Fútbol > FÚTBOL

Los males de los grandes: ¿qué les pasa a Nacional y Peñarol?

Tricolores y aurinegros están hundidos en la tabla; el equipo de Munúa recibe dos goles por partido y Mejía es figura; en el de Forlán no aparecen los referentes y en los últimos tres partidos perdieron puntos en los minutos finales

Tiempo de lectura: -'

09 de marzo de 2020 a las 10:33

Las dudas invaden a Nacional y Peñarol. Hundidos en la tabla. Pierden puntos de manera asombrosa. Y sus hinchas salen frustrados de la cancha. El nerviosismo se va instalando y las pruebas son lo que pasó con el Cebolla Rodríguez celebrando el gol de Peñarol ante Danubio o las expresiones los entrenadores. Munúa diciendo tras la segunda fecha con Cerro Largo: “Parece que a Nacional no le pueden patear al arco”. Y Forlán descargando bronca contra Daniel Ferdorczuk tras perder en el Franzini: “A ver si nos ponemos un poquito las pilas. Si vio penal y lo cobró, lo felicito, pero que también cobren los nuestros”.

Futbolísticamente se pueden tener opiniones distintas. De hecho, el fútbol es materia opinable. En cuanto a la conformación del equipo y la rotación que realizan Forlán y Munúa atendiendo la doble actividad del torneo Apertura y la Copa Libertadores, solo ellos conocen la realidad de cerca y manejan información que nadie tiene a la hora de armar el equipo.

Sin embargo, hay detalles llamativos que se sustentan en hechos de la realidad de la campaña de ambos que tiene a Peñarol noveno en la tabla a cinco puntos de Rentistas y a Nacional decimocuarto a siete unidades del puntero.

Solidez defensiva tricolor

En Nacional hay un detalle que es elocuente, el equipo de Munúa recibió seis goles en tres partidos del torneo Apertura (Rentistas, Cerro Largo y Wanderers le marcaron dos goles). Y en los últimos dos encuentros, contra Alianza Lima en Perú y ante Wanderers en el Viera, el golero Luis Mejía fue una de las figuras destacadas. El dato es significativo y marca que Nacional no encontró la solidez defensiva necesaria como para que no le anoten tantos goles. Ese era un detalle que marcó la campaña de su antecesor Álvaro Gutiérrez.

Goles en la hora

En Peñarol llama la atención los goles que recibió el equipo de Diego Forlán en los últimos minutos de los últimos tres partidos. ¿Distracciones, desconcentraciones, o no saber manejar la diferencia y el trámite de un partido?

Pueden existir varios argumentos pero la realidad fría dice que Defensor le ganó a Peñarol en zona de descuentos con un penal que generó polémica. Luego, por Copa Libertadores, el equipo recibió un golpe letal a 13 minutos del final del juego contra Atlético Paranaense que terminó significando la derrota en el debut. Y el pasado fin de semana, Danubio le amargó el sábado a Forlán igualando el juego pasada la hora.

Nacional padeció ese mal el domingo ante Wanderers cuando Mathías Acuña empató a tres minutos del final un juego que los albos parecían tener controlado.

Los desequilibrantes no aparecen

Ese es un detalle que marca la campaña de los dos equipos. En Peñarol los delanteros no marcan goles. En cuatro partidos el único hombre de ofensiva que marcó fue Xisco en la primera fecha ante Cerro.

El capitán Cristian Rodríguez vive entre algodones. No estuvo a la orden contra Cerro en la primera fecha; entró a los 63 ante Defensor, no jugó frente a Atlético Paranaense e ingresó a 10 minutos del final contra Danubio, partido en el cual anotó el gol de penal.

En Nacional el único que saca la cara es Gonzalo Castro. Bergessio está entre algodones. No jugó en Lima y el domingo ante Wanderers jugó 45 minutos. Ocampo es una de cal y otra de arena. Ayer Munúa lo sacó enojado por una serie de gestos contra la tribuna de Wanderers que le podían haber costado la expulsión. Y Vecino tiene mucho ímpetu pero no la emboca. Su último gol oficial se remonta a setiembre de 2019 cuando le marcó dos goles a Racing.

¿Juegan bien?

Esta es una eterna polémica porque cuando se plantea el tema surge la misma interrogante: ¿qué es jugar bien? Para algunos es atacar y jugar de forma vistosa. Para otros es tener consistencia defensiva, controlar al rival y aprovechas las oportunidades de gol. Y para la mayoría es simplemente ganar.

¿Pero qué dijeron los entrenadores de los grandes en ese aspecto?

“Tenemos que tratar de seguir generando como lo estamos haciendo, llegando por fuera y con claridad y tratar de trabajar eso, la definición, remate al arco, en ese sentido estamos en el debe. Hubo momentos en que el equipo generó pero el nerviosismo y el momento empiezan las individualidades y hace que las cosas no salgan. Hay que seguir trabajando porque claramente no lo estamos haciendo bien”, expresó Diego Forlán luego del empate con Danubio.

“Me parece que hicimos un primer tiempo bueno, sin ser brillantes, pero bueno. Pudimos haber sentenciado el partido. El segundo tiempo fue parejo, prácticamente sin ocasiones para ningún lado. También tuvieron la jugada del gol y alguna más que no pudieron concretar. Lamentablemente, nos vamos con este empate, cuando el partido lo teníamos bastante controlado”, declaró Munúa luego de empatar contra Wanderers.

En tres fechas los grandes generaron más dudas que confirmaciones. Peñarol parece no haber encontrado el equipo. La ausencia de Walter Gargano sigue siendo difícil de disimular. El húngaro Vadócz es una de cal y otra de arena. Hay que esperarlo. Ni siquiera conoce el medio. Un detalle llamativo es que el delantero Matías Britos, incorporado para la presente temporada, aún no debutó por un desgarro. Tampoco se sabe nada del lateral Juan Acosta, uno de los mejores de la pasada temporada en Cerro Largo.

En Nacional, el paraguayo Miguel Jacquet arrancó mal. En su debut no mostró seguridad y terminó viendo la roja. Está en la misma situación que Vadócz, conociendo el medio. Asimismo, el argentino Yacob llegó inactivo desde la Tercera división de Inglaterra. Marcó el gol del empate ante Cerro Largo –cuando ya no tenía golero porque fue un jugador de campo al arco tras la expulsión de Aguerre– y se desgarró en un entrenamiento.

Así las cosas, la realidad la marca la tabla y se avizora un clásico que al menos se presenta como peligroso para el futuro de los dos entrenadores.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...