Mundo > Atentado

Los muertos de Sri Lanka y el terror al pasado

Los atentados en las iglesias recuerdan los años oscuros de la guerra civil

Tiempo de lectura: -'

23 de abril de 2019 a las 05:03

No se vivía un horror parecido desde el fin de la guerra civil, diez años atrás. Los 290 muertos y los más de 500 heridos no solo muestran la tragedia que atraviesa Sri Lanka desde el fin de semana sino que revuelven las heridas pasadas de un tiempo al que todos allí buscan escapar.

En aquella guerra que duró más de 30 años y dejó más de 100 mil muertos los atentados con bombas eran frecuentes y el pánico a hacer cosas tan sencillas como caminar por las calles o tomar un ómnibus era algo de todos los días.

"Ahora tenemos miedo de tocar las bolsas de basura de plástico negro. La serie de explosiones de ayer nos trajo a la memoria la época en la que teníamos miedo de tomar autobuses o trenes debido a los paquetes bomba", declaró Malathi Wickrama, una barrendera municipal de la capital Colombo.

Este lunes las autoridades revelaron con enojo y tristeza que el número de muertos y heridos había aumentado después del primer balance de los atentados suicidas en hoteles de lujo e iglesias realizados el domingo.

Incluso en la tarde de este lunes volvió a sobrevolar el miedo a un nuevo ataque cuando se reportó una explosión cerca de la iglesia de San Antonio, una de las que había sido atacada el domingo. Aunque no hubo víctimas, la embajada de Estados Unidos en Colombo pidió que no se bajara la protección y aseguró que grupos terroristas seguían tramando ataques en lugares públicos.

"Es insoportable"

"Transporté a unos ocho niños heridos ayer", relató a la AFP Shantha Prasad, que ayudó a llevar camillas a un hospital de Colombo.

"Había dos niñas de seis y ocho años, la misma edad que mis hijas", recordó afectado. "Sus ropas estaban desgarradas y manchadas de sangre. Es insoportable volver a ver este tipo de violencia".

Mientras, en una morgue de Colombo las familias de las víctimas tienen que enfrentar el horror ante sus ojos. A través de fotos en pantallas deben intentar identificarlos. Algunos no lo soportan y se derrumban. Y hay personas que de tan mutiladas son imposibles de identificar.

En medio de tanto dolor, un católico y un budista esperaban en un rincón del patio de la morgue para a quienes reconocían a una madre, un hermano o un hijo.

Janaka Shaktivel, de 28 años y padre de un niño de 18 meses, perdió a su esposa en la iglesia de San Antonio. Él se salvó porque salió a la escalinata para consolar a su bebé que lloraba.

"Reconocí su cuerpo por la alianza que todavía llevaba", dice, pálido y abatido.

Seguir adelante

Y a pesar de la tragedia los habitantes de Colombo intentaban este lunes volver a salir a la calle en medio del estado de emergencia y la seguridad reforzada.

Aunque las escuelas permanecían cerradas algunos comercios abrieron sus puertas y hay quienes consideran que la única forma de salir adelante es reponerse pronto.

"Somos un pueblo resistente", asegura Nuwan Samarweera, un empleado de oficina de unos cincuenta años. "Hemos visto tanta violencia durante la guerra civil. Para el resto del mundo, esto puede parecer enorme, pero para nosotros la vida continúa", afirma. "Debemos reponernos y continuar", insiste.

Incluso aseguró que en la noche de este lunes iría a la iglesia a rezar, a pesar del miedo.

Todos los ojos en un grupo islamista

El grupo local National Thowheeth Jama'ath (NTJ) es el principal sospechoso de los atentados. Y si bien este ataque no tiene precedentes para esa agrupación, ya habían dado muestras de su odio el pasado diciembre. Su principal "hazaña" hasta el momento había sido el ataque a estatuas budistas.

Pero ya estaban en la mira. Diez días atrás la policía de Sri Lanka emitió una advertencia diciendo que el grupo estaba preparando ataques contra iglesias de la minoría cristiana y la embajada de India en Colombo.

Esta alerta se basó en un señalamiento de "una agencia de inteligencia extranjera", según un  documento consultado por la AFP.

Lo que las autoridades intentan resolver es si esa agrupación que hasta ahora no había tenido mayor trascendencia, recibió apoyo desde el exterior. "Nos cuesta entender cómo una pequeña organización en este país puede hacer todo eso", declaró el portavoz de gobierno.

Este lunes había 24 personas arrestadas y ningún grupo se había adjudicado el atentado.

Soufan Center, un centro de estudio de las amenazas a la seguridad mundial con sede en Nueva York, cree que la planificación y minuciosa coordinación de los ataques en Sri Lanka tiene similitudes con "los ataques de grupos salafistas-yihadistas, particularmente aquellos donde los grupos locales recibieron una ayuda extranjera".

 

Murieron tres de los cuatro hijos de empresario
Tres de los cuatro hijos del multimillonario danés Anders Holch Povlsen, dueño del grupo de moda Bestseller y principal accionista de la marca de venta en internet ASOS, murieron en los atentados del domingo en Sri Lanka. Según los medios de prensa daneses, Anders Holch Povlsen, su esposa Anne Holch Povlsen y sus cuatro hijos se encontraban de vacaciones en Sri Lanka.
Considerado como la persona más rica de Dinamarca, Anders Holch Povlsen, 46 años, heredó el grupo de moda Bestseller, creado en 1975 por sus padres, Merete y Troels Holch Povlsen.
El grupo, reivindica cerca de 3.000 puntos de venta en 70 países, es dueño de marcas como Vero Moda, Only y Jack & Jones. 

 

El Observador con AFP y EFE

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...