Cargando...
La abogada Stella Moris llega a la cárcel donde se casará con su prometido, el recluso Julian Assange

Mundo > PARA EVITAR LA EXTRADICIÓN

La madre de Julian Assange y una carta abierta desgarradora

La última instancia legal para evitar la extradición a Estados Unidos donde lo condenarían de por vida 

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2022 a las 05:04

Priti Patel, ministra de Interior de Reino Unido, dio luz verde a la decisión de la Justicia británica para conceder la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos.

Un tribunal de ese país lo acusa de “filtración de documentos sensibles” y de poner en riesgo la seguridad” a raíz de los documentos dados a conocer hace más de diez años en los que el fundador de Wikileaks divulgó documentos y videos donde revela violaciones flagrantes de derechos humanos cometidas en las prisiones de Guantánamo, Abu Ghraib y durante las invasiones a Irak y Afganistán.  

La ministra del Interior de Boris Johnson consideró que no hay riesgo de “abuso, tratamiento injusto contra Assange ni que pudiera sufrir un proceso incompatible con los derechos humanos en Estados Unidos”.  

Dado que la última instancia para frenar esa decisión es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Christine Ann Assange, madre de Julian, escribió una carta ni bien se produjo el fallo judicial. 

En momentos en que organizaciones como Periodistas sin Fronteras y Amnistía Internacional piden que se revea el fallo y se frene la extradición, su esposa Stella Assange pide por su marido detenido en duras condiciones en la prisión de Belmarsh, ubicada en Londres.  

La carta de la madre de Assange dice:   

 “Hace cincuenta años –comienza el texto de la madre-, cuando di a luz por primera vez como madre joven, pensé que no podía haber dolor más grande, pero pronto lo olvidé cuando sostuve a mi hermoso bebé en mis brazos. Lo llamé Julian. Ahora me doy cuenta de que estaba equivocada. Hay un dolor más grande. 

El dolor incesante de ser la madre de un periodista galardonado, que tuvo el valor de publicar la verdad sobre los crímenes gubernamentales de alto nivel y la corrupción. 

El dolor de ver a mi hijo, que intentó publicar verdades importantes, manchado a nivel mundial. 

El dolor de ver a mi hijo, que arriesgó su vida para denunciar la injusticia, inculpado y privado del derecho a un juicio justo, una y otra vez. 

El dolor de ver a un hijo sano deteriorarse lentamente, porque se le negó la atención médica y sanitaria adecuada en años y años de prisión. 

La angustia de ver a mi hijo sometido a crueles torturas psicológicas, en un intento de romper su inmenso espíritu. 

La constante pesadilla de que sea extraditado a los Estados Unidos y luego pasar el resto de sus días enterrado vivo en total aislamiento. 

El miedo constante de que la CIA pueda cumplir sus planes para asesinarlo. 

La ola de tristeza cuando vi su frágil cuerpo caer exhausto por un mini derrame cerebral en la última audiencia, debido al estrés crónico. 

Muchas personas quedaron traumatizadas al ver una superpotencia vengativa que usa sus recursos ilimitados para intimidar y destruir a un individuo indefenso. 

Quiero dar las gracias a todos los ciudadanos decentes y solidarios que protestan globalmente contra la brutal persecución política que sufrió Julian. 

Por favor, sigan levantando la voz a sus políticos hasta que sea lo único que oirán. 

Su vida está en sus manos. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...