Nacional > EMERGENCIA SANITARIA

Nuevo protocolo de IMM para bares: agenda previa, mampara en la barra y remplazo de cartas

Cambadu advirtió que la puesta en práctica de algunas de las disposiciones son "impracticable"

Tiempo de lectura: -'

10 de junio de 2020 a las 20:32

La Intendencia de Montevideo (IMM) publicó un protocolo sanitario para los locales gastronómicos y plazas de comidas, que busca reforzar las medidas de higiene y así evitar la propagación del coronavirus en medio de la emergencia sanitaria. 

Pese a que la resolución, publicada en el portal institucional con fecha del lunes 8 de junio, afirma que el protocolo recoge “inquietudes planteadas por el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu)”, la organización de comerciantes advirtió en un comunicado que no lo apoya. 

Cambadu afirmó en una nota firmada por su presidente, Antonio Ameijenda, que trabaja en un protocolo sanitario junto al Ministerio de Salud Pública (MSP), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Ministerio de Turismo, aunque todavía "no fue publicado". 

El protocolo

El protocolo aprobado por la intendencia rige para bares, rotiserías, casas de comidas, parrilladas, pizzerías, restaurantes, plazas de comidas y toda empresa alimentaria donde se vendan alimentos con servicio de mesa del departamento de Montevideo.

Los clientes sólo podrán entrar al comercio cuando haya una mesa "desocupada, limpia y desinfectada". El protocolo exhorta a los comercios a manejarse con agenda previa. 

Las mesas deben respetar una distancia de al menos 1,5 metros entre una y otra, y no podrán sentarse más de cuatro personas en una misma mesa. 

En aquellos comercios donde hay mostrador o barra se "deberá contar con mampara de altura suficiente (como mínimo 80 centímetros de altura por encima de la barra) y separación entre clientes de 1,5 metros". 

Por el momento, el servicio buffet o salad bar está prohibido y todos los alimentos "al alcance de los clientes deben encontrarse envasados". El pan también tiene que ofrecerse envasado e individualmente. 

Además, tal como establece el protocolo, "las cartas menú deberán ser reemplazadas por otras herramientas de comunicación de la oferta alimentaria, tales como pizarrones, cartas virtuales o cartas descartables". También está prohibido el uso de servilletas de tela. 

En las medidas preventivas a aplicar entre el personal, la intendencia dispuso que se deberá "controlar la temperatura al ingreso al local con un termómetro láser", que el uso de caravanas o pulseras está "prohibido", así como que los funcionarios deben tener un uniforme de trabajo que deberán ponerse al llegar al lugar y dejarlo en una bolsa al retirarse. 

De la entrega de uniformes y el lavado se deberán encargar los propietarios del comercio. Los trabajadores están obligados a usar tapabocas y en el caso de que hayan vestuarios sólo podrá ingresar una persona a la vez. También tendrá que haber un baño de uso exclusivo para el personal, que deberá ser desinfectado de manera frecuente. Para ir al baño los empleados tienen que sacarse el uniforme y después volvérselo a poner. 

"Está prohibida la manipulación de los celulares por parte del personal de elaboración y de quienes atienden al público. El celular es una fuente natural de contaminación, deberá quedar en el vestuario con las pertenencias personales", agrega el protocolo de la comuna. 

"Impracticables"

Según la asociación de comerciantes, algunos de los puntos del protocolo son "impracticables" por lo que pidieron una reunión con las autoridades de la comuna, que tendrá lugar este jueves.

El presidente de Cambadu señaló a El Observador que la asociación había conversado con las autoridades de la intendencia sobre el documento pero afirmó que luego "se agregaron items" distintos a los negociados. 

"Se fueron agregando elementos que vemos que son de difícil instrumentación y otros de un costo operativo importante", dijo Ameijenda. Dentro de esos puntos incluyó la necesidad de tener personal de limpieza dedicado exclusivamente a la higiene de los baños, algo que no está claro si deberá contratarse para todo el día o puede ser al final de la jornada. 

La distancia entre los comensales de una misma mesa (de entre 1,5 metros y 2 metros) también es algo que preocupa a los comerciantes, ya que las superficies no son tan grandes como para asegurar esa distancia. "Los bares, que son los más chicos, no van a tener suficientes mesas y si atienden por mostrador hay que tener una mampara", sostuvo Ameijenda. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...