Cargando...
Daniel Pastorini

Fútbol > LA REVOLUCIÓN SILENCIOSA

Murió Pastorini, el cerebro del gobierno de Figueredo, que convenció a Tabárez de volver a la AUF en 2006

El dirigente impulsó la integración, ideó la Mesa ejecutiva (el invento que blindó a los gobiernos de la AUF desde 2003) y trajo a Tabárez en 2006; ¿cómo fue que convenció al Maestro? 

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2021 a las 15:42

El fútbol recuerda a los campeones y homenajea a quienes fueron presidentes. También los hinchas recuerdan a los grandes perdedores, pero pocas veces el deporte rinde tributo a los segundos, a quienes cambiaron la historia o a quienes, en silencio, fueron capaces de dar un giro a una organización.

Este jueves falleció Daniel Pastorini, quien fuera dirigente de Wanderers y neutral de la Asociación Uruguaya de Fútbol (1998-2006) y quien tuvo singular relevancia en la vida institucional de la AUF.

Llegó hasta la FIFA, donde integró la Comisión de Estatuto de Transferencias de FIFA y fue la voz de Sudamérica y de los países de tercer mundo para blindar a los jóvenes talentos, para que los poderosos clubes europeos no se los lleven antes de los 18 años.

Su muerte deja en el fútbol su aporte que trascenderá en el tiempo, porque el exdirigente de Wanderers fue el cerebro del gobierno de Figueredo.

Eugenio Figueredo

A la vista de lo sucedido en la Justicia con el expresidente de la AUF, ser el cerebro intelectual de un dirigente que terminó preso por corrupción no es una buena referencia, sin embargo, haber sido el cerebro de aquel comité ejecutivo de 1997 a 2006, le da valor y prestigio con tres hechos que destacan su influencia.

La integración capital-interior

El primer logro de Pastorini fue la integración del fútbol de Montevideo con los del interior en el torneo de primera división profesional, que consiguió en 1999, cuando el histórico Campeonato Uruguayo de la capital abrió sus puertas a los clubes del Interior.

Pastorini fue el principal impulsor de aquella iniciativa que generó un nuevo contexto para el fútbol profesional de la AUF.

El histórico Campeonato Uruguayo de la capital de 12 equipos hasta 1998, dio paso a uno de 15 clubes en 1999, que se jugó con la incorporación de cuatro del interior: Deportivo Maldonado, Tacuarembó, Frontera Rivera y Paysandú Bella Vista.

En 2000, el torneo se disputó con 18 clubes y se sumó Rocha. El Uruguayo definitivamente había dejado de ser un torneo de Montevideo y tenía cinco clubes del interior.

Esa forzada integración recorrió distintos caminos hasta que finalmente prendió la semilla del interior. Actualmente en el fútbol profesional de la AUF hay tres clubes del interior en Primera, Plaza Colonia, Deportivo Maldonado y Cerro Largo, y tres en Segunda, Atenas de San Carlos, Rocha y Tacuarembó.

La Mesa Ejecutiva: el invento que cambió la vida del Ejecutivo

El segundo logro de Pastorini, que queda absorbido bajo un logro de la gestión de Figueredo aunque fue obra del exdirigente de Wanderers, fue la creación de la mesa ejecutiva.

Es un órgano dentro de la cúpula directriz que se transformó en un filtro para el ejecutivo que en ese momento presidía Figueredo, y que desde entonces les dio una paz a los gobiernos en la sede de la calle Guayabos como nunca habían tenido.

¿Por qué sucedió eso? Porque todos los problemas políticos y deportivos que surgían en el Campeonato Uruguayo, terminaban explotando en la presidencia de la AUF.

Desde entonces, el órgano que ocupa la segunda línea del gobierno de la AUF se encarga de la fijación de los partidos de Primera división, y de todos los detalles que conciernen a la organización de los torneos.

Cada semana determinan los detalles de las etapas, promulgan fallos y son los encargados de mantener el orden en la disputa de Supercopa, Apertura, Intermedio, Clausura y finales, que componen el calendario del Campeonato Uruguayo de Primera.

La responsabilidad de la competencia de primera ya no es del ejecutivo, que está blindado de un asunto que le generaba inestabilidad.

Convenció a Tabárez que aceptara US$ 20.000... ¡para todo el cuerpo técnico!

La amistad de Pastorini y el técnico Óscar Washington Tabárez nació cuando el entrenador comenzó a dirigir a Wanderers. Allí construyeron lazos que trascendieron el tiempo y transformaron indestructibles.

Pastorini siempre recordó las largas charlas de fútbol que tuvo con Tabárez sobre un proyecto para reformular el fútbol uruguayo.

Durante el tiempo que estaba sin actividad y particularmente entre 2002 y 2006, Tabárez había estudiado el problema del fútbol uruguayo y había planteado un plan para salir adelante. Lo habló con Pastorini, y el dirigente se transformó en un fogonero de todo aquello.

Cada vez que existía un espacio, Pastorini planteaba el nombre de Tabárez para la selección.

El día que estuvo más cerca, antes de 2006, fue en 2003, después de la histórica derrota de Uruguay ante Venezuela, que generó la salida de Juan Ramón Carrasco. En ese momento no se concretó.

Finalmente, aquel final de año 2005 y comienzo de 2006 se transformó en la pista de aterrizaje para Tabárez.

Mientras el mundo se preparaba para vivir la fiesta de Alemania 2006, el Uruguay futbolero estaba en crisis. Entonces, Pastorini encontró el momento para volver a proponer a su candidato.

