19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
14 de julio 2023 - 17:17hs

La decisión que adoptó este lunes el consejo directivo de Peñarol de retirar a todos sus representantes que cumplen funciones en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en diversos cargos y estamentos, plantea un nuevo escenario para la organización del fútbol uruguayo.

Esta determinación repercutirá en el funcionamiento de la AUF a todo nivel, porque afecta a las mesas de Primera División, en el fútbol juveniles, femenino y sala, y en los tribunales, pero también entienden en la Asociación y preocupa en estamentos del club, que esta decisión pueda transformar en un búmeran, como ocurrió con la institución que preside Ignacio Ruglio, que quedó afuera del Comité Ejecutivo de la AUF desplazado por las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

Como informó Referí en agosto de 2021, los movimientos políticos que Peñarol había iniciado en la AUF comenzaron a debilitarlo políticamente y los clubes bajo control de la SAD aprovecharon el espacio que dejaba uno de los grandes para ganarse un lugar en el nuevo mapa del congreso.

Dos años después esto derivó en que las SAD terminaron ocupando la silla de Peñarol en el segundo gobierno de Alonso, hasta diciembre 2026, y con Peñarol fuera del Comité Ejecutivo.

¿Cuál es la situación de Peñarol?

Este enfrentamiento de Peñarol con la AUF comenzó con la llegada del actual presidente en diciembre 2020, y desde fines del año pasado sigue recorriendo una etapa crítica que se inició previo a las elecciones de enero.

En ese momento, el titular aurinegro impulsó la candidatura de Pablo Ferrari para desplazar a Alonso, y esto derivó en que el nuevo gobierno del fútbol, que actuará hasta diciembre 2026, se haya integrado sin un representante de Peñarol como nunca había ocurrido a lo largo de la historia.

En el capítulo más reciente de esta disputa, que incluye un enfrentamiento con los árbitros, el consejo directivo aurinegro resolvió retirar este lunes a sus representantes en la AUF.

Sin embargo, Peñarol todavía tiene un asunto pendiente: definir por cuánto tiempo se producirá ese alejamiento.

¿Por qué es importante esta definición? Según el camino que tomen, la decisión del club lo puede llevar a perder el peso histórico que tiene en toda la estructura de la organización y que trasciende los cargos más importantes y de mayor exposición.

¿Cuál es la razón? Si abandonan sus cargos en el marco de una renuncia formal, Peñarol perderá definitivamente esos lugares conquistados, y que le permiten tener un papel protagónico en puestos claves y en los que definen en toda la organización. 

Si renuncian, la AUF podrá llenar las vacantes a través de la venia que se debe votar en el Congreso con representantes de otras instituciones, y en este caso los 15 clubes bajo gestión de SAD podrán ocupar esos lugares.

Paralelamente, Nacional mantendrá a todos sus representantes. Los albos tienen un número similar de dirigentes o integrantes en los tribunales que los aurinegros.

Entonces, como ocurre en el comité ejecutivo de Alonso, en el resto de la estructura cualquier espacio que deje Peñarol podrá ser ocupado por las SAD.

¿Qué ocurre si los representantes de Peñarol no renuncian? En ese escenario se les plantean dos opciones:

1) entrar en uso de licencia (en ese caso ingresa un suplente de cualquier otro club)

2) que no asistan a su puesto y en cada caso dependerá cómo esté reglamentado el funcionamiento de la comisión, el tribunal o cada mesa para saber hasta cuándo pueden dejar de asistir a la Asociación sin perder el lugar de Peñarol.

 

Según pudo conocer Referí, los representantes del club están a la espera de recibir una decisión institucional para comunicar cómo seguirán esos vínculos con la AUF. Y el resto de los clubes esperan la definición de Peñarol.

