Cargando...
Ruglio y Larriera van por el título

Fútbol > ÚLTIMA FECHA

La primera lección de Peñarol y la mano de Larriera: Peñarol está listo para ser campeón

Larriera busca llevar a Peñarol a ese final exitoso, que comenzó a construir en enero e intenta equilibrar la intensidad de la olla a presión en la que se transformó el club

Tiempo de lectura: -'

04 de diciembre de 2021 a las 05:03

Con la calma que precedió al tsunami del viernes pasado, el Torneo Clausura finalizará este fin de semana con la disputa de la última fecha recargada de emoción, como suele reunir el cierre de cada año.

Peñarol, con entradas agotadas, recibe a Sud América en el Campeón del Siglo en lo que espera se transforme en una fiesta tras el pitazo final del Tejera.

Un triunfo le dará el título del Clausura, el primer lugar en la Tabla Anual y lo dejará a una victoria del título del Campeonato Uruguayo, si el martes derrota a Plaza en el Estadio Centenario, en la semifinal del torneo.

Nacional, con una lenta venta de localidades, recibe a River Plate en el Gran Parque Central. Sin fiesta ni gran expectativa, porque en la última fecha el equipo que dirige Martín Ligüera desperdició la mejor ocasión que tenía para asegurar lo que podría haber sido un milagroso cierre de temporada con la consagración.

Los cupos para las copas Libertadores (los cuatro primeros de la Anual) y Sudamericana (del quinto al octavo en al tabla del año), y los dos últimos descensos, también darán a los seis partidos de este sábado un marco lleno de expectativa. Esto se refleja en la forma en la que la televisión llevará a través de tres pantallas tres partidos en vivo y las mejores jugadas de los seis encuentros (en VTV, VTV+ y GolTV Uruguay).

Los ojos en el CDS

El punto más alto estará en el Campeón del Siglo, donde los hinchas de Peñarol esperan ver consagrarse al equipo de Mauricio Larriera y comprobar que el camino que comenzó a recorrer en los primeros días de enero podrá tener su recompensa.

Bajo la dirección deportiva de Pablo Bengoechea (llegó en diciembre de 2020 con el presidente Ignacio Ruglio), que fue quien protegió al entrenador y le dio el espacio para construir el camino hacia lo que puede ser el reencuentro con el título del Uruguayo, Larriera moldeó al mejor equipo del campeonato.

Durante 12 meses, el entrenador confirmó que es posible avanzar de la mano del fútbol hacia esos lugares de privilegio en la tabla y asumir un protagonismo deportivo que genera para cualquier equipo el orgullo de verse representado por esos futbolistas y esa propuesta.

El mérito más importante de Larriera, los futbolistas aurinegros y Bengoechea fue haber avanzado hasta la fecha 12 del Clausura, intentando despojarse del entorno que rodeó al fútbol y que hace una semana lo hizo atravesar sus peores horas en este año.

La amenaza de muerte al presidente de la AUF, Ignacio Alonso, por parte de hinchas de Peñarol según la denuncia que presentó en la Policía; la manifestación de los hinchas aurinegros en la sede de la Asociación; un fallo que demoró 76 días en salir (que benefició a Nacional); partidos que todavía se siguen definiendo en los escritorios y no en la cancha, y con el presidente Ruglio forzando el clima hasta el punto más alto de tensión, no fueron el mejor cierre para la temporada.

Si el plantel de Peñarol consigue este sábado el título, tendrá el doble mérito de haberlo logrado en medio de la tensión que instalaron los dirigentes y el presidente con sus estados de Whastapp hasta hacer del concepto de “contra todos”, un boomerang.

Enuvelto en esa vorágine, Peñarol perdió la paciencia y en los últimos tres partidos sufrió las consecuencias de esa presión, que se representó en apuros para resolver en el campo –lo que antes hacían con seguridad– y perder seis de los últimos nueve puntos.

Sin embargo, a tiempo, Larriera dio un golpe de timón. Inquieto por lo que veía en su plantel, cambió el rumbo y descomprimió la presión. 

Con el concepto “todos juntos”, comenzó a hilvanar lo que espera sea este sábado la última puntada para conquistar el Clausura.

Este sábado Peñarol deberá mostrar la versatilidad de su plantel ante Sud América, que necesita ganar para evitar el descenso.

Larriera no tiene a sus laterales titulares y al suplente del sector izquierdo. Giovanni González (suspendido), Valentín Rodríguez (lesionado) y Juan Manuel Ramos (lesionado). Tampoco a quien regula el funcionamiento del mediocampo, Walter Gargano (suspendido).

Recupera a Gary Kagelmacher y a su goleador Agustín Álvarez Martínez, quienes se perdieron el último partido por suspensión.

El entrenador deberá demostrar cómo a lo largo de todo el año su capacidad para descubrir con fútbol en el campo los caminos para llegar al éxito. 

Ahora bien: lo que tiene que terminar de dar forma el entrenador en este equipo es a cuatro aspectos claves: 1) que no pierdan la paciencia ni el humor ante un error arbitral que puede formar parte de cualquier espectáculo (aunque hoy el VAR debería evitarlo), 2) entender que en sus fuerzas futbolísticas estará el éxito, 3) que no necesitan de nadie más que de su juego para ser campeón y 4) saber canalizar la presión de la tribuna para que no genere un efecto contrario.

Si definitivamente el DT lo consigue y Peñarol es campeón en la cancha, los aurinegros habrán superado una prueba que trasciende a un logro de un año, que confirma que aprendieron la primera lección, la de apostar a un proyecto que hoy lo tiene como el mejor equipo del fútbol uruguayo y en la puerta del éxito.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...