Fin de ciclo: 15 años del FA en el poder > OPINIÓN

Quince años del Frente con el ADN de Danilo Astori

El histórico decano de Ciencias Económicas fue más influyente que Tabaré Vázquez y José Mujica; y los logros de la izquierda en el gobierno están en la mejora de economía capitalista, pero no en un avance a socialismo

Tiempo de lectura: -'

20 de febrero de 2020 a las 16:40

Frugoni lo soñó.

Quijano lo reclamó.

Arismendi, Terra, Michelini y otros, lo crearon.

Seregni lo preparó para ser gobierno.

Tabaré lo hizo crecer y lo llevó al poder.

Pepe lo abrió a otros públicos y lo popularizó.

Y Danilo Astori le imprimió “la línea” económica: fue el hombre influyente.

Marcó el rumbo, aggiornó la base programática, trazó la esencia de la política y venció la resistencia de una mayoría que reclamaba otra cosa: fue decisivo, clave para generar clima previo a la victoria, para espantar “cucos” antes, y para después, dar garantía frente a tentaciones populistas, clave para evitar barquinazos.

Influyó decisivamente: no fue presidente pero fue el más influyente en en los tres períodos de gobierno.

De los tres líderes fuertes de la izquierda de los últimos años, fue el único que no ganó la Presidencia, pero fue el que más incidió.

Pepe fue más popular, tuvo más votos, concentró más poder, pero no pudo o no supo como ejercerlo para marcar su rumbo. Danilo tuvo menos votos, fue menos querido, y tuvo menos poder político, pero marcó la línea.

En los tres gobiernos del Frente, la batuta del director cambio de mano, los “músicos” fueron rotando de lugar, pero la partitura fue siempre la misma: la que escribió el Contador.

Aunque un arco ancho de la izquierda visualiza al icónico contador como un derrotado, lo cierto es que le ganó a todos. No logró una banda presidencial, pero fue el que marcó la cancha; no habrá ganado en votos pero impuso ideas.

En el balance de la acción de gobierno del Frente Amplio, prima la línea de Astori, sin importar si el presidente era su camarada cercano, Vázquez, o su adversario interno, Mujica.

Pepe podrá exponer con orgullo los galardones de reconocimiento mundial como no ha tenido otro uruguayo, pero Astori se impuso en el balance de los 15 años de gobierno del Frente. La obra lleva el ADN de Danilo y no de Pepe.

También Astori tiene cuota de responsabilidad en la derrota, no clave, pero cuota al fin.

La izquierda volvió al rincón de la oposición, y tendrá oportunidades de reconquistar el poder y gobernar más tiempo, pero hasta ahora, todito el período del Frente en el manejo del Estado, lo que se llevó a cabo fue “la línea astorista”.

Ahí están los logros fundamentales y visibles, dejando de lado cuánto incidió “el viento de cola” internacional y cuánto la acción propia de los gobernantes.

Fue clave Astori para hacer un programa de gobierno que abarcara más electorado, fue fundamental en aprovechar condiciones externas favorables para que la bonanza se sintiera en toda la población, y en el final, también fue co-responsable de la derrota.

***

Las políticas sociales, con erráticos lineamientos, no lograron un resultado extraordinario como podía esperar la izquierda. La pobreza bajó mucho –de 39,7% a 8,1%– y no fue por “planes sociales” (que en algún caso pudieron haber tenido alguna incidencia) sino por el extraordinario crecimiento de la economía que se dio entre 2004 y 2014, simultáneo a una inflación más o menos controlada. O sea, más mérito de Astori que de Marina Arismendi.

La ampliación de cobertura de salud sí tuvo incidencia en resultado de medición de pobreza, y ahí hay un logro por fuera del eje del MEF-BCU.

Las políticas de vivienda fueron insuficientes.

La educación tuvo logros destacados como la expansión de cobertura, pero se ha deteriorado. No solo faltó la reforma educativa soñada, sino que hubo retrocesos que duelen.

