Fútbol > EL ANÁLISIS

Otra vez: Dawson sacó la cara por Peñarol

El aurinegro arrancó para pasar un buen domingo en el Franzini, pero de no mediar la actuación de su golero lo pudo terminar sufriendo 

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2019 a las 23:08

La amenaza de tormenta presagiaba lo peor para Peñarol. Estaba ante su semana más compleja de los últimos tiempos. Su visita al Franzini estaba cargada de situaciones complejas que lo ponían en una incómoda situación. Debía visitar el Franzini sin el Cebolla parado para hacer un acondicionamiento. Se fue Brian Rodríguez. Guzmán Pereira lesionado y Darwin Núñez estaba en la selección panamericana. A ello se sumaba que Cerro Largo y Nacional, sus escoltas, jugaban un día antes.

Pero el domingo se presentó a pedir de boca. Cerro Largo y Nacional habían dejado puntos. Y en el Franzini se puso en ventaja a los seis minutos como para derribar mitos y especulaciones.

Cuando los equipos no se habían acomodado, Luis Acevedo peinó la pelota en un tiro de esquina, y Formiliano dejando atrás la marca de Menosse, marcó la apertura.

La tarde noche de domingo parecía un paseo para Peñarol. El gol le permitió manejar el trámite del juego con tranquilidad. Es más, tanto shoqueó a Defensor el gol que apenas sacaron le regalaron la pelota al rival que casi anota el segundo gol por intermedio de Canobbio.

Defensor no se encontraba en su cancha. Peñarol le sitió el medio con Gargano exhuberante y De los Santos acompañando. El equipo se mostraba peligroso en cada ataque. El palo le negó el segundo gol a Canobbio. 

El violeta reaccionó y empezó a encontrar facilidades por el lado de Busquets. Entre Pablo López, Boggio y alguna subida de Mauro García, Defensor se empezó a arrimar al arco mirasol. El equipo de Risso obligó a Dawson a un par de intervenciones. Busquets no daba pie. 

Peñarol se retiró al descanso con la ventaja que le permitió aumentar su ventaja en la Tabla Anual y en la de su serie del Intermedio.

Pero la tranquilidad de su gente se vio sacudida al inicio del complemento. Un minuto de juego corría cuando Defensor sacó provecho de una de sus armas más letales: el juego aéreo.

Un tiro libre corto superó la primera línea defensiva y en el corazón del área Rabuñal, libre de marcas, conectó para decretar el empate.

Peñarol, impulsado por su gente, se sintió tocado y respondió con una acción de Canobbio.

Pero la viola sacó pecho. Se le plantó a un equipo aurinegro que perdió el rumbo. Su rival lo atropelló. Apareció Rabuñal. El Tata González ejerció presencia y ahí optaron por atacar por derecha donde Rojas se las vio complicadas con Martín Correa y Gómez que fueron en procura del segundo gol. El equipo de Risso adelantó líneas, se paró unos metros más arriba lo que incomodó al conjunto carbonero.

Dawson tuvo que sacar la cara por un Peñarol desbordado, que cuando recuperaba la pelota la jugó con escaso criterio. Las entregas fueron malas y se encontró en un nerviosismo poco habitual.

Entre los 11 y los 16 minutos Dawson salvó cuatro veces su arco. Primero un tiro libre de Boggio en el que dio rebote, justo es decirlo, luego una pelota filtrada por López a Pavone cuya definición salvó el uno mirasol. Y luego tuvo sendas intervenciones ante remates de López y Rabuñal.

El técnico Diego López movió el banco en procura de hacer reaccionar a su equipo. Mandó al Lolo Estoyanoff en lugar de Lores.

Y en el peor momento de Peñarol, cuando peor la pasaba y su golero había salvado el arco en cuatro oportunidades, el carbonero sorprendió.

Canobbio armó una jugada por izquierda, cedió a Rojas cuyo centro fue conectado de cabeza por Viatri que la metió en el ángulo. Un golazo para poner en ventaja al aurinegro.

Sobre la media hora del complemento se fue expulsado Canobbio en una incidencia donde quedó claro que la falta no era para amarilla.

Tres minutos después Menosse atropelló en el área y, producto de otra acción de pelota quieta, puso el empate 2 a 2.

El cierre fue entre el querer y no poder de uno y otro. Viatri estuvo cerca. Peñarol terminó firmando un empate que vistas las cartas le resultó negocio. La pasó mal en el Franzini al punto tal que Dawson tuvo que sacar la cara por el equipo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...