Óscar Washington Tabárez

“En una reunión en el Ejecutivo yo dije, bueno llegó el momento de elegir a Tabárez y de realizar el proyecto de selecciones integral, la institucionalización culminarla en forma. Y la primera respuesta se imaginan cuál era. El campeonato Mundial se iba a jugar en julio. Figueredo me decía: ‘vos me lo estás diciendo en serio. Nos matan’. Y yo insistía que era el momento de hacer algo que nunca se había hecho antes”, contó Pastorini en el libro El legado de Tabárez, de Ediciones B.

Así lo continúa relatando el libro que repasa el vínculo de Tabárez:

"Apoyado por sus compañeros del Ejecutivo, Jorge Almada y Oscar Magurno, Pastorini logró la autorización para hablar con Tabárez.

El dirigente llamó al técnico. 'Oscar ahora sí. Ahora están dadas las condiciones. No me diga que no llegó el momento'.

Durante mucho tiempo se especuló con las famosas condiciones que ponía Tabárez para asumir el reto. ¿Cuáles eran?

'Las condicionantes eran que yo pensaba que no era solo dirigir a la selección sino instaurar una estructura que protegiera a la selección y que le diera cierta continuidad en esa manera de trabajar'.

Pastorini aportó datos insólitos a la historia como que, a pesar de las innumerables reuniones que se mantuvieron en el verano, 'Tabárez estaba elegido desde enero, pero su nominación se fue postergando por presiones de periodistas, dirigentes y hasta políticos'.

Con el proyecto en mano Daniel Pastorini pasó el verano de 2006 a pura reunión con sus compañeros del Ejecutivo. Ya no estaba Juan Pedro Damiani, que se había hecho cargo de Peñarol como coordinador institucional, y su lugar fue ocupado por Juan José Ramos.

Analizado el proyecto de institucionalización de las selecciones nacionales, los neutrales llegaron a la conclusión de que había que dar el siguiente paso: elevar una propuesta a Tabárez.

Sin embargo, aquel enero de 2006 no fue fácil. La noticia se filtró y se alzaron voces en contra de la vuelta del Maestro, como lo narró el propio Pastorini.

'Se generó una influencia negativa a nivel de la prensa, principalmente de un periodista. Hubo quienes consideraban que Tabárez era débil, que lo manejaban los jugadores, que lo manejaba Casal, siempre había versiones, entonces los que estaban en contra largaban esa. Hubo oposición de clubes clara y notoria. Hubo dirigentes que se opusieron a su nominación. Siempre argumentando razones económicas'.

Lentamente, y mirando bien los pasos que se daban en un campo que estaba minado, se fue avanzando. Hasta que llegó un momento que pocos conocen de la historia: el acuerdo económico.

Por curioso que resulte, los protagonistas revelaron a esta obra que 'se le ofreció a Tabárez un sueldo bajo para que no aceptara el cargo'.

Por aquellos tiempos trascendió en la prensa que el entrenador percibiría US$ 20 mil por mes. Tabárez tenía en ese entonces ofertas de clubes que triplicaban lo que ofrecía la Asociación. Aquella propuesta era una forma indirecta de decirle que no, que desistiera de regresar.

Pastorini habló con el entrenador. Cara a cara, el neutral le dijo: 'mire, antes que me conteste, esta es una oportunidad, usted tiene un desafío, una revancha, hay otros valores que usted maneja que no pasan por el dinero. La oferta es esta'.

'Bueno Daniel, ta. Yo no le voy a hacer un problema a usted que ha luchado tanto por todo esto', respondió el Maestro sellando el entendimiento.

El neutral volvió a la AUF y reunido con sus compañeros del Ejecutivo les dijo: 'Tabárez se hace cargo, ahora tenemos que arreglar el tema económico de los demás muchachos, sus colaboradores del cuerpo técnico.

Pero una voz se elevó y lo bajó a tierra: 'No, no, lo que le ofreciste es para todos'.

¡Cómo! Pastorini no salía de su asombro.

¿Y ahora? ¿Cómo encaraba el dirigente que había hablado con Tabárez esta situación donde se cambiaban las reglas económicas? ¿Con qué cara se iba a parar frente al Maestro?

Y allá fue Pastorini a trasmitir la noticia al entrenador. Le dijo la verdad.

'Se da cuenta Daniel… lo que no quieren es que acepte, le van a buscar cualquier cosa, déjelo, ya no da para más. Esto es un manoseo, una falta de respeto, con usted y con todos los demás', respondió Tabárez de acuerdo a lo revelado por Pastorini.

El acuerdo quedó en suspenso. Se sucedieron una serie de llamados. Cuentan que el profesor José Herrera, el gerente deportivo de entonces Osvaldo Giménez y hasta el doctor Alberto Pan, viejo conocido del Maestro, ejercieron una influencia positiva para su regreso.

La propuesta se mejoró con el agregado de que, a partir del mes de julio, el cuerpo técnico pasaba a ganar más dinero", cuentan en el Legado de Tabárez.

El entrenador asumió con un sueldo para todo el cuerpo técnico de US$ 20.000, y en julio pasó a cobrar US$ 25.000 y llegó a Sudáfrica como el entrenador que menor salario percibía de las 32 selecciones. Los entrenadores de Nacional y Peñarol ganaban más de US$ 50.000, en ese momento.

Fue así como Pastorini convenció a Tabárez y asumió el reto de avanzar con su plan integral en la selección.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...