 

Nómina de representantes que tiene Peñarol en la AUF

Mesa ejecutiva del fútbol profesional: Bruno Gaiero

Mesa ejecutiva del fútbol femenino: Alexandra Mazurkiewicz (presidenta)

Leonardo Carreño Alexandra Mazurkiewicz

Mesa ejecutiva del fútbol femenino: Danilo Manisse

Mesa ejecutiva del fútbol sala: Leonardo Giménez

Consejo Ejecutivo de Juveniles: Sergio Danz

Comisión Disciplinaria: Juan Diego Menghi

Comisión de Apelaciones: Hugo Lens

Cámara de Resoluciones y Disputas: Carolina Secondo

Comisión Disciplinaria sala de divisiones juveniles: Jorge Dotta (presidente)

Comisión Disciplinaria sala de divisiones juveniles: Gerardo Lorente

Comisión Disciplinaria fútbol playa, femenino y sala: Nicolás Scarella (presidente)

Comisión Disciplinaria fútbol playa, femenino y sala: Martín Frustaci

Comisión Disciplinaria fútbol playa, femenino y sala: Daniel Wildbaum

Este fue el comunicado que publicó Peñarol este lunes:

¿Qué hizo Nacional cuando se enfrentó con la AUF en 2019?

Esto que ocurre con Peñarol no es nuevo en el fútbol. Forma parte de su historia centenaria y de la polarización Nacional vs Peñarol del fútbol uruguayo.

Hace cuatro años, Nacional vivió una situación similar con el gobierno de Ignacio Alonso en la Asociación.

La diferencia con Peñarol son los caminos que eligió para protestar.

En ningún momento el club que presidía José Decurnex puso en juego el peso que tiene con tantos representantes en toda la organización.

Molesto porque entendía que era perjudicado reiteradamente por los arbitrajes, Nacional fue incrementando las medidas en contra del gobierno de la AUF hasta que decidió quitar a algunos de sus representantes más importantes: solo movió a los dirigentes en el fútbol profesional.

Mantuvo a todos en el resto de la organización y, especialmente en los tribunales.

Entendían que quitar a quienes están en los lugares de definición era perder una influencia que no estaban dispuestos a ceder en la estructura de la AUF.

Por esa razón, los tricolores solamente decidieron quitarle la confianza a Alonso y retiraron a Julián Moreno (integrante del comité ejecutivo) y a Aldo Gioia (integrante de la mesa ejecutiva de Primera división).

Además, Nacional decidió que sus delegados de Primera división (exclusivamente los de Primera) no concurrirían a las reuniones de la Liga, ni participarían en ninguna otra actividad de la AUF.

Tampoco asistieron al sorteo de la localía para las finales con Peñarol del Uruguayo 2019. Ni participaron en el sorteo del calendario de la temporada 2020, que se realizó en enero.

Pese a esas protestas, nada cambió en la estructura de la AUF, siguieron dirigiendo los mismos jueces y la estructura arbitral se mantuvo con los mismos integrantes. En ese escenario, sin que nada cambiara, aunque el club denunciaba que la AUF actuaba en su contra, al final de la temporada 2019, sin dirigentes en los cargos más importantes ni delegados en el fútbol profesional, Nacional fue campeón tras vencer en la cancha a Peñarol en dos finales en cuatro días, que estrenaron la herramienta del VAR.

Ocho meses después de las medidas de fuerza adoptada por los presididos por Decurnex, en julio 2020, sin que hubiera cambiado nada de lo que había generado su salida en noviembre 2019, Nacional volvió a ocupar sus cargos en el Comité Ejecutivo (con Eduardo Ache), en la Mesa Ejecutiva (Claudio Puig) y a las reuniones de Primera división con sus delegados (Enrique Campos, Ramiro Olmos y Juan Mailhos).

En medio de este enfrentamiento político, la SAD, el tercer grande que tiene el fútbol uruguayo (y que hoy ocupa el segundo lugar en el terreno político) espera la movida de Peñarol para definir qué pasos dar en el futuro.

Temas:

Peñarol

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar