Nacional > Invierno

Inmigrantes que viven en la calle y ex presos que no van a refugios, dos desafíos del Mides

El Ministerio de Desarrollo Social enfrenta situaciones nuevas este 2018

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2018 a las 11:17

La directora de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Eleonora Bianchi, dijo que una de las principales preocupaciones de su cartera este año es la presencia de "una mayor" cantidad de exreclusos en la calle, muchos de los cuales se oponen a pasar las noches en los refugios. Además, la incorporación de inmigrantes que viven en la vía pública y piden ayuda.

"Seguramente les debe retrotraer a momentos anteriores en que compartían con mucha gente un mismo espacio", dijo la jerarca a El Observador sobre los exreclusos, y agregó: "Es nuestra obligación analizar la situación, es algo que nos preocupa".

El Mides, con una capacidad de 1.660 cupos para atender a las personas en situación de calle, debió agregar 200 más con la apertura de dos refugios de invierno, ya que la demanda creció considerablemente con la llegada de días fríos y lluviosos. Sin embargo, la cartera enfrenta otra dificultad, que fue advertida por la subsecretaria Ana Olivera el mes pasado, respecto a una "nueva manera" de vivir en la calle.

Lea también: El padre con su hijo en situación de calle y las denuncias cruzadas con el Mides y familiares

Bianchi aseguró que en conjunto con la Intendencia de Montevideo trabajan con el problema de la proliferación de "conjuntos de personas armando campamentitos", que de alguna forma institucionalizan su estado.

Por otra parte, el aumento de la inmigración que tuvo Uruguay en los últimos meses, por parte de población en su mayoría caribeña –en 2017, la cantidad de venezolanos que inmigró a Uruguay superó por primera vez la de los argentinos– generó también que algunas de estas personas demandaran protección durante las noches. "Nos llegan inmigrantes que solicitan refugio cuando no pueden resolver de otra manera su situación", dijo Bianchi.

Sin embargo, la jerarca sostuvo que "no son cuestiones permanentes", ya que muchos de ellos terminan por acceder a las precarias condiciones de vivienda que ofrecen algunas pensiones, que conforman un sistema de alojamiento irregular que ha crecido a costa de este fenómeno social.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...