Nacional > PARLAMENTO

Impuesto a jubilaciones militares naufragó en Diputados y dejó al Frente Amplio en minoría

El diputado Darío Pérez volvió a oponerse a un proyecto de ley oficialista, en este caso por entender que es inconstitucional

Tiempo de lectura: -'

15 de mayo de 2018 a las 23:25

La Cámara de Diputados no aprobó la creación de un impuesto a las jubilaciones militares, una iniciativa impulsada por el oficialismo para apaciguar el déficit de la Caja Militar, y que ya contaba con media sanción del Senado.

El diputado Darío Pérez, de Liga Federal, se negó a votar el proyecto por entenderlo inconstitucional, y dejó nuevamente al FA en minoría, como ya lo había hecho con su apoyo a la ley de vivienda popular (del diputado Eduardo Rubio) o su rechazo a un artículo de la Rendición de Cuentas de 2015 que pasaba la Policía Caminera a la Guardia Republicana.

El proyecto de ley no aprobado este martes planteaba la creación de un impuesto a las jubilaciones militares mayores a $ 54 mil por un período transitorio de 18 meses. Según cálculos del Ministerio de Economía (MEF), el impuesto hubiese significado un ahorro de US$ 50 millones anuales.

Tanto la oposición como la Liga Federal se negaron a votarlo por entender que viola la Constitución, y para ello se basaron en la opinión de las cátedras de Derecho Constitucional de la Universidad de la República y la Universidad Católica.

Desde el FA, en cambio, manifestaron que "la autoridad excluyente" para definir la constitucionalidad o no del proyecto es la Suprema Corte de Justicia (SCJ), y pusieron como antecedente los dos fallos de ese órgano respecto a la legalidad del impuesto a la caja bancaria.

Debate

El diputado Pérez abrió su discurso argumentando su negativa al voto con tres justificativos. Se refirió a que la iniciativa no está presente en el programa del Frente Amplio, ni fue considerada en el último Consejo de Ministros, y que tampoco fue anunciada como promesa electoral. Además remarcó una y otra vez que la normativa que se sometía a votación violaba el artículo 67 de la Constitución.

"No voy a votar una grosera inconstitucionalidad de corte discriminatorio", reafirmó, y señaló que en política se hacen muchas "chanchadas". Dijo sentirse en soledad ya que muchos "compañeros" lo tildaron de traidor y, para encontrar cobijo, confesó que se refugió en los discursos de grandes figuras políticas, como José Artigas y Líber Seregni. Continuó parafraseando también al presidente Tabaré Vázquez y su repetida apelación a que "dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada".


La diputada del MPP, Bettiana Díaz, encargada de leer el informe en mayoría por el Frente Amplio, centró su discurso en la "privilegiada" situación en la que se encuentran "unos pocos" oficiales que ostentan "jubilaciones onerosas", y afirmó que la aprobación del proyecto implicaba "atender una deuda con todos los uruguayos y uruguayas".

"De lo que estamos hablando hoy es de los privilegios. O se está o no se está del lado de los privilegiados; en esta materia no podemos aceptar posiciones a medias", sostuvo la diputada.

"Estaría bueno preguntarles a los uruguayos si alguien les dijo que transferimos más de US$ 8.000 por año para cada pasivo, pero para su jubilación vamos a transferir menos de US$ 2.000. Y que además esto lo hacemos con su dinero, con lo que aporta en impuestos", señaló.

Por el Partido Nacional, el diputado Gustavo Penadés dijo que el impuesto propuesto por el FA es "inconveniente, inconstitucional, discriminatorio y no atiende el problema central". Según señaló, el oficialismo es presa de una "animadversión" que "no ha logrado superar" contra las Fuerzas Armadas (FFAA).

"¿Sostener que lo que se busca con este mecansimo es tratar de terminar con privilegios? ¿De qué privilegios me están hablando? ¿Se puede hablar de un proyecto de ley que busca una reparación? Un acto de justicia?", cuestionó el legislador, señalando que el impuesto abarcaría a "menos de 5.000 orientales".

Respecto a la utilidad del mecanismo como paliativo del déficit, Penadés dijo que "a nadie se le ocurre para financiar el déficit del BPS hacer un impuesto a las jubilaciones mayores de 50 mil pesos".

El colorado Conrado Rodríguez también atribuyó intenciones "revanchistas" al Frente Amplio. "Lo que se está haciendo aquí es una venganza sobre un colectivo para dividir a la sociedad, y se lo hace de forma ilegítima porque se está gravando dos veces un mismo hecho generador", advirtió. Según el diputado, "existen otros focos donde Uruguay debería empezar a mirar" si lo que se quiere es reducir el déficit.

En tanto, el diputado Eduardo Rubio (Unidad Popular) dijo estar en contra del proyecto porque, además de entenderlo inconstitucional, "es parte de una escalada que tiene como argumento un afán recaudador explícito".

"Acá no se trata ni de venganza ni de justicia. Se trata de recaudar a como dé lugar para tapar el agujero del déficit", argumentó Rubio, y agregó que la aprobación del impuesto hubiese implicado "el primer paso" hacia otros impuestos a las jubilaciones. "Capaz que si se aplica primero a los militares puede tener un viso de simpatía desde algún lugar", remató.

Desde la oposición y el oficialismo por igual, hubo menciones a la necesidad de reformar la Caja Militar (una iniciativa que está a estudio del Senado), y también de discutir una reforma de la carta orgánica de las FFAA.

Sobre las 11 de la noche, cuando se sometió a votación el primer artículo del proyecto, que crea el impuesto, el FA aportó los únicos 49 votos, quedando en minoría. "El proyecto queda desechado", dijo el presidente de la Cámara, Jorge Gandini, antes de dar por terminada la sesión.

Interna del FA

El pasado viernes, la Mesa Política del FA había instado a sus legisladores a votar el proyecto, a sabiendas de que el sector de los "rebeldes" no lo acompañaría. "El Frente le está pidiendo a todos sus legisladores que voten algo que el Frente está de acuerdo en votar", resumió el coordinador de la bancada de Diputados del FA, Alejandro Sánchez.

Sin embargo, la Liga Federal ratificó este domingo su posición de no votar el impuesto por entender que ya es un tema "debatido y laudado" en el Secretariado Nacional del sector.

En un comunicado emitido este domingo, el sector expresó: "Ratificamos actuaremos en defensa de la Constitución y el orden jurídico vigente". En este sentido, recuerda que distintos informes de los Institutos de Derechos Constitucional de la Universidad Católica y de la Universidad de la República han advertido al Parlamento que dicho impuesto contraviene los artículos 67, 67 y 68 de la Constitución.

El texto manifiesta que el sector sí apoya la reforma de la Caja Militar, "que es el ámbito en el cual deben hacerse importantes modificaciones".

Comentarios