Fútbol > HISTORIAS

Picante Pereyra: "El descenso de River lo deseaba; el de Danubio me dio lástima"

El delantero de Deportivo Maldonado contó que se acercó a los jugadores de Danubio y les pidió que levantaran la cabeza

El gol de Picante Pereyra que en el último minuto del partido del martes estableció el descenso de Danubio

Tiempo de lectura: -'

25 de marzo de 2021 a las 05:03

Se llama César Pereyra, pero es más conocido por Picante Pereyra. "A veces digo 'César' y me quedan mirando, y agrego 'el Picante', y ahí me dicen, 'ah, sos el Picante Pereyra'". El futbolista de Deportivo Maldonado cuenta con una sonrisa cómo un comentarista de la televisión lo bautizó para toda la vida durante un partido del Ascenso argentino: "Está picante Pereyra", expresó el periodista, y le quedó para siempre. Cuando fue a jugar a Belgrano de Córdoba el apodo se magnificó. El delantero de 39 años, nacido en Santa Fe, quedó también marcado por otras dos fatalidades futbolísticas, aunque una de ellas la disfrutó sobremanera: en 2011 marcó un gol en la definición que hundió a River argentino a la B, y este martes fue el autor del tanto que decretó el descenso de Danubio después de 51 años.

"Lamentablemente fuimos jueces de algo que no se define solo en un partido. Quedamos marcados, pero no es de ayer, es de varias cosas que se hicieron mal en los años anteriores. Estos chicos de Danubio pusieron la cara en este momento. El tema de los promedios obliga a eso. Son muy crueles porque muchas veces tenés que hacerte cargo de las malas campañas de otros jugadores. Debería cambiar, pero hay intereses. Sería la forma de que todo crezca también. Ahora puede pasar que la Segunda sea más competitiva que la Primera por los equipos que habrá. En Argentina pasó. En otros países está más asimilado que bajan los tres últimos y listo. Eso le da más competitividad al torneo porque ninguno va a querer salir último", explicó Pereyra a Referí.

"Descender es horrible"

Agregó que descender "es un momento difícil, horrible. A mi me tocó bajar con Unión y después casi nos vamos a la B Metropolitana. Son momentos que no se los deseo a nadie. Te ponés en la piel del otro porque te queda para toda la carrera", contó el delantero. Sobre el gol que le marcó en los minutos de adición a Danubio para el 2-2 final, señaló: "Uno es profesional y a nosotros nos convenía ganar o llevarnos un empate. Es una lástima como le dije a varios de los chicos de Danubio que saludé, pero que levantaran la cabeza, que pusieran la cara porque están en un cuadro grande y van a volver rápido".

El gol de Pereyra a River en 2011.

Pereyra quedó en la historia de Belgrano de Córdoba en 2011, cuando su equipo le ganó la Promoción a River Plate en dos partidos: 2-0 en Córdoba con un gol del Picante y 1-1 en el Monumental. Ese día, River se fue a la B. "Fue una situación diferente, porque esa la deseaba con todas las ganas por simpatía, porque soy hincha de Boca y por otras cosas. Justo el rival era River y fue un placer. Lo de ayer fue distinto y tratamos de ser lo más profesionales posible porque nosotros estamos peleando por entrar en la Copa y además hay otros equipos implicados", subrayó.

En Deportivo no le creían

Pereyra llegó a Deportivo Maldonado en febrero de 2019. No conocía nada, solo había estado una vez de vacaciones, y "ni por asomo" imaginaba que iba a terminar jugado en el club. Su medio hermano, cuyo padre era uruguayo e hincha del Deportivo, siempre le decía que fuera a jugar a ese club. "Nunca le dije que no. Cuando terminé mi contrato en Blooming me quedé sin club y estaba buscando. Entonces le dije 'vamos al Deportivo'. Me miró y me preguntó, '¿en serio?' No lo creía. Entonces se comunicó con el primo que conocía a gente del club, que tampoco creía que yo quería venir, y arreglamos rápidamente los números. Me comentaron la idea, que querían ascender después de muchos años y me vine a este desafío, a hacer historia", contó el jugador.

Al principio no fue fácil, pero se adaptó: "Hay mucha cosas que te cambian. Pero yo había pasado de tener todo a no tener nada. Había mucho para crecer y lo han hecho en este tiempo. Para eso necesitaba el empujón deportivo, el ascenso. Aún hay mucho por mejorar, tratar de profesionalizarlo más, todo lleva su tiempo".

Deportivo-Nacional en la temporada actual.

El largo recorrido en el fútbol, por clubes del ascenso argentino, México, Perú y Bolivia, le dieron a Pereyra la experiencia necesaria como para que a esta altura no se sorprenda de nada.

"Estuve en equipos que teníamos todo a disposición y en otros que no había ropa, el vestuario era precario. Acá la idea estaba. Deportivo se impulsó a dar ese salto y hoy hay un lindo predio para entrenar, un gimnasio". Llegó para jugar en la Segunda División Profesional, donde "algunas canchas de Segunda y también de Primera, tienen un estado que a veces no reflejan la importancia del nombre del equipo, no se ve en la infraestructura. A veces lo económico es un gran problema".

Cambiar la mentalidad

Salvo Nacional y Peñarol, "el resto tiene sus limitaciones, no a la hora de jugar, sino porque no tienen lugares en condiciones para entrenar".

El hecho de que dos equipos chicos como Rentistas y Liverpool hayan ganado los torneos Apertura y Clausura, es un índice de cambio: "Vienen trabajando con otra mentalidad, que lo más importante es el jugador. Si los tienen bien, van a trabajar de otra manera. No es lo mismo que se cambien 30 en un vestuario donde entran 10. Eso también lleva a que por necesidad te rebeles, pero no debería ser así", señaló el Picante y agregó: "Otra cosa que hay que cambiar es la mentalidad de la gente, el pensamiento ese de 'para que le vamos a pagar en fecha si no cobran y ganan igual'".

Sobre el fútbol uruguayo en general, Pereyra señaló: "No hay grandes diferencias, hay equipos que juegan muy bien, y el torneo, en un año diferente, fue parejo. Está comprobado que ya no se gana con la camiseta y sí que se premia al que mejor trabaja. A la larga eso termina dando los resultados. Hay mucho para crecer, mejorar en otros aspectos, en infraestructura para los clubes".

Semanas atrás el exfutbolista de Nacional, Claudio Yacob, dijo en Argentina que el fútbol uruguayo estaba 50 años atrasado. Al respecto, Pereyra indicó: "Escuché al Loco Abreu referirse a eso y me pareció sensato lo que dijo, más allá de la forma en que lo haya dicho Yacob, capaz que dolido por algo. Acá hay materia prima de sobra y salen jugadores en cantidades increíbles, pero a nivel de clubes no es lo mejor. A veces faltan materiales, canchas en condiciones, gimnasio, lo que rodea al fútbol. El martes yo no podía creer que el delantero de Danubio (Nicolás Siri) tuviera 16 años, con la entereza con que jugaba y las condiciones que tiene. De esos hay muchos, pero es fundamental lo otro para que salgan mejor preparados, para competir a nivel internacional donde las diferencias se notan no solo con equipos de Argentina y Brasil, también de Venezuela o Ecuador".

Pereyra contrajo covid-19 en enero y eso lo alejó algunos partidos. 

"Me enteré de rebote, porque me hisoparon, pero nunca tuve síntomas y no la pasé mal", recordó.

Su contrato con Deportivo Maldonado vence el domingo y su intención es continuar, pero dependerá de los dirigentes, dijo el delantero que marcó cuatro goles en la temporada.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...