Cargando...
Matías Castro, Defensor Sporting
Gastón Oliveira
El hijo le patea a papá Olveira
Olveira con su hija
Matías Castro con Sebastián Vieira
Matías Castro
Matías Castro con Sebastián Vieira
Matías Castro con Sebastián Vieira
Matías Castro con Sebastián Vieira
Matías Castro

Fútbol > FÚTBOL URUGUAYO

¿Por qué los goleros fueron los más afectados por el parate en la pandemia?

Uno contrató a un entrenador particular, otro enloqueció a un vecino con pelotazos en la pared, otro estudió un tutorial de handball: así se las ingenian los arqueros uruguayos en la crisis sanitaria

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2020 a las 05:02

El 15 de mayo pasado, cuando el secretario nacional del Deporte Sebastián Bauzá anunció que los futbolistas podían salir a entrenar al aire libre en forma individual, el golero de Defensor Sporting Matías Castro contrató al entrenador de arqueros de las formativas de Nacional Sebastián Vieira. No quería desaprovechar un solo día para volver a volar, caer y agarrar la pelota, que son los componentes esenciales del entrenamiento específico de su puesto y que durante dos largos y tediosos meses no pudo realizar.

"Somos los más afectados por el parate", expresa a Referí Gastón Olveira golero de River Plate y de la selección uruguaya. "Nosotros la sufrimos más", dice por su parte Danilo Lerda, de Deportivo Maldonado. 

Si para el jugador de campo, el entrenamiento vía Zoom con las rutinas marcadas por los preparadores físicos, la bicicleta fija o la cinta de correr, las pesas, las gomas y los conos hicieron tediosos los dos meses de confinamiento mucho peor fue para los goleros. 

Castro vive en un edificio y tuvo que utilizar en esos dos meses la terraza como un gimnasio. "Ya tenía colchonetas, TRX y bandas, pero del club me traje una bicicleta fija y mancuernas", revela a Referí. La nutricionista de Defensor Sporting, además, hizo ajustes en las comidas. 

El cambio de aire que le permitió volver a entrenar al aire libre renovó al ex Unión surgido en Liverpool: "Volver a tener pasto para revolcarme me cambió el ánimo". 

Olveira, convocado en octubre de 2019 por primera vez a la selección uruguaya mayor, explica: "El entrenamiento del golero es muy especial, muy específico. Se entrenan gestos muy técnicos: el vuelo, la caída, el agarre de la pelota, la ubicación en el arco, y en la casa no hay referencias de arco. Además, es muy difícil entrenar solo para algo tan específico; los primeros meses fueron muy densos". 

Olveira con su hija

Desde hace dos semanas, se va a la ruta 5 en el cruce con el anillo perimetral para entrenar con un amigo y además aprovecha a sacar a sus hijos a tomar aire fresco. "Me tiran al arco y también hago trabajos de coordinación".

 

Jorge "Coco" Rodríguez, entrenador de arqueros de Danubio expresó su preocupación por los goleros: "Necesitan tener contacto con el balón; correr al golero no le sirve de nada porque su trabajo es repetición de los gestos técnicos. Es una locura todo el tiempo que ha pasado sin que puedan entrenar". 

El interior la sufrió menos

Rodríguez, que tiene una escuela de goleros que está por reabrir adoptando las medidas sanitarias pertinentes, expresó que "los más afectados fueron los goleros de la capital y entre ellos los que viven en apartamentos; en el interior no pegó tanto el virus". 

Nicola Pérez, Ramiro Bentancur, Danilo Lerda y Nicolás Guirín ratifican el dato aportado por el Coco Rodríguez. 

Pérez se fue a Melo cuando se dictaron las medidas de confinamiento. Y allá contrató junto a Bentancur, uno de los goleros de Cerro Largo, los servicios del Chino González, que tiene una escuela de goleros en la capital del departamento. 

Nicola Pérez, Progreso

Como Matías Castro, ellos dos también sacan plata de su bolsillo mientras están en seguro de paro para que su condición futbolística no se resienta.  

"Después de una semana de hacer solo físico, empecé a hacer tres días de trabajos específicos en la escuela", revela el arquero de Progreso. 

Clases de inglés y tutoriales de handball

Nicolás Guirín, arquero de Plaza Colonia, entrenó para no perder forma en su natal Nueva Palmira y en Carmelo, en la cancha de la casa de Álvaro Fernández. "Fuimos los más afectados a la hora de entrenar porque no es lo mismo entrenar solo. El jugador puede salir a correr o hacer bicicleta, pero nosotros precisamos un continuo contacto con la pelota", dice.

Su hermano tiene un mini gimnasio que le permite hacer la base física y en los ratos libres también toma clases de inglés por Zoom. 

