Cargando...
El equipo de Peñarol de 1932 que ganó el primer Campeonato Uruguayo profesional en 1932

Fútbol > INFORME

Partidos que se protestaban, fixtures que no se cumplían, encuentros que no comenzaban en horario: a 90 años del primer Campeonato Uruguayo profesional de 1932

El primer título de la nueva era, lo ganó Peñarol, el que a la vez, venció en los tres clásicos ante Nacional

Tiempo de lectura: -'

21 de mayo de 2022 a las 05:01

Terminado el Mundial de Uruguay 1930, Italia comenzó a profesionalizar su fútbol y lo siguió Argentina en 1931. Esto llevó a que se produjera una especie de éxodo de varios futbolistas uruguayos hacia ambos países, algunos de gran renombre como Pedro Petrone –quien se fue a Fiorentina y terminó como goleador del torneo 1931-32, con 25 goles–, y Héctor Scarone a Ambrosiana, lo que hoy es Internazionale de Milán.

El fútbol uruguayo se había quedado estancado y ello llevó a que en 1932 se profesionalizara. Este domingo 22 de mayo se cumplen 90 años de aquel comienzo.

Un año antes ya había sucedido lo mismo en Argentina y el gran éxodo de futbolistas uruguayos hacia el exterior, llevó a que la Asociación Uruguaya de Football (así se denominaba en aquella época), resolviera constituir la Liga Uruguaya de Football Profesional el 29 de abril de 1932, y en menos de un mes, comenzar a jugar el primer Campeonato Uruguayo ya con futbolistas profesionales. Pocos días después, fue elegido como nuevo presidente Mario Ponce de León.

Dicha liga comenzó con 10 clubes que fueron Bella Vista, Central, Defensor, Nacional, Peñarol, Racing, Rampla Juniors, Sud América, Wanderers y River Plate –que fue fundado días después–, y en asamblea, las instituciones decidieron dejar fuera a Misiones, que había terminado sexto en el Uruguayo anterior.

El aspecto que mostraba la Tribuna Olímpica en el primer clásico del profesionalismo entre Peñarol y Nacional jugado en 1932

En realidad, en Uruguay ya existía un profesionalismo encubierto, porque determinados clubes les pagaban ciertas prebendas a algunos de sus futbolistas. Eso en la jerga futbolística se conoció como “amateurismo marrón”.

Ya el 9 de mayo de 1932, Peñarol aprobó en su asamblea el ingreso al profesionalismo. Dos días después, se fundó River Plate por la fusión de los clubes Capurro y Olimpia.

Mientras los diarios pedían a los lectores que se vacunaran contra la fiebre tifoidea y recomendaban “consumir los alimentos cocidos y beber agua hervida”, estos 10 clubes se aprontaban para disputar el primer Campeonato Uruguayo profesional de la historia.

Un recorte de El Diario que refleja que Peñarol le ganó el primer clásico del profesionalismo a Nacional en 1932

Al mismo tiempo, Uruguay y Argentina restablecían relaciones jugando dos amistosos, uno en cada país, luego de haber roto relaciones dos años antes, después de que los celestes ganaran el Mundial de 1930 justamente ante ese rival. Desde allí y por al menos tres años, los uruguayos jugaron de camiseta roja.

Los diarios de entonces también informaban del título que consiguió Uruguay como campeón sudamericano al vencer a Chile en su tierra 42-28 con 16 puntos de Leandro Gómez Harley –goleador del campeonato con 45– y 12 de Rodolfo Braselli.

También informaban a toda página que había sido encontrado sin vida el hijo del héroe estadounidense, el aviador Charles Lindbergh, quien había sido secuestrado el 1° de marzo.

Volviendo al fútbol y días antes del comienzo del profesionalismo uruguayo, el diario El País en una pequeña nota expresaba bajo el título “Para que no vuelva”: “Peñarol ha decidido obsequiar al arquero Mapelli con una medalla de oro, recordatoria por su corta pero brillante actuación en filas decanas. Más que un gesto de los aurinegros, esto nos suena a cachada. Porque quien vio actuar a Mapelli en las ocasiones que llegó a hacerlo justificará la entrega de la medalla de manera muy diferente. Para el hincha esa medallita tiene el mismo significado de: “Tomá, pero que no te vuelva a ver”.

Ya el amor de la hinchada de Peñarol por la Tribuna Ámsterdam se puede decir que comenzó con aquel primer partido del profesionalismo que lo enfrentó con River Plate y que terminó 1-1

Una escena del primer clásico del profesionalismo que Peñarol le ganó a Nacional por el Uruguayo de 1932

¿Por qué? Porque para ese encuentro no se habilitaron los taludes, ni las Tribunas Colombes, ni América, ni Platea América. Los precios fueron los siguientes: Ámsterdam $ 0,25, Olímpica $ 0,50 y Platea Olímpica $ 0,80.

Esa primera fecha comenzó con este partido y dos más aquel domingo 22 de mayo: Bella Vista-Defensor (en el Nasazzi) y Racing-Wanderers (en Belvedere), todos a la hora 15. El miércoles 25, lo hicieron Sud América-Nacional en el Centenario y Central-Rampla.

Luego de esa fecha, se votó afirmativamente que los grandes jugaran sábado y domingo intercambiando las fechas, y en el Centenario.

El Diario reflejaba entonces que el Peñarol había merecido el triunfo ante Nacional en el primer clásico del profesionalismo disputado en agosto de 1932

Había rumores de que el plantel de Peñarol no se presentaría, pero el diario El Plata fue muy claro al respecto. Bajó el título “Es pura fantasía el conflicto de Peñarol”, explicaba en la bajada que “anoche, dentro de un ambiente de entusiasmo y disciplina, todos sus jugadores se pusieron a entera disposición del glorioso club, sin exteriorizar ninguna exigencia” y se explayaba en la noticia.

“En los últimos días han circulado versiones realmente alarmantes acerca de la situación interna que el profesionalismo le habría creado al Club Peñarol. Según unos, el Campeonato no podría empezar hoy, porque los defensores aurinegros no se presentarían; según otros, la Directiva del prestigioso club estaría atravesando un momento delicado frente a las exigencias de los jugadores. Hoy mismo hay quien afirma que todos los footballers de Peñarol, sin excepción, pidieron al comando primas que oscilan entre 1.500 y 3.000 pesos. Sin embargo, nada de eso es exacto. Peñarol vive hoy tan tranquilo como ayer y como siempre”, afirmaba el mismo medio.

El diario El Plata informando de lo que fue el primer partido de Peñarol en el profesionalismo en el Uruguayo de 1932 y el batacazo que dio River Plate al igualarle 1-1

El título a toda página y a dos líneas del encuentro entre Peñarol y los darseneros, expresaba: “Con mucho frío y poco público, comenzó el campeonato de football profesional”, y con otro tamaño de letra agregaba “Un batacazo: River Plate empató con Peñarol”. Diez mil personas fueron a ver ese encuentro.

Peñarol formó con Capuccini; Canavessi, Mascheroni; Mainardi, Silva, V. Castro; B. Castro, Pintado, Carbone, Gaitán y Arremón. River Plate lo hizo con Federico Omar Saroldi; Galli, Ottonello; Guarnieri, Frioni, González; Paola, Severino Varela, Quagliata, Olhagaray y Spósito. Los tantos fueron de Spósito para los darseneros y Carbone para los mirasoles. El árbitro fue Francisco Borrelli.

Así comentó el diario El Plata el primer gol de Peñarol en la historia del profesionalismo, el 22 de mayo de 1932 por el Uruguayo ante River Plate

El Plata comentó así el transitorio 1-0 para los aurinegros, el que fue su primer gol en el profesionalismo: “A los 22 minutos, un foul cobrado al revés, penando a River, da ocasión a Peñarol a lograr ventajas. ¡Cómo gritaron la conquista sus parciales! Con qué ganas enloquecieron. Volaron los sombreros, hubieron (sic) abrazos, etc. El goal se produjo así: V. Castro le hizo foul a Varela, pero el tercero en discordia le cobró la pena al de River. Tiró el foul el mismo Castro, quien le sirvió la pelota a Arremón, quien se adelantó e hizo un centro rastrero. Galli falló al intentar rechazar, ocasión que aprovechó Carbone para fusilar a la carrera a Saroldi que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco”.

Al otro día, el diario El País titulaba que “Peñarol y River Plate protestaron el match”. En la nota expresaba que “los formularios pasaron al Tribunal Arbitral a causa de que los dos clubs (sic) ratificaron sus protestas. Los formularios consignan las siguientes declaraciones: Del capitán de River Plate: ‘Dejo constancia de la protesta del goal de Peñarol, porque antes de producirse este, fue cobrado por el juez un foul a favor de Peñarol que debía ser de River. (Firmado): Juan A. Galli’.

Y añade: “Del capitán de Peñarol: ‘Protesto un goal marcado por el jugador Arremón, que el juez anuló por offside. Firmado: Adhemar Canavessi’. Del juez Borrelli: ‘Dejo constancia que las protestas me fueron hechas en tiempo y forma’”.

Peñarol y River Plate debutaron en el Campeonato Uruguayo de 1932 y luego de terminar empataros 1-1, protestaron el partido, como se puede ver en la prensa de aquella época

Como se puede apreciar, los partidos se protestaban en la Liga -y hasta podían cambiar el resultado-, algo que cambió desde el inicio del Uruguayo de 1936. Hoy eso no se puede hacer, pero muchos dirigentes o jugadores protestan durante la semana en distintas notas por diferentes partidos.

El primer gol en la historia del Campeonato Uruguayo profesional, lo convirtió el delantero Miguel Barceló de Defensor cuando iban 8 minutos, al arquero Domingo Dimartino de Bella Vista. Ganaron los violetas 2-1 en el Nasazzi, que ya se llamaba así y El Mariscal aún jugaba con esa camiseta. 

Los papales formaron con Dimartino; Nasazzi y Scandroglio; Elgue, Romero y Suárez; Dorado, Martínez, Lamas, Cea y Minetti. En tanto, Defensor lo hizo con Marini; Berdias y D. Fernández; J. Píriz, A. Legarburo y C. Legarburo; Píriz, Podestá, Barceló, Crucchi y Bravo.

En el otro partido de la jornada, Wanderers goleó 3-0 a Racing en Belvedere. Los bohemios jugaron con Ceriani; Florio y Tejera; Delbono, Calvo y Carrica; González, Rodríguez, Bonino, Conti y Figueroa.

Por su parte, Racing lo hizo con Machiavello; Faotto y Britos; Hernández, Fares y Fones; Rena, Visconti, Medina, Guzzoni y Quinelli.

El debut de Nacional

Tres días después, Nacional debutaría en el Campeonato Uruguayo profesional, dirigido nada menos que por Carlos Scarone, aquel que le había puesto el mote de manyas a sus rivales eternos, luego de defender su camiseta y antes de pasar como jugador a los tricolores, y uno de los que vistió por primera vez la camiseta celeste cuando esta se estrenó en 1910.

Una fotografía del primer gol en la historia del profesionalismo de Nacional por el Uruguayo de 1932 a cargo de Larraura ante Sud América

Los albos vencieron a Sud América 2-0 y formaron con Bengoa; Oloris y Gemelli; Fernández, Faccio y Chifflet; A. Saldombide, Arispe, Duhart, Píriz y Larraura.

Su rival lo hizo con Casella; Minoli y Parma; Campos, Ramos y Pereyra; Pérez, Portugal, Mautone, Sacco y De León.

Un recorte de El Diario que refleja que Peñarol le ganó el primer clásico del profesionalismo a Nacional en 1932

El diario El Plata comentó los dos goles albos y así explicó el primero: “A los 22 minutos se produce la apertura del score a favor de Nacional, en la siguiente forma: Faccio desde la mitad de la cancha cede la ball a Píriz quien la levantó de inmediato a Duhart y este hizo pase atrás a Larraura el que a la carrera ejecutó un fuerte tiro cruzado que fue a incrustarse en las mallas ante la alegría de los parciales albos que festejaron alegremente el tanto. El golero de Sud América protestó alegando que Duhart se encontraba en offside, pero el juez no le llevó el apunte”. El otro gol de los tricolores también lo convirtió Larraura.

El comentario del primer partido de Nacional en el profesionalismo, con triunfo ante Sud América, pero en el que no jugó muy bien según el diario El Plata

“Con una performance discretísima, Nacional batió a Sud América”, tituló el mismo diario.

El otro encuentro que se jugó por la primera fecha, terminó con victoria de Central 1-0 ante Rampla. Los palermitanos alinearon a Neves; Urdinarán y Aguerrebere; Martínez, Domínguez y Bartibás; Rodríguez, Cobas, Nieto, Ruiz y Silva.

Por su parte, Rampla lo hizo con Ballestrero; Aguirre y Arispe; Gutiérrez, Martínez y Magallanes; Labraga, García, Haeberli, Peña y Fernández.

El primer clásico profesional

El fixture había decretado que el primer clásico profesional debía disputarse en la novena y última fecha el 18 de julio. Sin embargo -algo que también sucede por estos días- el calendario cambió y se jugó el 7 de agosto, ganando Peñarol 2-0.

Así se escribía en la prensa de la época el primer gol de Peñarol en la historia de los clásicos profesionales ante Nacional, en agosto de 1932

El Diario reflejaba lo que era el primer gol clásico profesional. “A los 29 minutos se produce el primer goal de la tarde. Favorece la conquista a Peñarol y ella fue obtenida por Lorenzo Fernández (…) quien cruza la ball a Matta, y este, después de avanzar algo, se la devuelve al insider derecho. Ya nuevamente en pode del esférico, Fernández acorta distancia y con un shot rastrero, hacia un ángulo, decreta la caída irremediable de García”.

Luego llegaría el segundo a cargo de Luis Matta para el 2-0 definitivo y así lo comentaba el mismo medio de prensa:

El segundo gol de Peñarol ante Nacional a cargo de Luis Matta en el primer clásico profesional de 1932, reflejado en la prensa de entonces

La definición del campeonato

El primer Uruguayo profesional en 1932, se disputó a tres ruedas y se alargó tanto que terminó el 11 de febrero de 1933.

Fue con un clásico que Peñarol volvió a derrotar a Nacional -le ganó los tres encuentros de ese año- por 2-0 y fue el primer encuentro nocturno entre ambos. A esa altura, a los albos ya no los dirigía Carlos Scarone, sino que lo hacía Ondino Viera.

Peñarol fue el primer campeón uruguayo del profesionalismo en 1932 y así lo explicaba El Diario

“Peñarol justificó ampliamente su título de campeón uruguayo”, tituló El Diario.

Peñarol había ganado el Uruguayo de 1932 y derrotó 2-0 a Nacional; así comentaba El Diario el uno por uno de los aurinegros

El mismo medio realizó un resumen de los 11 jugadores de cada equipo, y en los aurinegros dice de Lorenzo Fernández: “Sano, muy bien; lastimado, discreto pero valiente”, a la vez que sobre el Tigre Young indica: “Realizó un primer tiempo excelente estando muy vigilado para que no pudiera shotear; decayó algo en la etapa complementaria”.

Peñarol había ganado el Uruguayo de 1932 y derrotó 2-0 a Nacional; así comentaba El Diario el uno por uno de los albos

En tanto, de los tricolores, resalta al arquero Eduardo García como “el mejor hombre de su equipo”, y sobre Conduelo Píriz subraya que “en el segundo tiempo abandonó el miedo y fue lo mejor con Enrique (Fernández)”.

Peñarol se coronó campeón y Rampla fue segundo, en tanto que Nacional terminó tercero a 8 puntos del ganador en épocas que por triunfo se daban dos unidades.

Noventa años han pasado de profesionalismo en el fútbol uruguayo y muchas cosas negativas que ocurrían entonces, a veces se ven hoy. De todas formas, aquel fue un paso trascendente que de a poco, fue logrando que figuras internacionales se animaran a venir a jugar a equipos de estas tierras para hacerlo crecer.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...