Una reforma educativa, una reestructura del sistema de salud, una ampliación de beneficios para trabajadores, un retroceso en el sistema jubilatorio … los grandes logros están en la mejora económica.

***

En la pulseada ideológica sobre camino al socialismo y mejoras dentro del capitalismo, hay un claro ganador. Los intentos de planes socialistas, los que fueron icónicos como experiencias pilotos del tránsito a una sociedad diferente, fueron una frustración.

El modelo de “autogestión” impulsado por Mujica permitió salvar fuentes de trabajo “artificialmente” y no se vio como una meta a perseguir, sino como una alternativa temporal a la resignación del cierre de una firma.

El sueño de empresas sin patrones mostró la peor cara de un fábrica de vidrio que no cumplía normas laborales, que evadía aportes previsionales, y que se mantenía con dinero regalado por los venezolanos o préstamos del Estado (Inefop por ejemplo), que se daban sabiendo que no se recuperarían.

La “vela al socialismo” se apagó de la peor manera, creyendo que vale todo con tal de salvar algo insalvable, derivando dinero público. Así también se tiraron a la marchanta millones de dóláres con Alas Uruguay (donde era claro que era quemar dinero que podría ser útil en atender a los pobres).

El Plan Juntos no era un mero proyecto de construcción de viviendas sino que llevaba la esencia de una mirada socialista, con el impulso de Mujica y sus donaciones. Varias familias se beneficiaron y eso es bueno para esa gente, pero no tuvo más impacto que cualquier plan chico de viviendas en otros gobiernos.

De alguna manera, a diferencia con lo ocurrido en otros países de la región que fueron gobernados por izquierda, los logros más destacados se vinculan al “capitalismo” (inyección fuerte de inversión privada en 2004-2014 y actual de UPM2) y al “consumismo” (incremento de ingresos reales volcados a consumo, que junto a “dólar barato” fue a importados y a más viajes al exterior), y no al “socialismo” (ensayos de autogestión) ni a la “solidaridad” (Plan Juntos).

Es una paradoja: el “nuevo uruguayo” le ganó a “el compañero”.

***

Entonces, ¿Astori es el ganador real? No tanto: los logros en el rumbo fijado contrastan con un fracaso de proyecto político.

Fundador del Frente en 1971, referente histórico de la izquierda en materia económica, elegido como sucesor por el general Seregni, fue relegado luego por Tabaré y después por Mujica.

Tampoco supo construir poder político para eregirse como candidato en 2014, y Vázquez tuvo que volver, porque Astori no supo construir organización política.

Creó un grupo, Asamblea Uruguay y luego tuvo apoyos para edificar el Frente Líber Seregni, pero no era sector ni corriente estructurada para perdurar: escasa vida orgánica, baja militancia y nula proyección hacia delante.

Tabaré se fue de su partido y no creó otro, pero construía poder. Pepe hace política en la calle, en la plaza, en los caminos de pueblos, en los recovecos de ferias; arma redes anchas, genera mística, abre espacios a jóvenes, derrocha política.

Al fin del ciclo, Danilo retuvo su banca en el Senado por “voto de opinión” pero fue quedando solo, tras sucesivos abandonos.

El Frente no ha sido agradecido ni generoso (incluso respetuoso en ocasiones) con el histórico decano de Ciencias Económicas, antes y después de la dictadura, pero Danilo no supo construir política y eso no solo importaba por él, sino también por la consolidación de una corriente socialdemócrata-socialcristiana fuerte dentro del FA. Es una paradoja dada su gran capacidad para haber marcado el rumbo de tres gobiernos seguidos.

Abre una nueva puerta ahora en el Senado, mientas que en el cierre del ciclo frenteamplista en el gobierno, Astori se despide como el más influyente de todos. El gobierno de la izquierda llevó su ADN.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...