Básquetbol > EL JUGADOR EN LLAMAS

Karachi Edo, el nigeriano de Goes graduado en Filosofía

Hijo de madre soltera policía creció en Estados Unidos admirando a Jay-Jay Okocha y disfruta en Goes de su segunda experiencia internacional

Tiempo de lectura: -'

01 de noviembre de 2019 a las 05:03

En el dialecto igbo, que en Nigeria hablan 18 millones de personas, Karachi significa “Dios está conmigo”. Y Somadina Edo eligió ese nombre cuando se mudó de Dallas a California a jugar al básquetbol y estudiar en la Universidad de Fresno. Quiso el destino que este año llegara a Uruguay para ponerse la camiseta de Goes. Y a los 25 años, el nigeriano nacido en Owerri disfruta esta oportunidad con un entusiasmo que contagia.  

Edo, que nunca conoció a su padre, se mudó a Estados Unidos junto con su hermana mayor y su madre cuando tenía seis años. 

“Mi madre fue en busca de una mejor vida para nosotros, de más oportunidades para mí y mi hermana. Nos instalamos primero en Nueva York pero era demasiado frío para nosotros. Luego nos fuimos a Houston y finalmente nos radicamos en Dallas”, explica Edo, que se presenta con un abrazo y frases sueltas en español, en la cancha de Goes.

“Al principio mi madre trabajó en almacenes y en una casa de hamburguesas. Pero desde hace 15 años es policía y ahora es comisario. Nos crío a los dos sola, hizo un gran trabajo”, cuenta con una sonrisa que no esconde su orgullo.

“Mi nombre es Somadina que en igbo significa ‘No quiero estar solo’ y en el liceo me decían Soma. Me cambié el nombre porque era una nueva etapa de mi vida y porque el hermano de mi madre se llama así”, dice Karachi que también es el nombre de la ciudad más poblada de Paquistán. 

Karachi Edo habla además de inglés el igbo, uno de los más de 500 dialectos de Nigeria y también se defiende con el francés. 

El primer deporte que practicó fue el fútbol. “Crecí viendo a las Águilas nigerianas y mi jugador favorito siempre fue Jay-Jay Okocha. Amo a Cristiano Ronaldo y al Manchester United, sobre todo cuando jugaba Wayne Rooney, a pesar de que en Nigeria son todos del Chelsea o del Liverpool”. 

Tanto creció que su entorno lo llevó a jugar al básquetbol. “Hasta el liceo no lo practiqué en forma organizada, solo en las calles. Y un tiempo entrené fútbol americano, pero no lo llegué a jugar porque me gusta golpear pero no me gusta que me golpeen”, dice con una carcajada que hace eco en la cancha del misionero. 

“El fútbol americano me enseñó a ser competitivo en el básquetbol. El fútbol también, aunque los estadounidenses no lo consideran un deporte agresivo”, afirma el pívot de 1,97 m. 

Su progreso a nivel liceal en el Lloyd V. Berker de Richardson determinó que le llegaron un montón de propuestas para ser becado a nivel universitario. 

Elegió la Fresno State University donde defendió a los Bulldogs. 

“California es el Uruguay de Estados Unidos. Su gente me amaba y yo los amaba a ellos. Es esa clase de gente que te abraza y te demuestra su afecto, como acá. En Texas la gente era mucho más fría y distante”, explica.

Por las aulas, Edo pasó por diferentes carreras hasta decantarse por Filosofía, materia en la cual obtuvo su graduación: “Estudié Marketing Deportivo, después Economía, luego Psicología y finalmente Filosofía. No significa que vaya a ser profesor de Filosofía el día de mañana pero tengo una graduación y es algo de lo que enorgullezco”.   

Al salir de la Universidad hizo un intento para jugar en la NBA G-League y posteriormente tuvo su primera salida internacional. Duró poco ya que jugó solo cuatro partidos en el Ura de Finlandia.

“Me gustó la experiencia, el club y su gente aunque el invierno es muy crudo: nieve y solo tres o cuatro horas de luz solar al día”, rememora. 

La siguiente parada fue Uruguay: “Lo único que sabía era que estaba en Sudamérica y lo primero que me dijeron cuando lo comenté fue que tuviera cuidado por los robos”. 

“La otra noche en el hotel llegué y tuve que golpear la puerta para entrar. Pregunté por qué habían cerrado si aún no eran las 11 de la noche y me dijeron que la noche anterior los habían robado”, agrega. 

A Goes con... ¡Chancletas rojiverdes!

Cuando venía en el avión, una mujer le dijo que los hinchas de Goes estaban locos, que eran la mejor hinchada del básquetbol uruguayo. “Y lo pude ver. Gritan y cantan todo el partido. Y mis compañeros me recibieron de la mejor manera”. 

En cada entrenamiento de los más chiquitos en Goes, Karachi   se mete a la cancha y juega con los minis que ya lo idolatran. 

Y del primer equipo se llevó una gran impresión de Fernando Martínez: “Es tan chico que te hace saber lo bueno que es en lo que hace. Es un ejemplo.  Es una de esas personas que te demuestra con su energía que dando lo mejor se puede ser exitoso en cualquier área de la vida. Es cuestión de dedicarse con el corazón”.  

En una de sus primeras prácticas al club, Karachi llegó con unas chancletas de color rojo y verde. “Me miraron y me dijeron que no podía venir con esos colores. ‘¿Qué pasa? ¿Qué tiene de malo?’ Les pregunté y me dijeron que esos colores eran de Aguada y que ‘acá no nos gusta Aguada’”. 

Esta semana estaba previsto jugar el clásico pero el mismo se pospuso por la participación de Aguada en la Basketball Champions League. 
Karachi ya sabe cuál es el objetivo: “Tenemos que ganar”. 

Pero se anima a más mirando el largo plazo con el misionero: “Este equipo puede llegar lejos, podemos crecer y ser capaces hasta de ganar el campeonato. Empezamos mal, pero no hemos perdido por goleadas, y desde que limitamos las pérdidas de pelotas ya hemos ganado dos partidos seguidos”. 

Este domingo se sumará al equipo el ex Olimpia y Biguá Cameron Forte luego de que Rick Jackson fuera cortado: “Lo conozco por amigos en común, es un goleador, toma rebotes y va a ser una pieza importante. No necesitamos a alguien que venga como goleador, necesitamos más defensa”. Así es Karachi Edo, el nigeriano del Goes. 

Las cifras

11,2 puntos promedia en sus cinco partidos en Goes con 27,8 minutos en cancha. Solo contra Nacional, en su debut, no marcó en 14’ minutos de juego (además solo bajó tres rebotes). 
11 rebotes es su promedio por juego. Contra Olimpia bajó 17. Es el quinto mejor del torneo.  
3 doble dobles registró en sus últimos tres partidos. Goes viene de ganarle a Urunday Universitario y Biguá. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...