Danilo Lerda gastó la pared del patio de su casa buscando el rebote para sus entrenamientos caseros. "Al tercer o cuarto día ya no quería saber nada", reconoce. 

Danilo Lerda, Deportivo Maldonado

Ademas de los trabajos que le mandó su entrenador del puesto, Hugo Carranza, buscó en internet un tutorial de entrenamiento de arqueros de handball. "Como entrenan en piso duro pude replicar algunas cosas. Le he buscado la vuelta", agrega. 

Lo positivo: una recuperación

Al que le vino bien la pandemia fue a Gonzalo Falcón, de Boston River, quien por una lesión de rodilla se había perdido el partido ante Cerro Largo y estaba descartado para enfrentar a Liverpool, en la cuarta fecha que no se llegó a jugar. 

Gonzalo Falcón, Boston River

"Ya estoy para jugar. Me pude recuperar y tuve la suerte de estar cerca del complejo de Boston River, en Manga, donde tenía el gimnasio solo para mí y a donde ahora estamos yendo con un par de compañeros de la zona que me tiran al arco", cuenta a Referí

"Para recuperarme le daba a la pelota contra la pared y usé una colchoneta para la rodilla", recuerda. 

Hernández tiene "loco de la vida" al vecino

Ernesto Hernández, que con 34 años retornó del fútbol colombiano para jugar en Fénix, vive en el Parque Posadas y busca las zonas verdes del complejo para entrenar al aire libre. "No tengo las dimensiones del arco que son fundamentales", lamenta. 

"Hago la caída en el pasto y la velocidad de reacción en el apartamento, con una pelotita de tenis contra la pared. El vecino está loco de la vida, no sabés", dice a las risas. 

Ernesto Hernández, Fénix

Para realizar trabajos cognitivos pegó unos papeles de colores en la pared y su hija mayor, de 12 años, le grita un color y él lo toca a la mayor velocidad posible. "Nos damos maña; esto es como manejar la bicicleta sin manos, te podés olvidar, pero no te olvidás de andar en bicicleta, serán 10 días como entrar de nuevo en ritmo", dice con mucha cancha.    

Cristopher Fiermarín, de City Torque, es otro de los que vive en apartamento, aunque tiene un patio. "Como no hay pasto es complicado, pero con los ejercicios me voy manteniendo, voy al gimnasio y hago trabajos de coordinación. Ejercicios aeróbicos hago solo lunes y a veces los martes también". 

Cristopher Fiermarín, City Torque

Las herramientas de Nacho Bordad

El exgolero de Danubio Ignacio Bordad, es el entrenador de los arqueros de Rentistas que programó sus entrenamientos específicos a través de la plataforma miporteria.com de la que es suscriptor. Esa herramienta le permite diseñar los trabajos que realizan los martes, jueves y sábados Yonathan Irrazábal, Nicolás Rossi, Emiliano Corujo y Agustín Ferreira que cuentan con espacios verdes en los fondos de sus casas, 

"Todas las semanas nos tomamos un día para compartir cómo se sintieron y qué evaluación hacían del trabajo. Ellos grabaron sus movimientos y nos mandaron sus videos para así poder evaluarlos", explica a Referí

Cuando el confinamiento se estiró Bordad sintió que tenía que cambiar los trabajos. Entonces, los sábados pasaron a hacer el trabajo específico por Zoom lo que le permitió hacer las correcciones al instante. 

También comenzó a usar la app Homecourt, muy difundida entre los jugadores de la NBA, para realizar trabajos cognitivos. 

Así los goleros esperan que vuelva el fútbol. "En esta época de frío hasta el barro de los días de lluvia se extrañan", grafica Olveira. 

En Uruguay existe el curso para entrenador de goleros desde hace dos años y los dicta el Instituto Técnico Profesional (ITP) de la Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol (Audef) que a su vez autoriza a la Organización del Fútbol del Interior (OFI) y al Instituto Universitario de la Asociación Cristiana de Jóvenes (IUACJ) a brindar cursos. 

Entrenadores de goleros

Boston River: Carlos Arias
Cerro: Javier Piña
Cerro Largo: Jorge Muiño
City Torque: Luis López
Danubio: Jorge Rodríguez
Defensor Sporting: Gabriel Aires
Deportivo Maldonado: Hugo Carranza
Fénix: Maximiliano Fernández
Liverpool: Gonzalo Noguera
Nacional: Leonardo Romay
Progreso: Enzo Jauregui
Peñarol: Óscar Ferro
Plaza Colonia: Sebastián Pereira
Rentistas: Ignacio Bordad
River Plate: Sergio Navarro
Wanderers: Víctor Guala
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...