Cargando...

Nacional > CUIDADOS INTENSIVOS

Los aprendizajes “a pie de cama” en nueve meses de combate a la pandemia

Médicos y enfermeros cuentan sus historias en la lucha contra el covid-19

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2020 a las 05:02

Cuando el Hospital Español fue designado como centro de referencia covid-19 diez días después de la aparición de los primeros casos del virus en Uruguay, se construyó un plan de contingencia. Era una enfermedad que no se conocía, aunque la experiencia en Europa y los contactos que tenían los médicos en el hemisferio norte ayudó a anticiparse.

Nicolás Nin trabajó diez años en España y de inmediato intercambió información con colegas. “Fue mirar una película que estaba pasando en ese momento”, recordó a El Observador el coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Mirar esa película documental generó ansiedad, porque si el panorama en Uruguay iba a ser como en Europa, con centros de cuidados intensivos con la máxima capacidad utilizada, la situación iba a ser difícil.

Pasaron los meses y la maquinaria “se fue aceitando”, los protocolos de trabajo y atención se consolidaron y la situación estaba relativamente controlada.

Pero en las últimas semanas el panorama cambió. De los 14 pacientes internados en el CTI del Hospital Español desde marzo, la mitad ingresaron el último mes, y eso se corresponde con el aumento de casos desde el mes de octubre, lo que lleva a que más cantidad de personas enfermas requieran cuidados intensivos. Por eso en el Hospital Español ya piensan en otro plan de contingencia para una “posible escalada mayor”, dijo Nin.

Paola de Jesús es enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos del Casmu y cuando comenzó la pandemia pasó al área de covid-19 del sanatorio.

Luego estuvo unos meses en otro sector para descansar, ya que el trabajo con estos pacientes es complejo, pero cuando regresó al sector covid-19, la esperó el doble de tarea y guardias en las que el cansancio emocional muchas veces supera al físico. “Al inicio era todo nuevo y ahora con los picos que tenemos está todo el equipo con muchísimo trabajo”, apuntó. 

Por cada paciente internado en CTI hay médicos, auxiliares y licenciados en enfermería, tisaneras y otros profesionales que en estos momentos se apoyan incluso en la colocación del equipo de protección personal, que incluye sobretúnica, máscara, lentes, gorro y zapatos. 

“Cuando iniciamos hubo mucha incertidumbre, nervios, el protocolo cambiaba y se iban ajustando cosas. Lo bueno es que estábamos bien informados y el miedo era más bien de no saber qué podía pasar con la enfermedad”, puntualizó la enfermera. 

Para de Jesús, lo más difícil de trabajar con pacientes covid-19 positivos es la vestimenta necesaria. Eso provoca que luego de una guardia de seis horas la falta de oxígeno se haga sentir y provoque mucho cansancio. “Los boxes están herméticos y falta el aire porque uno quiere hacer los procedimientos lo más rápido posible, pero hay pacientes que llevan su tiempo y requieren de mucho trabajo de enfermería”, apuntó. Según su relato, en algunas ocasiones los enfermeros pasaron hasta dos horas con los pacientes. 

La dinámica de trabajo cambió incluso para tomarse la media hora de descanso, ya que el personal no puede salir de la institución y utilizan un comedor del área cerrada.

Vínculo humano

La soledad que enfrentan los pacientes internados con covid-19 se hace más leve con la cercanía del personal médico, que incluso en los momentos de gravedad o muerte no pueden estar con sus familiares y la última palabra de aliento es de quienes intentaron salvarles la vida.

En el Hospital Español hubo dos muertes por covid-19 y las pérdidas se sintieron con tristeza en el sector por el cambio de habito que generó la pandemia sobre las despedidas de familiares a sus seres queridos. “Que las familias se puedan despedir es importante, y no es lo mismo tener el contacto directo que virtual”, explicó Nin. 

En algunos casos, si el familiar ya está curado de covid-19 puede ingresar a la sala con medidas de protección.

La jefa del Departamento de Medicina Interna, Natalia Silva, dijo que para los pacientes la soledad es muy angustiante, además del miedo que provoca la situación. “El paciente covid-19 que está lucido siente miedo de que se vaya a complicar  su situación”, afirmó. 

Las familias del personal de salud también viven las consecuencias de la pandemia con miedo e incertidumbre.

Nin relató que como médico tiene miedo, pero de contagiar a su familia, aunque al mismo tiempo sabe que al virus “lo afrontan preparados” al contar con protocolos y equipos de protección, por lo que “se normalizó una situación que era desconocida con los primeros casos”. 

Los padres de la enfermera de Jesús viven en Rivera y todos los días le preguntan cómo está el trabajo con el aumento de casos de covid-19. A ellos y a sus amigos les responde de la misma forma. “Me siento segura, Si me contagio será en una parada de ómnibus o en la calle, acá no”, dijo en referencia a su trabajo en el Casmu.

Comportamiento social

La tasa de positividad de covid-19 en Uruguay que mide el porcentaje de infectados entre los testeados superó el 4% hace varias semanas, la ocupación de camas de CTI por enfermos del nuevo coronavirus es de alrededor del 3%, y las perspectivas no son favorables con cifras que aumentan a diario. 

Cuando Nin piensa en la actitud de una parte de la sociedad que no toma las medidas de prevención necesarias, siente frustración. “Es frustante porque estamos a pie de cama de los pacientes más graves. Muchos de los contactos son intrafamiliares, hay que cuidar a los adultos mayores, a la gente más frágil”, dijo. Si bien agregó que algunos “lo ven alejado”, los trabajadores de la salud están prepcupados por lo que pueda pasar. 

Por su parte, de Jesús quisiera enviarle fotos a las personas que no respetan a la enfermedad. “Si vieran cómo estamos trabajando entenderían más la situación. Uno sale de acá y es otro mundo, es mucha la intensidad emocional también. Hemos tenido pacientes que han estado mucho tiempo internados, lejos de sus familias y muy angustiados y personalmente a mí me ha afectado en varias oportunidades”, cuestionó. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...