Cargando...
El plantel de Peñarol celebra la clasificación a octavos de final de la Copa Sudamericana en pleno vestuario del Estadio Monumental de Lima en Perú

Fútbol > EL ANÁLISIS

Las distintas lecturas de la clasificación de Peñarol en la Copa Sudamericana

La clasificación de Peñarol a los octavos de la Sudamericana, algo que no obtenía hacía 10 años, tiene distintas lecturas: los 180 minutos ante Corinthians contrastan con la baja intensidad ofensiva actual; en Lima logró el objetivo

Tiempo de lectura: -'

27 de mayo de 2021 a las 00:25

Peñarol consiguió el objetivo principal en esta fase de grupos de la Copa Sudamericana que era clasificar a los octavos de final. Se había dado un cambio de formato del torneo y solo pasaban a la siguiente fase los ganadores de cada llave.

La meta era poder ser superior a Corinthians en ese grupo, el que a priori -y se demostró finalmente- era el rival más complicado.

Y justamente los dirigidos por Mauricio Larriera parece que hubieran elegido jugar sus mejores 180 minutos contra ese adversario. Porque así fue. Lo maniataron en San Pablo ganándole 2-0, y luego lo humillaron 4-0 en el Estadio Campeón del Siglo con un juego demoledor.

Ningún equipo puede mantener un nivel futbolístico supremo en todos los encuentros y Peñarol no está exento.

Ganó los primeros 12 puntos y se sintió clasificado. ¿Fue un error? ¿Subestimó a los rivales que se le venían que eran River de Paraguay y Sport Huancayo? No, no fue así.

Agustín Álvarez Martínez tuvo un gol hecho y lo marró

Contra los guaraníes perdió un partido increíble en el último suspiro y tras un error importante de todo el equipo en las marcas, pero, sobre todo, por la lentitud que demostró en esa jugada Fabricio Formiliano. No mereció perder, más allá que en el fútbol el “mereciómetro” no existe.

¿Qué se puede decir del 0-0 en Lima? Peñarol entró a la cancha sabiendo que, si perdía, River, el mismo que le había ganado la semana pasada, le tenía que ganar a Corinthians de visitante en San Pablo, y no solo eso, ganarle por 12 goles que era la diferencia que había antes de los compromisos de este miércoles. Allí descubrió que Agustín Álvarez Martínez es el goleador que buscaba y que sigue siendo el máximo artillero de la Copa, con ocho tantos.

Si bien Peñarol no subestimó a Sport Huancayo, un rival definitivamente menor, que hasta este partido no había conseguido unidades en el grupo, se dejó estar. Jugó todo lo que quiso en el primer tiempo, tuvo el 60% de la posesión de la pelota, pero careció de profundidad, de oportunismo para definir.

Agustín Álvarez Martínez quedó solo tras una gran jugada y definió mal; Pablo Cepellini tuvo otro gol hecho, Facundo Torres abolló el travesaño con un zurdazo y Joaquín Piquerez se mandó un remate a lo Cristiano Ronaldo -de esas pelotas que toman vuelo y bajan de manera abrupta- que rozó el palo. Hubo un solo equipo en la cancha.

Joaquín Piquerez jugó hasta los 51 minutos y Larriera le dio descanso pensando en Boston River y en que no viera otra amarilla porque de haberla visto, hubiera quedado fuera de la ida de los octavos de final

Eso también habla mal de Peñarol. ¿Por qué? Porque demostró que le faltó poderío ofensivo. Es muy raro ver que un partido termine 0-0 (y que el golero rival no sea figura), teniendo tantas oportunidades de anotar como tuvo este miércoles el equipo de Larriera.

En los primeros cuatro encuentros de esta Copa, este mismo conjunto hizo 14 goles. En sus últimos tres, si se suma el de Fénix, solo consiguió un gol. Y en este caso se habla de un equipo que no pasó prácticamente zozobras en Lima, es decir, no es que estuvo penando en defensa. ¿Da como para preocuparse? No. Larriera lo tiene muy claro y tanto es así que contra Sport Huancayo realizó variantes que ralentizaron el juego hasta hacerlo casi tedioso en el complemento. Comenzó a resguardar el físico de algunos futbolistas pensando en el enfrentamiento del domingo contra Boston River por el Torneo Apertura, ese que no comenzó bien, apenas con un 0 enorme en Capurro.

La intensidad en el primer tiempo la mostraron los extremos, Agustín Canobbio y Facundo Torres, con Pablo Ceppelini haciendo de David Terans, al que esta vez, no se extrañó. Pero ese ritmo pasó a ser cansino en el complemento debido a los cambios que se realizaron. Hasta el minuto 90+3, cuando faltaba uno para terminar se podía escuchar a Larriera gritarle a Valentín Rodríguez “pónganla en el área”, porque obviamente, quería ganar. Pero no se dio, más allá de la clasificación.

Esos primeros 45 minutos fueron los que quedaron en la retina de todos porque se vio al equipo que más quiere el técnico: dominio del rival, buenos movimientos ofensivos, llegadas por las bandas y jugando siempre en el campo del adversario.

Ya con las variantes, Larriera apostó por el juego en diagonal de Cristian Olivera, un futbolista del que espera mucho. El volante pasó a ser extremo por izquierda y allí adelantó a Facundo Torres a donde venía jugando Pablo Ceppelini.

El ida y vuelta de Giovanni González son marca registrada de este Peñarol

Se volvió a ver un gran ida y vuelta del mejor Giovanni González desde que arribó a Peñarol y tanto es así que este jueves, seguramente el Maestro Tabárez lo vuelva a convocar a la selección, en un principio, para los partidos por Eliminatorias del 3 y 8 de junio ante Paraguay y Venezuela, respectivamente, y luego, pensando en la Copa América. En caso de confirmarse, será una baja trascendente en el esquema del entrenador porque no cuenta en su plantel con un futbolista con tanto ida y vuelta, al que le falta mejorar en el pase final.

Hacía 10 años que Peñarol no lograba clasificar a los octavos de final desde una fase de grupos. La última vez sucedió cuando llegó a la final de la Copa Libertadores con Diego Aguirre como entrenador. Y desde 2002 con Gregorio Pérez que no terminaba como líder de su grupo. Son cosas también para poner en la parte positiva de la balanza.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...