Peñarol la popularidad y el desarrollo de forma masiva, que llegue a todos los rincones. Promocionar el rugby para que haya más chicos que jueguen, que se sientan identificados. Popularizar el rugby y no hacerlo elitista como históricamente ha sido.
Esta directiva de la URU viene trabajando hace muchos años en las escuelas, llegué a ser padrino de una. Hemos hecho el esfuerzo que en traer muchos niños a partidos de Los Teros, y que conocieran lo que es el rugby. 
En vez que haya 4.000, 5.000 jugadores, que sean 15,000, lo que agranda las posibilidades de sacar más jugadores y más desarrollo. La pelea es tratar que el rugby en sí crezca en nuestro país y en todo el continente.

En otros deportes menores hubo episodios de violencia asociados a Peñarol y Nacional.
Eso es lo que vamos a tener que trabajar, trasmitir, y no será fácil. Como primer código, sabemos perfectamente que una decisión de un juez no se discute, se acepta. Al juez se lo respeta en todo su sentido, y la tribuna también tiene que entender que ese es el código. Sirve de extrapolación al fútbol. Es importante tratar de transmitir que adentro de la cancha, el juez tiene la razón. Después hay un colegio de jueces que lo analizará, pero en el rugby nunca nadie pone en tela de juicio la confianza en ese juez y en ese colegio, en su esfuerzo. Ese va a ser el punto más difícil.
Es el primer punto, no va a haber clásico así que no creo que haya riesgo de las peleas tradicionales entre los dos equipos. Pero segundo, hay muchísimos amantes del rugby que somos hinchas de Peñarol y nos enorgullecen los valores del rugby. Y vamos a ser los primeros fiscales en esa tribuna, para parar la mano, para decir ‘eso acá no corre’. Yo entiendo que estamos corriendo un riesgo pero no por eso hay que paralizarse, hay que seguir. Estoy convencido que no va a ser una tarea fácil, será difícil, pero requiere de todos nosotros para que esto sea exitoso en la parte cultural que es más importante que la parte deportiva. La deportivo va a ser una consecuencia. Lo primero es lo otro, siempre los valores, después miramos los resultados.

Van a tener en contra a los hinchas de Nacional, ¿cómo lo manejaron?
No es algo que lo analice, pero las camisetas son secundarias. Esa es la estructura que los rugbistas siempre hemos manejado. Por supuesto siempre cada uno tiene su camiseta, y hay preocupación con el amateurismo de los clubes, que saben que a sus grandes jugadores los vamos a usar para un campeonato profesional. Pero creo que acá hay que tener visión a largo plazo y levantar la vista. El hecho de competir en mundiales muestra las diferencias físicas entre profesionalismo y amateurismo. Los chicos enfrentan a profesionales que llevan dieta balanceada, entrenamiento a full, semanas dentro del gimnasio. Uruguay lo ha podido paliar por una actitud increíble que enorgullece y que nos representa. Este es el momento que les debemos dar respaldo, y no me importa la camiseta. A mí me enorgullece que sea Peñarol y es más, tomé compromisos y la responsabilidad para que así sea. Pero espero que en el futuro ese mismo compromiso lo pueda tomar Nacional o cualquier otra licencia.

¿Ha hablado con gente de los clubes? Hay preocupación en ese sentido, que el desarrollo profesional afecte a los clubes amateur.
Mismo para no restarle la importancia a los clubes locales, los partidos de la liga van a ser los viernes. Para que puedan asistir todos, hinchas de todos los clubes, para que puedan alentar a sus compañeros, verlos jugando a alto nivel, mezclados con extranjeros de alta valía, que permitan dar un salto de calidad que  los ayude a crecer. Esos jugadores van a volver a su club a dar una mano, como lo vemos hoy: los jugadores de Los Teros son entrenadores, preparadores físicos, o están alrededor del club. Si se profesionalizan, cuando les toque aportar al club le van a dar un plus.
Se ve con los mundiales, hay a un interés mayor a los jóvenes en jugar al rugby. Todos los clubes nos sentimos beneficiados con nuevos jugadores, por la motivación del buen papel de Los Teros dentro del mundial. Para que eso no sea una estrella fugaz hay que seguir trabajando.

¿La gran prueba son los dos primeros años?
Como todo lo que comienza, este es el primer gran desafío, tomar el riesgo. Es cuando más se necesita. Por eso terminé embanderado este tema, tuve el interés personal de hacerme responsable. Además de creer hay que demostrar que son viables y mostrar que se pueden llevar adelante. Es una apuesta fuerte, pero necesaria, el rugby necesitaba dar ese paso. Argentina lo venía dando, por más que en el mundial no pudo mostrar, sí lo presentó con Jaguares haciendo un campeonato histórico este año en Super Rugby. Siempre tuvimos grandes diferencias de nivel, Agentina sigue siendo potencia, pero queremos seguir creciendo. Y hay que tomar riesgos, y seguir apostando al rugby. Vamos por buen camino y es una apuesta de comienzo y esperamos que tenga final feliz.

¿Qué otros jugadores se podrán ver además de los nombres que ya han trascendido?
Lo principal es conversar para tener lo mejor de Los Teros. Por supuesto el emblema de Arata nos va a dar mucha visibilidad. También tendremos dos jugadores de Fiji, dos de Namibia y dos portugueses que son son figuras en su país.  Se están mudando acá a vivir estos seis meses porque creen en este proyecto. Para los jugadores es muy motivante, y mientras exista esa motivación, el querer llevar rugby a otro nivel, te podría decir que ahí está la base.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...