Nacional > Micrófono abierto en el Senado

Michelini a la oposición: "Que se vayan a la concha de la madre"

La oposición planteó que Leonardo De León amenazó a Pablo Mieres con un juicio y que eso lesionaba los fueros; FA bloqueó discutir el asunto

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2018 a las 11:30

El senador frenteamplista Rafael Michelini criticó a la oposición por presentar un asunto de fueros en el Parlamento. Al final de su intervención en la que, según la vicepresidenta Lucía Topolansky, violó al reglamento aludiendo a senadores en particular, un micrófono abierto captó el momento en que el legislador decía: "Que se vayan a la concha de la madre".

Durante la sesión de este martes en el Senado, el colorado Pedro Bordaberry planteó discutir las afirmaciones del senador frenteamplista Leonardo De León respecto a un posible juicio al senador del Partido Independiente Pablo Mieres.

La semana pasada, tras el pedido del fiscal Luis Pacheco de archivar la denuncia contra De León por el uso indebido de las tarjetas corporativas, el senador de la 711 brindó una conferencia de prensa en el Parlamento, y uno de sus abogados dijo que realizarían acciones legales contra Mieres, responsable de la denuncia ante Crimen Organizado.

Bordaberry dijo que esas declaraciones violaban el artículo 112 de la Constitución, que dispone que los legisladores "jamás serán responsables por los votos y opiniones que emitan en desempeño de sus funciones".

Según el senador colorado, se estaban lesionando los fueros parlamentarios por lo que planteó discutirlo como un asunto político, pero su moción fue bloqueada por el Frente Amplio.

Durante la fundamentación del voto –en la que el reglamento señala que no se puede aludir a otro legislador– el senador del Nuevo Espacio, Rafael Michelini, dijo que la cuestión de fueros planteada por Bordaberry era "ridícula".

"Que yo sepa, los que han presentado denuncia en su oportunidad fueron otros legisladores. La famosa foto de las gabardinas. Antes de eso anunciaron por todos lados que la iban a presentar", señaló.

"Si el senador De León quiere presentar una denuncia está en su libertad. Y si Bordaberry quiere presentar la cuestión de fueros está en su libertad. Y si nosotros decimos que nos parece ridícula estamos en nuestra libertad. Y a no quejarse. Por favor, ¡parecen niñas de 15 años!", remató.

Ante la intervención de Topolansky, reiterando –ya lo había hecho con legisladores del oficialismo y la oposición– que no podía hacer alusiones, Michelini respondió: "Borre todas mis alusiones, señora presidenta".

En ese momento, y con el micrófono aún abierto, Michelini siguió hablando y comentando con sus compañeros de bancada. "Que se vayan a la concha de la madre", lanzó.

Debate

Luego de que se votara negativamente (13 en 29) la moción de tratar el caso como asunto de fueros, varios legisladores fundamentaron su posición, en cortos alegatos que incluyeron críticas para un lado y para el otro.

El senador nacionalista, Luis Alberto Heber, trató a De León de "sinvergüenza" y dijo que la oposición quería tener la oportunidad de discutir "cara a cara" acerca de los gastos del expresidente de ALUR con su tarjeta corporativa.

La senadora socialista Daisy Tourné, por su parte, dijo que no hubo amenaza de juicio por parte de De León, sino "especulaciones" por parte de uno de sus abogados.

"Se habla que se amenazó por parte de De León a Mieres con un juicio. A mí me gustaría repasar los hechos. No hubo amenaza explicita por parte de De León", señaló Tourné. "Sí hubo una especulación de uno de los asesores de que podría llevarse a cabo (una denuncia). No hay lugar a la cuestión de fueros porque no hay amenaza, ni juicio presentado. En todo caso, lo que vertió el senador De León, después de guardar un larguísimo silencio, fueron sus opiniones libérrimas, tanto como las de Mieres, que muy respetables son", agregó.

Además, Tourné dijo ser "una defensora siempre" de los fueros parlamentarios. "No cuando me sirven sí, y cuando no me sirven no", acotó.

Reglamento no tiene en cuenta la televisión

El reglamento del Parlamento señala que no se pueden hacer alusiones durante los tres minutos que dura la fundamentación del voto. Sin embargo, la actual mediatización de las sesiones ha significado un obstáculo para el cumplimiento del mismo.

"Vamos a tener que revisar, a pesar de la televisión, la versión taquigráfica, porque ha habido alusiones", recriminó Topolansky durante las fundamentaciones del voto.

En el pasado, la mesa de cada Cámara revisaba las versiones taquigráficas y borraba todas las intervenciones que violaran el reglamento. Aunque hoy en día esa práctica continúa –de ahí los dichos de Michelini pidiendo a Topolansky que borre sus alusiones– la emisión en directo por radio y televisión hace que algunos legisladores aprovechen que sus palabras ya no se las lleva el viento.

Comentarios